Virgilio Moreno, alcalde: “Es falso que nosotros regalemos comida en el Ayuntamiento de Inca”

23/03/2019

Las falsas informaciones sobre la inmigración están a la orden del día en Internet. No es extraño ver noticias tendenciosas compartidas por nuestros contactos de Facebook o Twitter.

Más de una vez seguramente se nos habrá hecho raro ver en el muro de un amigo, allegado o familiar una publicación amarillista carente de credibilidad proveniente de blogs, cuyo fin es darse a conocer para rentabilizar publicidad de los anunciantes y engordar las estadísticas de visitas.


Virgilio Moreno,
Alcalde de Inca


De estos bulos no se ha librado, Virgilio Moreno, Alcalde de Inca, una de las tres ciudades más importantes de la Isla. Este periódico lo contactó para hablar del tema.
“Se ha dicho que nosotros damos comida en el consistorio a los inmigrantes irregulares, se nos ha señalado de regalar vales de Mercadona, esto es absolutamente falso”, para agregar que desde el consistorio se trabaja para toda la ciudadanía sin distinción de nacionalidades.

Las ayudas van dirigidas a la población empadronada que requiera unos servicios de primera necesidad como medicamentos, ayudas para el alquiler o emergencia en temas de servicios básicos como la electricidad para familias en situaciones difíciles.

El mandatario municipal advierte que las ayudas se otorgan siguiendo los protocolos de rigor acompañados de un informe de una persona de las áreas técnicas del Ayuntamiento.
Moreno atribuye estas falsas informaciones a los discursos radicalizados para obtener réditos políticos. “Estos mensajes hacen mucho daño a la sociedad, están vacíos de contenido desconociendo el funcionamiento del sistema público”.

No obstante, el alcalde reconoce que más allá de la situación de que un inmigrante tenga o no papeles, el ayuntamiento no puede dar la espalda a las familias que se vean en situaciones de emergencia y siempre estará atento para suplir cualquier tema de extrema gravedad o que requiera atención básica.


Antoni Noguera,
Alcalde de Palma


Por su parte, el alcalde de Palma, Antoni Noguera no diferencia a las personas por su procedencia dentro de sus políticas de integración social.
“Palma es una ciudad de acogida y acogedora. Independientemente de su procedencia, todas las personas que habitan en el municipio son ciudadanos y ciudadanas de Palma; y yo soy el alcalde de todas ellas, sin excepción”.
En cuanto a las personas en situación irregular entendemos que también son ciudadanos de Palma y deben tener igualdad de derechos respecto al resto de empadronados.
En este sentido hemos tramitado iniciativa parlamentaria a partir de una moción municipal que insta al gobierno español a modificar la normativa para que sea posible y real”.
Respecto a las ayudas sociales concedidas a los extranjeros irregulares comenta que todo el que vive en Palma es ciudadano del municipio, en esa línea, “destinamos ayudas concretas a personas en situación irregular hasta el 16 de marzo de 2018, momento en el que dejamos de prestarlas atendiendo a la ley reguladora del IRPF. A partir de entonces, continuamos ofreciendo cualquier prestación o servicio de nuestra cartera básica, siempre que no fueran las ayudas económicas.
Noguera hace hincapie en que, ninguna persona que vive en Palma puede ni debe sentirse desamparada. “Para eso estamos precisamente los ayuntamientos, para atender y dar respuesta a todas las necesidades de las personas”.


Catalina Riera,
Alcaldesa de Manacor


En ediciones anteriores la alcaldesa de Manacor, Catalina Riera admitía la existencia de la leyenda urbana y bulos respecto a las ayudas a los inmigrantes.

Su experiencia le concede la facultad de opinar con propiedad.
“Fui regidora de servicios sociales y sí es verdad que había mucha leyenda urbana y demasiados bulos. Me encontré con situaciones tan surrealistas como alguien que se atrevió a afirmar que yo había estado en un hipermercado pagando el carrito de la compra de una persona inmigrante”.

Añade que “cuando me enteré de este rumor que desde luego, era una absoluta mentira, me cuestioné hasta dónde es capaz de llegar la mente de alguien”.

Otra de las anécdotas fue la de un reclamo que recibió de un ciudadano que la acusaba de pagarle el alquiler a un inmigrante. Comenta que le invitó a que la llevara al siguiente día a la persona que supuestamente se beneficiaba de estas ayudas, nunca más volvió, sencillamente porque ese beneficiario no existía.



Compartir esta noticia:    



Baleares Sin fronteras (+34) 971 720 860 (+34) 655 207 019