Policía Nacional desarticula red dedicada a la obtención ilegal del permiso de conducir

23/03/2019

Agentes de la Policía Nacional han detenido a cuatro personas en Palma, además de imputar a un quinto, como presuntos autores de los delitos de pertencia a grupo criminal, revelación de secretos, falsificación documental y delitos contra la Administración del Estado. Los arrestados conformoban un grupo criminal dedicado a facilitar las preguntas y contestaciones de los exámentes de la Dirección General de Tráfico a ciudadanos extranjeros con dificultad en la comprensión y lectura del idioma castellano, utilizando para ello medios técnicos y dispositivos o artificios electrónicos.

La investigación comenzó cuando los agentes tuvieron conocimiento de la existencia de un red dedicada a la obtención ilegal de los permisos de conducir en la ciudad de Palma.

Tras varias gestiones, los agentes comprobaron que los investigados utilizaban el siguiente modus operandi: los examinados accedian a la sala del examen con un teléfono movil con cámara, escondido debajo de sus ropas y c on la cámara en un ángulo que visionara el examen, para que otra persona ubicada en los exteriores de la Jefatura Provincial de Tráfico y experto en materia de tráfico, le contestase las preguntas a través de un auricular que también llevaba en la oreja el examinado.


Detención en pleno examen

Tras analizar todos los datos obtenidos, los agentes arrestaron in situ a un examinado en el momento de hacer la prueba y al experto que se encontraba en el exterior narrando las contestaciones. Además detuvieron a otras dos personas, el máximo responsable y el captor que se encargaba de buscar personas con problemas en la comprensión y lectura del español además de cobrar entre 1500 y 3000 euros por cada acto ilícito.

Todos los detenidos son de origen indio.

Finalmente los agentes imputaron a un ciudadano español de 61 años cuyo objetivo era que, a sabiendas de las formas de obtener el teórico de forma ilegal, éste les ayudaba a superar el examen práctico. La operación continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones.



Policía Nacional detiene al padre de un bebé
como presunto autor de las lesiones que presentaba el menor


Un lactante, de cuatro meses de edad, al que se le atribuye un delito de lesiones ante las sospechas de que se trate de un caso de malos tratos al pequeño, tras ser alertados por los médicos del centro hospitalario.

Las lesiones que presenta el recién nacido son compatibles con la hipótesis de que uno de los padres hubiera zarandeado con fuerza a su hijo, quién como consecuencia de la agresión también presenta lesiones en ambos ojos. Los hechos se produjeron la semana pasada en la localidad de Manacor en circunstancias que todavía se investigan. El menor tras ser ingresado en el hospital de la misma localidad y ante la gravedad de su estado fue trasladado a la UCI pediátrica del hospital de Son Espases. Por parte de los servicios médicos del citado hospital, al observar las lesiones que presentaba el lactante, compatibles con lo que se conoce como “síndrome del zarandeo”, dieron parte a la Policía Nacional, tal y como marca el protocolo ante un posible caso de maltrato. Tras la realización de las correspondientes investigaciones todo apuntaba que las lesiones del bebé, pudieran ser ocasionadas por parte del padre. Por todo ello los agentes procedieron a la detención del supuesto autor, el padre de 37 años de edad, por un delito de lesiones.

El detenido fue puesto a disposición judicial en Manacor el pasado viernes, acordando una orden de alejamiento de 200 metros respecto del menor.


Detenido por varios delitos

Agentes de la Policía Nacional han detenido a un hombre como presunto autor de tres robos con fuerza, un hurto, un allanamiento de morada, una falsedad documental y una estafa, cometidos prácticamente en su totalidad en el mes de marzo.

Las investigaciones comenzaron a principios de mes, al recibir la Policía Nacional varias denuncias por robos con fuerza en las que se introducía en el interior de los domicilios habitados y sustrayendo carteras con tarjetas, dinero y documentación. Tras los robos, el detenido procedía a utilizarlas en divesos salones de juegos para así cobrar dinero en efectivo.

Una vez que se identificó al autor de dichos robos, se hicieron más gestiones comprobando que también era el supuesto autor de otros delitos tales allanamiento de morada, hurtos, falsedad documental y estafa al trabajar para una empresa y falsificar contratos para llevarse la correspondiente comisión.

Todos los hechos, en total tres robos con fuerza, un hurto, un allanamiento de morada, una falsificación documental y una estafa se han cometido en el mes de marzo, salvo el de fasedad documental, que fue en diciembre.



Compartir esta noticia:    



Baleares Sin fronteras (+34) 971 720 860 (+34) 655 207 019