Los diez errores más frecuentes en la Declaración de la Renta

28/04/2016

Desde el 6 de abril de 2016 hasta el 30 de junio es el plazo para presentar nuestra declaración de la renta 2015, desde este despacho y conjuntamente con los técnicos del Ministerio de Hacienda, recordamos que uno de cada tres borradores, no incorpora la información necesaria para beneficiarse de reducciones y deducciones.
1. Cambios familiares
Los cambios en el estado civil no suelen estar reflejados en el borrador. Tampoco las defunciones ni los nacimientos. Conviene recordar que existen deducciones que van de 1.200 a 2.400 euros en función del número de hijos. A las deducciones familiares se suma la de maternidad si la madre trabaja y tiene vástagos menores de tres años.
2. Individual o Conjunta.
A la hora de hacer la declaración de la Renta hay que elegir tributar por la opción más ventajosa para nuestra economía, aunque la AEAT haya marcado ya previamente la casilla que crea conveniente. Es decir, si estás casado debes analizar si es más beneficioso hacer la declaración de forma individual o conjunta.
Asimismo, en los casos de separación o divorcio deben reflejarse las pensiones compensatorias entre cónyuges y las anualidades por alimentos de los hijos siempre que no exista el derecho a percibir mínimos por descendientes.
3. Revisar las deducciones autonómicas
En la mayoría de los casos, las deducciones de las Comunidades Autónomas son desconocidas para los contribuyentes y pueden reportarnos importantes beneficios fiscales que perderemos si validamos con prisa el borrador

4. El fin de la deducción por alquiler no es para todos
Aunque es una de las principales novedades de este año, el adión a la deducción estatal por el alquiler de la vivienda habitual no afecta a todos los contribuyentes. Solo los ciudadanos que firmaron sus contratos a partir del 1 de enero de 2015 no podrán deducirse el alquiler este año. Además, esta deducción sigue vigente en muchas autonomías, excepto en Baleares, Murcia y La Rioja.
5. No olvidar la deducción por vivienda
En el caso de la deducción por compra de vivienda habitual, ocurre lo mismo que en el caso anterior: solo ha desaparecido para los contribuyentes que la adquirieron a partir del 1 de enero de 2013. Por ello, lo más importante es comprobar que esta deducción consta en nuestra declaración así como su importe ya asegurarnos de si existen primas por seguros de vida o incendios vinculados a las hipotecas que sumar al cálculo.
También debe revisarse que el importe de hipoteca se ha dedicado al 100% a financiar la vivienda habitual. Si se ha pedido una ampliación del crédito para otra finalidad diferente hay que ajustar el porcentaje que exclusivamente financia la inversión en la vivienda habitual para evitar una revisión de Hacienda.
6. Rendimientos del trabajo
Para los rendimientos derivados de nuestro trabajo, aconsejamos hacer los dos tipos de comprobaciones diferentes. Por un lado, pueden existir algunos ingresos que no consten en el borrador, como es el caso de los pensionistas retornados que cobran de la Seguridad Social extranjera o el referente a las empleadas del hogar.
Por otra parte, hay algunos datos que deben ser incluidos directamente por los contribuyentes. Es esta lista se incluyen las cuotas sindicales, los gastos en defensa jurídica, así como la indicación de que en situación de desempleo se ha aceptado un trabajo que haya obligado a cambiar el municipio de residencia o si se es trabajador activo discapacitado.
7. Viviendas y locales vacíos
Las viviendas y locales vacíos generan lo que se denomina imputación de rentas inmobiliarias, un presunto ingreso que se calcula en un porcentaje del valor catastral del inmueble. Por ello, hay que comprobar que estas imputaciones son correctas, ya que veces la AEAT incluye inmuebles que ya no son de nuestra propiedad o en los que vive el excónyuge.
8. No olvidar incluir las ganancias patrimoniales
Con frecuencia, los contribuyentes olvidan declarar las ganancias patrimoniales, lo que conlleve que sea la Agencia Tributaria quien las liquide después, lo que lleva aparejado su correspondiente sanción. Esto suele pasar con las ventas de inmuebles o acciones, con el Plan PIVE para compra de un vehículo o con las ayudas por adquisición de vivienda.
También hay que anotar en el borrador si se opta por la exención de las ganancias de la venta de vivienda habitual o de acciones a condición de reinvertir el importe obtenido en una nueva vivienda habitual o de acciones.
9. No dejar fuera las donaciones
Otras deducciones importantes que muchas veces no se incluyen en el borrador son las de afiliación a algún partido político o las correspondientes a donativos.
Esta omisión puede hacer perder una deducción por donativos a ONG incluidas en la Ley 49/2002, que la reforma fiscal ha incrementado a un 50% para los primeros 150 euros donados y al 27,5% para el resto de aportaciones El porcentaje puede ascender al 32,5% si la cantidad donada en 2015 y los dos años anteriores es igual o superior al del ejercicio anterior.
En cambio, la deducción será del 10% si la donación se ha realizado a fundaciones legalmente reconocidas o a asociaciones de utilidad pública distintas de las anteriores.
10. El plan de pensiones también desgrava
La gestora de nuestro Plan de Pensiones debe suministrar los datos a la Agencia Tributaria, pero es importante comprobar que las cantidades son correctas. Así, deben tenerse en cuenta las reducciones que transitoriamente se han aprobado si se rescata el plan de pensiones en forma de capital.

JOSE MARIA SANCHEZ
Técnico Tributario Col 1937
c/ Lleo XIII nº 6 Bajos Son Ferriol
Plaza San Antonio nº 13 Entresuelo Derecha
971213543 – www.tstconsulting.net Compartir esta noticia:    



Baleares Sin fronteras (+34) 971 720 860 (+34) 655 207 019