Que las promesas electorales se hagan realidad este 2017

10/01/2017

Solo algo pedirle a los Reyes Magos en este 2017. Lo que se debe implorar a la dirigencia política de este país y de los demás puntos de la geografía universal es que gobiernen con responsabilidad social, administren equitativamente los presupuestos y la balanza no la inclinen hacia un solo lado de acuerdo a sus tendencias o corrientes ideológicas, gustos personales- muchos de ellos salidos del contexto de la realidad- y siendo especialmente prácticos a la hora de ejecutar para el bienestar común, muchas veces imperan los caprichos y las disputas partidistas sobre el sentido común y la lógica de cómo hacer las cosas bien.
Si la gente estaba cansada de las promesas incumplidas de los políticos y las riñas diarias entre unos y otros, dignos invitados de Sálvame, estoy seguro que el año pasado se batió el record. Nuestros dirigentes estuvieron de los 365 días, casi todos ellos, tirándose los trastos a la cabeza, arreglando el tejado del vecino sin mirar el propio, incluso, siendo objeto de mofas, memes y un sin número de artículos de prensa convirtiéndose en carne de cañón de los más connotados editorialistas de este país de varias tendencias ideológicas.
Empleando términos futbolísticos, el centrocampista de creación, el que se echa el equipo al hombro, ese líder encargado de proponer y originar ideas, ha desaparecido. Otrora, recuerdo, en la política emergían dirigentes con propuestas sociales, arriesgados y sin ningún temor por lanzarse a la aventura de ejecutar para el bienestar ciudadano.
Hoy por hoy, esos líderes han desaparecido, y los que intentan surgir son absorbidos por la libido del sistema o por encontrar encarnizados enemigos no sólo en la otra orilla, sino en su propio terruño. Es difícil que un país en esas circunstancias salga adelante y mucho menos que sus ciudadanos recuperen la credibilidad, a partir de esta descripción generalizada es que el absentismo sea el común denominador en épocas electorales.
Y aunque parezca un pequeño detalle, como si fuera poco, cuando un o una política se aferra a su puesto, se rodea en muchos casos de asesores o cargos que entorpecen durante una legislatura todo lo que se les cruza por el camino, el eterno problema de los mandos medios y de delegar sobre personas incompetentes y de poca visión que en lugar de hacer parte a la solución de una situación se convierten en un factor añadido al problema, no lo generalizo pero sí es algo que comúnmente se suele percibir en el ámbito político en todas los lugares del planeta.
Esperemos que en esta Comunidad Autónoma, quienes tienen la responsabilidad de defender los intereses de la ciudadanía y de propugnar por la igualdad y el equilibrio de políticas sociales saquen a relucir lo propuesto en época electoral. No es factible que todo lo propuesto se convierta en realidad, pues es bien sabido que para aprobar algunos proyectos se debe contar con el beneplácito del adversario político. Sin embargo, existen áreas de un gobierno encaminadas a ofrecer a la ciudadanía una mejora en calidad de vida, bien sea en lo social, salud, educativa, infraestructuras y un largo etcétera.
Infortunadamente en el 90% de los casos no se cumple lo que se dice, y en época electoral el votante no asume el deber democrático del derecho al voto. La pescadilla que se muerde la cola. Esperemos que en este nuevo año, algo cambie, y los ciudadanos de a pie y las empresas pequeñas y medianas realmente encuentren políticas sociales basadas en igualdad de oportunidades, además de velar por muchas familias azotadas por el desempleo que rozan la exclusión social. ¡Benvingut!, ¡Bienvenido 2017! Compartir esta noticia:    



Baleares Sin fronteras (+34) 971 720 860 (+34) 655 207 019