La denegación de embarque por extinción de la tarjeta de residencia

11/05/2015

En España, para disfrutar de una autorización de residencia, no sólo basta con cumplir los requisitos para su obtención, mantenimiento y renovación. Además, hay que vivir de forma regular y las salidas que pueden hacerse del país no pueden superar cierto tiempo si no queremos encontrarnos con un problema serio de extinción de la residencia.
Los supuestos que se pueden dar son diferentes según la tarjeta de residencia que se tenga.
El caso de tarjetas temporales, la residencia se extingue cuando se está fuera de España más de seis meses en el periodo de un año.
En el caso de las tarjetas de larga duración el plazo se alarga a un año de forma continuada fuera de la Unión Europea y en el caso de las tarjetas comunitarias permanentes hasta dos años.
Puede ocurrir que aunque no se cumpla con estos periodos establecidos, no se tenga ningún tipo de problema y la situación siga normal.
Lo que si puede ocurrir es que se produzca la denegación de embarque por parte de la compañía aérea, la cual se percata de que pudiéramos estar dentro de uno de estos supuestos de extinción y decide no dejar que tomemos el vuelo justo en el momento en el que ya estamos embarcando.
Hace ya tiempo que pesa sobre las compañías aéreas que vuelan a la UE la obligación de correr con los gastos de devolución o retorno de los extranjeros a los que se les deniega la entrada en España. Y desde entonces, se cuidan mucho de asegurarse de que sus viajeros realmente cumplen los requisitos de entrada y no se les va a denegar la entrada a España.
En los viajes en los que el extranjero dispone de billete de ida y vuelta no existe mucho problema. El viajero ya ha pagado su traslado a España y su retorno al país de origen y si la denegación de entrada se produce, la devolución puede hacerse con cargo a ese billete de vuelta pagado previamente.
Pero el extranjero que dispone de autorización de residencia en vigor y que vuelve a España, normalmente no compra un billete de vuelta y, dado que el personal de embarque conoce que existen determinados casos de extinción de tarjetas por estar fuera de España y que, en teoría, podría existir un problema a la hora de entrar nuevamente al país, deciden aplicar un control riguroso de los extranjeros con tarjeta que vuelven a España al objeto de rechazar a aquellos sobre los que exista riesgo de denegación de entrada por haberse extinguido su residencia mientras estaban en su país de origen.
Finalmente destacar  que aunque se haya embarcado puede ocurrir que no se logre entrar en España, porque la autoridad de frontera llegue a tener conocimiento de la situación.
Por lo tanto, recomiendo que los extranjeros que puedan encontrarse en dicha situación, sean prevenidos y respeten los plazos que como máximo pueden estar fuera del país en función de la autorización de residencia que cada uno posea, y así poder conservar el permiso obtenido.


Aina Martorell Sabater.
Abogada, Colegiada nº 5497 ICAIB.
Telf: 699-51-90-64 / 971-66-60-54
Despacho: PalmAbogados.
Calle Josep Tous i Ferrer, nº 3 2º-1ª

Compartir esta noticia:    



Baleares Sin fronteras (+34) 971 720 860 (+34) 655 207 019