Labor altruista: Un colombiano nuevo jefe de Protección Civil de Soller

12/02/2015

Un colombiano nuevo jefe de Protección Civil de Soller

Las virtudes de voluntariado las exportó desde Colombia a uno de los municipios más turísticos de la Isla

Nació en una de las ciudades por excelencia cafeteras de Colombia, Pereira. Por invitación de un primo suyo llegó a España en el 2008, un año más tarde se radica en Soller, municipio mallorquín del que confiesa haberse enamorado. La adaptación, dice, ha sido muy fácil y agradece la acogida de los habitantes de este pueblo situado en la costa noroeste de la Isla.

Jhon Jairo Hurtado Mesa, comenzó a trabajar en varios oficios, sin embargo en sus tiempos libres, afirma que una de las vocaciones que siempre ha llevado consigo es la labor de voluntariado. Rememora sus tiempos en la Red de Apoyo del Café y ya afincado en Soller no dudó en inscribirse a Protección Civil del municipio una vez superadas las pruebas que se requieren para los servicios que iba a realizar.

Con el transcurrir de estos siete años a Jhon Jairo lo identificaban por sus buenas acciones e intervenciones en esta labor de voluntariado. Y precisamente, la recompensa no tuvo que esperar demasiado. La confianza llegó a su máximo esplendor con el reciente nombramiento como jefe  de este cuerpo de seguridad. El alcalde de Soller, Carlos Simarro, y el anterior jefe de Protección Civil encontraron en este colombiano las virtudes necesarias para entregarle las llaves de la responsabilidad de la seguridad de Soller en tareas de protección y la asistencia para todos los ciudadanos ante cualquier tipo de desastre o accidente que se presente.  

La organización internacional de Protección Civil nacida el 12 de agosto de 1949 en el Tratado de Ginebra demanda que sus componentes reúnan todas las cualidades exigidas para cualquier tipo intervención en desastres, y máxime las cabezas visibles.  En este sentido, Jhon Jairo,  reconoce que al comienzo fue difícil la integración por su condición de foráneo y admite estar dispuesto a asumir uno de los retos más satisfactorios que le vida le ha puesto en otro país.

Cuando se enteró de la noticia reconoce que sintió alegría, pero puntualiza que “cuando las cosas se hacen bien los resultados tienen que reflejarse en este tipo de hechos”.  Estas palabras las confirma el alcalde Simarro al ser preguntado por la decisión del nombramiento explayándose en elogios hacia John Jairo: “en su país tiene unas credenciales estupendas y aquí ha demostrado capacidad de organización y liderazgo”.

El alcalde agregó que este sector requiere un trato especial,  se trata de gente que deja su familia, su gente, su tiempo libre para ayudar altruistamente a estar en los momentos que se necesiten. En medio de la broma pero con un tono de convencimiento añade que Jhon “parece salido de un belén por el ejemplo que ha dado hasta el momento, estamos seguros que en los momentos de emergencias ayudará a sus conciudadanos de Soller, no importa que no sea nacido en el municipio, lo que vale es que reside aquí y es uno más de los nuestros”.

Simarro dijo que el trabajo de voluntariado en Protección Civil debe ser reconocido porque tiene la P, no propiamente de recibir un pago a cambio sino de estar sorteando muchas situaciones en las que se encuentran todo tipo de problemas

Soller es un municipio en el habitan alrededor de 2.800 ciudadanos extranjeros, las nacionalidades que predominan son los alemanes, franceses e ingleses, colombianos, argentinos y ecuatorianos.

 

Trayectoria

Las cualidades del nuevo Jefe de Protección Civil de Soller las exportó de su país. Tiene un currículo de reconocimientos por su labor de voluntariado. Ha recibido un diploma al mérito del Ministerio de Defensa de Colombia y reconocimientos de la Alcaldía de Pereira y de la Policía Nacional. Agradece la formación como escolta que recibió en Frisby, una reconocida empresa de Pollos de su país.

Dentro de las intervenciones que llegaron a feliz puerto de su trabajo en Soller recuerda el rescate de un grupo de personas que quedaron atrapadas por la nieve en la montaña y otra en la que encontraron con vida a una anciana de 80 años que llevaba dos días pérdida en el monte.

Admite que el trago amargo del voluntariado se centra en la impotencia que se siente al no  poder hacer nada cuando la naturaleza se destruye. Recapitula casos de incendios forestales en los que poco se ha podido hacer, especialmente le duele cuando son ocasionados por manos que atentan contra el medio ambiente.

Jhon Jairo Hurtado Mesa, envían un mensaje a sus compatriotas para que se vinculen a la labor de voluntariado para concluir diciendo que es un “detalle añadido a favor que deja muy en alto el nombre Colombia en el extranjero”. 

Compartir esta noticia:    



Baleares Sin fronteras (+34) 971 720 860 (+34) 655 207 019