Familia Extensa: la reagrupación comunitaria de la Pareja Estable

10/06/2016

Desde el 9 de diciembre de 2015 se puede reagrupar en régimen comunitario a la Pareja Estable de un ciudadano español o miembro de un país de la Unión Europea o el Espacio Económico Europeo.

Por ello en un primero momento es necesario destacar, aunque no lo parezca, que existe una diferencia entre pareja estable o pareja de hecho.

La pareja de hecho registrada es la que está debidamente inscrita en un Registro Público de Parejas o Uniones de Hecho, ya se local o autonómico. En el caso de la pareja estable es aquella que, sin estar casados ni registrados como pareja de hecho, pueden acreditar la existencia de una relación estable y duradera.

A partir de esta diferenciación, paso a revolver algunas dudas sobre la pareja estable, pareja de hecho y la consecuencias que tiene el poder obtener una tarjeta de familiar de comunitario por ser considerado como familia extensa.

¿En qué casos podríamos reagrupar a nuestra pareja estable o pareja de hecho?
El nuevo artículo 2.bis del Reglamento Comunitario (240/2007) establece que el español o comunitario podrá reagrupar a la pareja de hecho con la que mantenga una relación estable debidamente probada, de acuerdo con el criterio establecido en el apartado 4.b) de ese artículo. A estos efectos, se considerará que se trata de una pareja estable aquella que acredite la existencia de un vínculo duradero. En todo caso, se entenderá la existencia de este vínculo si se acredita un tiempo de convivencia marital de, al menos, un año continuado, salvo que tuvieran descendencia en común, en cuyo caso bastará la acreditación de convivencia estable debidamente probada.

¿En qué casos podremos reagrupar a nuestra pareja estable?.
Veo necesario remarcar los siguientes:

Pareja formada por extranjero y español o comunitario que pueden probar que son novios desde hace años(relación duradera). La prueba es muy importante, con cualquier documento que acredite la relación, ya sean fotos, facturas en común, certificado de empadronamiento, cuentas bancarias compartidas, correos y whatsapps, etc.
1. Pareja formada por extranjero y español o comunitario que llevan más de un año conviviendo juntos. Bastará probar la existencia de la pareja y la convivencia conjunta durante ese tiempo.
2. Pareja formada por extranjero y español o comunitario que tienen un hijo en común. Ya no es necesario probar la relación duradera, sino sólamente que se trata de una pareja y tienen ese hijo en común (muchas personas que han tramitado por arraigo familiar podrían acogerse a este supuesto).
3. Matrimonio entre extranjero y español o comunitario celebrado fuera de España. El hecho de estar casado en el extranjero es un elemento importantísimo para acreditar la existencia de una relación estable, pero ojo, la norma establece que debe ser estable y “duradera”, por lo que es importante que ese matrimonio se haya celebrado hace tiempo o bien podamos acreditar la antigüedad de la relación antes del matrimonio.

Pueden darse más casos de los descritos anteriormente, pero en todo caso es necesario acreditar con documentos esa relación estable y duradera.

La norma no exige necesariamente la convivencia previa en común de la pareja. Si bien, al momento de pedir la tarjeta comunitaria en España será obligatorio el empadronamiento conjunto.
Aunque la norma no exige vivir a cargo del familiar español o comunitario, a la hora de solicitar la tarjeta comunitaria será obligatoria la presentación de medios de vida y seguro médico.
En el caso de que la pareja estable se encuentre fuera de España, la entrada se hará en condición de familiar de ciudadano de la UE. Si el extranjero es de un país al que se le exige visado para estancias de corta duración, deberá solicitar antes el Visado de Régimen Comunitario acreditando estos extremos. Si el extranjero puede entrar en España sin visado de corta duración, podrá hacer la entrada directamente, pero siempre portando los documentos que acreditan su condición de familiar (por pareja estable) de un español o comunitario residente en España.


Es necesario hacer referencia al tratamiento que da nuestra Comunidad Autonóma a las Parejas de Hecho. En nuestras Islas tenemos una propia Ley de Parejas de Hecho que regula las consecuencias jurídicas de las mismas, y además incorpora un registro especifico para inscribirse como tal, siempre que se cumplan unas determinadas características, como es que una de las partes haya residido en Baleares durante más de diez años. En este caso, es importante remarcar, que las parejas inscritas en este registro, ya podían obtener la tarjeta de familiar de comunitario antes de la reforma mencionada.
Con dicha reforma lo que se pretende es dar esa residencia a las parejas de Españoles que no están casados ni inscritos como pareja de hecho, pero si pueden demostrar que han tenido y tienen una relación sentimental.



Aina Martorell Sabater.
Abogada, Colegiada nº 5497 ICAIB.
Telf: 699-51-90-64 / 971-66-60-54
Despacho: PalmAbogados.
Calle Josep Tous i Ferrer nº 3, 2º-1ª(Palma)
Compartir esta noticia:    



Baleares Sin fronteras (+34) 971 720 860 (+34) 655 207 019