Un argentino ingeniero de telecomunicaciones al frente de las infraestructuras y accesibilidad en el Ayuntamiento de Palma

24/07/2015

Por Juan Pablo Blanco A

 

El responsable del área dice que sigue siendo un ciudadano de a pie y la diferencia la marcará por servir a los ciudadanos de la Capital Balearde la mejor manera

 

Para Rodrigo Andrés Romero, nacido en Córdoba, Argentina, uno de sus primeros retos al frente de la regiduría de Infraestructuras y Accesibilidad del Ayuntamiento de Palma es llegar a los barrios olvidados de la ciudad. En su concepto, en legislaturas anteriores se ha trabajado en las zonas turísticas de la ciudad descuidando barriadas populares que abarcan desde las Avenidas y Vía de Cintura.

En todos estos años, no duda en decir que Son Gotleu es una de las barriadas más abandonadas y en esa línea en este corto tiempo que lleva al frente del cargo se han llevado brigadas de limpieza de servicio exprés,  además, agrega que la señalización de las calles son muy deficientes a lo que se suma las quejas vecinales sobre la carente iluminación de varias zonas de este popular sector palmesano.

El regidor del consistorio añade que se incrementará el nivel de luminosidad, pero en ese sentido considera que el dialogo con los vecinos es fundamental para valorar las carencias de los barrios.

En este primer mes desde que asumió el cargo de regidor, Romero también se ha encontrado con problemas como las quejas sobre ruidos, la suciedad en las calles, las farolas en mal estado y las estreches de las aceras pequeñas y poco accesibles. “Las aceras deben ser de fácil acceso para los transeúntes, en mi caso como ciudadano lo he notado, y por eso el gran desafío es que Palma sea una ciudad accesible para todos”.

Acerca del controvertido de la normativa de las terrazas  en los locales de Es Born manifestó que “muchas veces se invaden las aceras y a las personas con o sin discapacidad se les dificulta el desplazamiento”.

Desde el punto de vista de Romero, el caso de Es Born, a su criterio “existe una ocupación excesiva, ese espacio debe ser de la ciudadanía. Esas mismas terrazas se pueden ubicar en las calles laterales u ordenar de otra manera, sin embargo, es un tema que vamos a hablarlo con los restauradores y vecinos para llegar a un consenso, sin que ello implique perjudicar a ninguna de las partes”.

Otra de las prioridades es acondicionar Polideportivo de la barriada de Virgen Llluc, donde se ha limpiado, además de estar pendientes de ahora en delante de todas las peticiones de los residentes inconformes con la dejadez del anterior gobierno.

Nada más asumir el cargo, Rodrigo Romero se propuso trabajar cerca del ciudadano. “Hasta hace muy poco no era regidor y como ciudadano me molestaba ver algunas zonas descuidadas”, ahora con esta oportunidad que se le presenta, añade que “con cámara en mano tomó fotografías, apunto la ubicación y las envío a los técnicos para tomar los correctivos de rigor. Invito a que los vecinos hagan lo mismo”.

Ingeniero en telecomunicaciones

Encaja perfectamente con el cargo de responsabilidad que ostenta hoy por día. Haciendo una retrospectiva de su experiencia, rememora su trabajo para una reconocida empresa en licitaciones públicas y todo tipo de concursos de para instalaciones de electricidad.

La trayectoria de Rodrigo Andrés comenzó en su país natal, Argentina, donde terminó sus estudios. Ganó una beca del Politécnico de Turín en el área de foto nica, que se le otorgaba por concurso a los mejores ingenieros de Latinoamérica. Al finalizar esta experiencia académica viajó a Mallorca a pasar unas vacaciones en donde se quedó finalmente.

Como inmigrante se ha integrado plenamente a la sociedad mallorquina, su esposa con la que tiene una niña de 7 meses, es mallorquina, algo que le ha facilitado su proceso de acoplamiento a la Isla.

Un tema no ajeno a su opinión va ligado con el tema migratorio, y en esa línea defiende el aporte de riqueza de los llegados de afuera. “En algunos países no está bien visto, pero admito que mi país se ha enriquecido culturalmente gracias a la inmigración, lo mismo sucede en España. Soy inmigrante y las empresas donde he trabajado han mostrado un alto grado de satisfacción por el nivel profesional aprendido en Argentina”.

En esta nueva etapa de su vida, Rodrigo Andrés se muestra seguro ante este gran reto. “Estaré del lado de los ciudadanos prestándoles un servicio, días atrás estuve en una fiesta de Son Cladera y me decían que era la primera vez que un regidor asistía”.

Sobre el sentido de pertenencia de los mallorquines a su tierra se muestra sorprendido que no le pregunten por su país de origen al escucharle su acento, “me sorprende que no me lo pregunten, asumen que soy un ciudadano más y me siento gratificado por ello ya que demuestra el alto grado de integración a Mallorca”.

Compartir esta noticia:    



Baleares Sin fronteras (+34) 971 720 860 (+34) 655 207 019