En las tragedias debemos remar en la misma dirección

28/04/2016

Sentimientos de impotencia producen lamentables hechos como los ocurridos en Ecuador, donde la furia de la madre naturaleza cegó la vida de 650 personas y arrasó con una gran parte de ciudades costeras. Miles de heridos y damnificados, y un largo camino por recorrer para la reconstrucción que costará, según el Presidente, Rafael Correa, tres mil millones de dólares.

Hoy más que nunca es necesario la unión de todos los ecuatorianos, independientemente del color político, creencias y estratos sociales. Todas las iniciativas serán bien recibidas, siempre y cuando sean destinadas para los fines sociales de ayuda. En Mallorca, el consulado ha recibido órdenes de la Embajada, tal y como ha sucedido con el resto de jurisdicciones, de canalizar todo tipo de ayudas a través de un registro de donantes.

Estas directrices, explican desde Ecuador, pretende evitar que se aglomere una cantidad de donaciones que podrían resultar inservibles. De acuerdo a los comunicados que nos llegan desde la Embajada, se agradecen las muestras de solidaridad, pero todo material que sea enviado debe ser de utilidad para las familias damnificadas.

De la misma forma se ha abierto una única cuenta del Banco Santander para que las donaciones en efectivo lleguen directamente a los fondos de ayuda. Aunque resulte difícil de aceptar, no falta, en estos casos, quienes se aprovechan del dolor ajeno para provecho personal- eso ocurre en todo este tipo de casos de desgracias y en todas partes del mundo- por esa razón, el consulado de Ecuador en Palma hace un llamamiento a todos sus conciudadanos a ir por los cauces oficiales para evitar tener que lamentar.

Desde estas líneas expresamos nuestros sentimientos de solidaridad para las personas que han perdido a sus seres queridos, y a los residentes en Islas Baleares que han perdido familiares o amigos en la peor tragedia de los últimos 67 años.

Lo que se haga de ahora en adelante será poco para reparar el daño del desastre natural, no obstante, la lectura que se debe de hacer en este tipo de tragedias es que por muy difícil que nos llevemos con un compatriota no es el momento de dedicarse solo a criticar, ya habrá tiempo para analizar lo positivo y lo negativo. En estas circunstancias lo único que vale es la hermandad y la solidaridad de todos los ecuatorianos y tirar todos para adelante, remar hacia la misma dirección y reaccionar en cadena ante las situaciones difíciles que se avecinan.


Uruguay

No han sido fáciles los últimos días para los ciudadanos de ese país, a la deteriorada economía y compleja situación social, se le suma la furia de un tornado que acabó con la vida de cinco personas y dejó miles de personas sin techo en la localidad de Dolores. También las inundaciones se han cobrado la vida de otras cinco sin contar los centenares de familias damnificadas.

Uruguay también vive su propio drama, aunque la cruel realidad mide las tragedias por el número de muertos, cierto es que en las imágenes de los asentamientos humanos en polideportivos o en coliseos de gente que lo ha perdido todo hace describe el panorama difícil y el duro reto que tiene por delante el Presidente Tabaré Vásquez, que ya ha afirmado que la reparación de los daños costarán cien millones de dólares.



Compartir esta noticia:    



Baleares Sin fronteras (+34) 971 720 860 (+34) 655 207 019