La importancia de los tiempos en la renovación de la tarjeta de residencia

13/03/2015

Cuando falta poco tiempo para que caduque la tarjeta de residencia, sea de la tipología que sea, es cuando entran las dudas sobre cómo proceder a la renovación y sobretodo el saber qué requisitos se deben cumplir esta vez y la documentación necesaria para proceder a solicitar la renovación.
Se debe tener en cuenta que los requisitos y el procedimiento son distintos dependiendo tanto del tipo de residencia que se renueva como también cuantas veces se ha renovado con anterioridad.
Algo muy importante que se debe tener en cuenta en todos los casos, independientemente del tipo de tarjeta-permiso que se tenga, son los plazos con los que cada uno cuenta para llevar a cabo la solicitud de la renovación.
La normativa establece que la renovación se debe realizar dentro de los 60 días inmediatamente anteriores a la fecha de caducidad de la tarjeta. Pero es necesario indicar que en la práctica y en muchas ocasiones, en la oficina de extranjería, no le dejaran renovar la tarjeta hasta que se haya caducado la misma.
Por lo tanto, y después de la observación indicada con anterioridad, seguro que surge la duda, ¿y cuanto tiempo tengo para renovar una vez que haya caducado la tarjeta? En la práctica se concede hasta un plazo máximo de tres meses para proceder a la renovación de la misma, desde la fecha en que caducó.
Por todo ello, es muy importante tener en cuenta la fecha de caducidad de la tarjeta, y tener claro cuando debemos renovarla, ya que si no se hace se pierde el permiso de residencia, y si se tiene, el de trabajo el tema se complica aún peor.
Se recomienda tener bien claro cuando le caduca a uno la tarjeta de residencia, y renovarla dentro de este plazo indicado, ya que si se encuentra fuera del país podrá provocar la pérdida inmediata del permiso de residencia, y además de algo muy importante como sería el permiso de trabajo.
Como ya he indicado con anterioridad, los requisitos y las condiciones necesarias para la renovación son distintas en cada caso, por tanto se deberán tener en cuenta aquellos inherentes al tipo de residencia que se esté renovando.
Vuelvo a insistir, en la importancia que tiene el saber cuándo renovar la tarjeta y además hacerlo, ya que todo ello además de todo lo explicado con anterioridad, podría provocar problemas en cuanto a la solicitud de la nacionalidad Española.
Lo que si se debe tener en cuenta es que cuando ya se ha obtenido la residencia permanente, y aunque en la tarjeta se indique una fecha de caducidad, lo que en ese momento se está renovando no es el permiso de residencia si no que es la propia tarjeta, es decir, el carnet, siendo por tanto un proceso mucho más sencillo en este caso.
Para este tipo de renovación, tan solo se deberá presentar en extranjería: el pasaporte, el impreso de la solicitud correspondiente, la tarjeta de residencia anterior, justificante de abono de la tasa, tres fotografías, y para el caso de que se haya cambiado de domicilio acreditación del mismo.
En definitiva y como siempre quiero recalcar, es muy importante tener la información necesaria para este tipo de trámites y cumplirlos para que no se tengan problemas en el futuro.


Compartir esta noticia:    



Baleares Sin fronteras (+34) 971 720 860 (+34) 655 207 019