ONGS rechazan contenido de un programa sobre prostitución emitido en IB3

13/03/2015

Tras visionar el programa “Crònica 112” las entidades que conforman el GEPIB (Grup d’estudi de la prostitució a les Illes Balears) manifestaron  su inconformidad por el contenido del reportaje emitido el pasado jueves 26 de febrero.

Las organizaciones expresan la relevancia del enfoque de las informaciones sobre las personas que ejercen la prostitución, un colectivo en situación de exclusión y de gran vulnerabilidad frente a los prejuicios sociales y los estereotipos estigmatizantes.

En el reportaje, dice el comunicado de GEPIB, aparecen imágenes de archivo de personas que entonces se encontraban en situación de prostitución. Al volver a emitir imágenes grabadas en la calle hace años puede provocarles un daño irreparable, pues con el tiempo, muchas de ellas han dejado el ejercicio de la prostitución.

Agregan  que no es posible analizar la prostitución sin ofrecer datos sobre los clientes. Es imprescindible visibilizar el rol del hombre, no únicamente centrar la narración en las mujeres que ejercen.

Las organizaciones sociales, en el escrito rechazan los comentarios que el presentador de este espacio realiza cuando se refiere al colectivo, sin respeto alguno a las personas que aparecían en el espacio televisivo, considerando que este prisma sensacionalista perpetúa el estigma social que padece quien ejerce la prostitución. En todo momento se insinúa que la zona mejoraría si desaparecieran, dejando de lado el hecho de que es allí donde residen.
Del mismo modo, señalan, el reportaje no aporta claridad alguna a la realidad de la prostitución, ni profundiza en ella, sin hacer referencia alguna a los condicionantes sociales de estas personas, como tampoco a las coacciones que padecen ni a la coyuntura social predominante, que ha provocado que algunas mujeres se hayan visto obligadas a volver al ejercicio de la prostitución. Además, se han incluido declaraciones de alguna de las entidades en un contexto que no fomenta el entendimiento de la compleja realidad que trataba.
Finalmente, el GEPIB recuerda la existencia de una Guía de buenas prácticas informativas sobre prostitución, elaborada por este grupo: Casal Petit, Fundación Amaranta, IB Dona, Metges del Món, Observatori Municipal de Palma, Pacte Palma y la Universitat de les Illes Balears, con el apoyo del Sindicat de Periodistes de les Illes Balears, siendo la autora del mismo la periodista María Fuster. Consideramos que, tras la publicación de estas informaciones, cobra vigencia la importancia de las recomendaciones incluidas en la guía.  
Recomendaciones
El GEPIB pone de manifiesto una serie de procedimientos que se utilizaron en la elaboración del programa. Y en ese sentido dicen que la principal fuente de información fue  la policía local, lo que puede potenciar la sensación de criminalización del colectivo.
A pesar de que la asociación Casal Petit, que asiste a las personas que ejercen la prostitución, también aparece, el peso del reportaje recae sobre los testigos de la policía, los vecinos -que se tendrían que evitar si sólo repiten estereotipos, como pasa en muchos casos del programa-, algunos clientes de prostitución (sin nombrar su condición) y Catalina Cirer, que habla de la reforma integral del barrio.
Sería deseable escuchar el testimonio de mujeres que ejercen, a pesar de las dificultades que supone conseguir que quieran hablar. Por ello hay que hacer un trabajo previo para conseguir obtener la confianza de estas mujeres. 

El único dato que se aporta son las 700 mujeres que ejercen y las 70 de la puerta de Sant Antoni. Se menciona que ha bajado la prostitución en calle, pero no sé explica por qué. Tampoco se hace referencia a que actualmente la mayor parte de la prostitución se lleva a cabo a los pisos. Según la XADPEP (red de atención de personas que ejercen la prostitución), la mayoría de las mujeres, concretamente un 76%, se prostituye en espacios cerrados.

Compartir esta noticia:    



Baleares Sin fronteras (+34) 971 720 860 (+34) 655 207 019