“La sensación desde la Isla de Ibiza es la de un abandono por parte de la Administración en materia de Extranjería”

28/07/2016

Hace muchos años, ya casi diez años, desde este periódico denunciábamos la precaria situación de la Administración de Extranjería en Ibiza y Formentera, tras muchas quejas del tejido asociativo inmigrante de Ibiza, en concreto de la Plataforma para la Inmigración, tras muchas quejas editadas y publicadas por este periódico, y después de muchos recursos judiciales ganados contra la Administración de Extranjería en Ibiza, se consiguió que desde Palma y concretamente desde la Delegación de Gobierno en Baleares, se tomase la acertada decisión de crear la Oficina de Extranjería en Ibiza, la cual se radicó en la Dirección Insular de Ibiza.
Junto con la creación de dicha Oficina de Extranjería, se estableció una dotación de personal y de medios que de algún modo garantizaban un adecuado tratamiento a los ciudadanos extranjeros residentes en Ibiza.
Hasta ese momento la encargada de la Extranjería en Ibiza era la Secretaria de la Dirección Insular de Ibiza, y el último responsable de Ibiza era el Director Insular, pero realmente el último responsable era la Delegación de Gobierno en Baleares y su Oficina de Extranjería, muy lejos de Ibiza. Con la creación de la Oficina de Extranjería de Ibiza se creó el puesto de Jefa de Extranjería en Ibiza, puesto que fue encomendado a Doña, Mar Sánchez, y a su vez se llegaron a poner tres personas al frente de dicha Oficina.
Todo esto ocurrió ya hace muchos años, y hay que reconocer que aunque los comienzos fueron difíciles, con el tiempo el trabajo realizado ha tenido sus frutos, y la organización de la Oficina de Ibiza ha llegado a estar en un buen momento gracias a la labor de la Jefa de Extranjería.
Se va la jefa
El otro día, cuando fui a Ibiza, me encontré con la noticia de que la Jefa de Extranjería se marcha, que ha pedido salir de allí e irse a otra administración, lo cual me produjo una gran pena, porque la consecuencia de ello es que la Oficina de Extranjería se va a quedar coja y sin una persona que ha conseguido establecer un orden y una estructura que antes no había.
Entiendo que los motivos que han provocado dicha salida pueden ser muy variados, incluso de índole personal, pero por mi experiencia en Ibiza tengo que decir que desde Palma y su Delegación de Gobierno, en cierto modo, se está empujando a que esto ocurra. Ya se han marchado personas muy validas de la Oficina de Extranjería en Ibiza, y siempre los motivos han sido de poca incentivación, de establecer unas normas desde Palma que en muchas ocasiones no se cumplían en la propia Oficina de Palma, muchas veces se ha utilizado la Oficina de Ibiza como conejillo de indias para probar nuevas cosas, lo que conlleva muchas veces desajustes y decisiones que se tienen que adoptar desde Ibiza, con las que los propis funcionarios de Ibiza no están de acuerdo. No solo es la insularidad lo que ha hecho que se vayan las personas de la Oficina ya que en algún caso los propios funcionarios piden traslado dentro de la propia isla de Ibiza.
He sabido también que en bastantes ocasiones se han obligado a adoptar criterios por parte de esa Oficina con lo que se estaba en desacuerdo, aún así debían dar la cara y mantener una postura que ha llegado a generar perjuicios para el administrado. La realidad es que no se ha dotado a dicha Oficina de una independencia que quizá hubiese generado una mejor predisposición a la hora de trabajar en una línea más adecuada para todos.
Abandonados
La sensación desde la Isla de Ibiza es la de un abandono por parte de la Administración en materia de Extranjería, si hace unos años esa sensación era de los propios administrados, ahora lo es de los funcionarios de la Oficia de Ibiza, que se sienten en muchos casos olvidados y relegados, hasta el punto que no hace mucho era un sola persona la que estaba trabajando en Ibiza, debido a las bajas y a la falta de personal, con lo que ello conlleva para los usuarios.
Ahora, cuando se materialice la salida de Doña Mar Sánchez de la Oficina de Ibiza, no sabemos cómo quedará y en qué afectará al funcionamiento, lo que está claro es que no va a ser beneficioso para la comunidad inmigrante residente en Ibiza.
Lo único que sabemos es que las riendas de dicha Oficina serán asumidas provisionalmente desde Palma, con lo que volveremos unos cuantos años atrás y todo lo ganado y adelantado en estos años se habrá perdido; El trabajo de todos los que pasaron por esa Oficina de Ibiza habrá quedado en un simple parche de unos años que ha servido para tranquilizar a la sociedad inmigrante y a su tejido asociativo, y la responsabilidad de todo esto será exclusivamente de la Delegación del Gobierno en Baleares, que no dota de medios ni de personal a una Oficina que atiende a un número importante de ciudadanos inmigrantes con muchas necesidades.
No quiero dejar de concluir este artículo con una mención de afecto a Doña Mar Sánchez, que aunque tuvimos quizá algunos desacuerdos en la forma de actuar de unos y otros, debemos entender que siempre ha sido desde el terreno de la profesionalidad. Es de ensalzar que ella ha sido la única que ha conseguido poner orden en Ibiza en materia de Extranjería y que siempre ha realizado su labor desde los criterios de la Administración, como no podría ser de otra forma. Y tengo que decir que solo le puedo desear lo mejor a una persona que, con los medios que ha tenido, ha realizado una ardua labor con rigurosidad y con eficacia. Mar Sanchez, hiciste que llegase a parecer una Oficina de Extranjería, enhorabuena y toda la suerte del mundo.

Fdo. Igor Valiente Compartir esta noticia:    



Baleares Sin fronteras (+34) 971 720 860 (+34) 655 207 019