No es lo mismo un inmigrante que un extranjero, los estereotipos de acuerdo a la procedencia de la persona

21/09/2018

Se menciona la nacionalidad cuando el presunto delincuente es de otro país, pero si el que delinque es nativo, en la mayoría de ocasiones se omite la procedencia.
Redacción BSF
La forma en que se envían los mensajes a través de los medios de comunicación influye, sin lugar a dudas, en la estigmatización de determinados colectivos. Y es que para Meritxell Esquirol en la denominación “inmigrante” aún recae un San Benito.
Doctorada en comunicación social, Esquirol coordina actualmente el proyecto Forum, Comunicación y Ciudadanía que promueve Enginyeria Sense Fronteres. En varias conferencias ha incidido en el factor diferencial.
Ejemplos cotidianos como las noticias que se refieren a un alemán o inglés, cuyo sinónimo es “extranjero”, incluso residiendo en España, mientras que a los africanos sudamericanos se les identifica genéricamente con el término inmigrante.
Esta situación es propiciada, a criterio de esta barcelonesa residente hace nueve años en Mallorca, por la deficiente comunicación intercultural que marca unos estereotipos negativos. Y se pregunta: “¿Por qué esa forma de diferenciar a unos y otros?, estoy segura que la inmensa mayoría de sudamericanos y africanos pagan sus impuestos y cotizan a la Seguridad Social lo que les hace participes directos en el desarrollo de una sociedad”.
En la España actual, agrega, a la diversidad cultural se le asocia con el folclor o las noticias de delincuencia. Desde su perspectiva los encargados de redactar una noticia tienen la tendencia de mencionar la nacionalidad cuando el presunto delincuente es de otro país, pero si el que delinque es nativo, en la mayoría de ocasiones se omite la procedencia.
Uno de los objetivos del proyecto Fórum Comunicación consiste en empezar a trabajar por el cambio social. Es en los escenarios mediáticos desde donde muy a menudo se naturalizan las situaciones de desigualdad social y de género asociadas con la diversidad cultural y con la división Norte-Sur del planeta.
En el informe del proyecto se matiza en que existe una sociedad, protagonizada principalmente por personas blancas, occidentales, y de clase acomodada. En esa línea, se promueve una cultura del consumo que no es responsable con los recursos humanos, naturales y económicos.
Por todo ello, desde esta proyecto liderada por Enginyeria Sense Fronteres se advierte sobre la necesidad hacer una mirada crítica hacia las lógicas de representación y las rutinas informativas, y en ese sentido, es fundamental construir una ciudadanía crítica, que pueda adquirir un vocabulario propio, que al mismo tiempo, deslegitime los valores que se promueven desde los ejercicios comunicativos irresponsables, y que sea capaz de contestar y crear debates, y construirse una opinión personal y ejercicios comunicativos responsables.
Recomendaciones para una responsable comunicación intercultural
Desde el Fórum de Comunicación se elaboró un documento dirigido a la prensa de ámbito local y a los gabinetes de comunicación de la administración pública, que tiene por objetivo facilitar e impulsar la construcción de una agenda mediática e institucional intercultural.
Este documento ha sido fruto de un trabajo colectivo entre entidades, personas migradas, representantes de algunos medios y de la administración pública en el marco de diferentes jornadas y grupos de trabajo. Se trata de un documento creado desde las personas para las personas, abierto a las necesidades que la realidad social demande, y que se prevé ir trabajando con más colectivos.
El documento evidencia la necesidad de trabajar por una comunicación intercultural para construir y promocionar desde los discursos cotidianos e institucionales un concepto de ciudadanía responsable y compleja. En este sentido, los medios tienen un papel principal como impulsores de una transformación social que permita conocer y relacionar la realidad tal y como es.
En el documento, el Fórum recomienda “huir de los prejuicios socioculturales que condicionan la manera como analizamos la realidad, y no abusando de los estereotipos a la hora de describir la diversidad”.
Las recomendaciones que presentaron apuestan por una comunicación intercultural que preste atención a los intereses de todas las personas que forman parte de la realidad social, entienda que el cambio social no es sinónimo de conflicto y sepa dar voz, y así equilibrar, la participación social de la diversidad.


Cabe recordar que el documento tiene un carácter progresivo. Se irán ampliando las temáticas a trabajar, así como también se prevé un trabajo más específico con colectivos y personas que han sufrido el peso de los principios de exclusión social por cuestión de clase, género y cultura. De este modo, el anexo de la autoría se irá ampliando a medida que el documento crezca.
El proceso participativo que ha dado pie a la confección de este documento ha sido protagonizado por más de 40 personas vinculadas a entidades y sectores de la administración pública. Ha sido coordinado por el proyecte Foro Comunicación, Educación y Ciudadanía impulsado por Ingeniería Sin Fronteras de las Islas Baleares, financiado por Dirección general de Cooperación de las Islas Baleares, y en colaboración con el área de Igualdad, Juventud y Derechos Cívicos del Ayuntamiento de Palma en su estrategia “Stop Racismo”

Compartir esta noticia:    



Baleares Sin fronteras (+34) 971 720 860 (+34) 655 207 019