Múltiples denegaciones de visados se están realizando en los últimos meses en los consulados españoles

24/07/2015

Los consulados de España en el extranjero son los encargados de conceder o denegar los visados de entrada al país.

Visados hay de muchos tipos. Los más comunes son los de corta duración o llamados comúnmente de turismo, visita o corta duración. Pero estos consulados de España también tramitan muchísimos visados de reagrupación familiarreagrupación familiar en régimen comunitario, de residencia, de residencia y trabajo, etc.

Existen consulados que, por determinadas circunstancias, deniegan muchísimos visados. Por ejemplo, los consulados de España en Bogotá, Santo Domingo, La Habana, Lima, Casablanca, en donde se realizan miles de solicitudes por año, también son de los que más deniegan y, en proporción al número de solicitudes, mucho más que otros consulados de España en el exterior.

Cuando deniegan un visado podemos hacer dos cosas, recurrir en Reposición, en el plazo de un mes, o, recurrir en vía judicial, en el plazo de dos meses. Lo habitual es interponer el Recurso de Reposición, sencillo de tramitar, gratuito y mucho más rápido que el Contencioso Administrativo. El problema radica en que este tipo de recurso es resuelto por el mismo órgano que resolvió la primera solicitud, es decir, el Consulado de España, y se trata de convencerlo de que, donde dijo no, ahora diga sí.

El plazo de interposición de este recurso es de un mes desde la notificación de la denegación y suelen tardar unos dos o tres meses en responderlo.

El formato es sencillo, sólo hay que indicar los datos del recurrente, el número de expediente, las causas de denegación, las alegaciones que estimamos oportunas y aportar los documentos o medios de prueba que avalan nuestras alegaciones.

El recurso se puede presentar en el mismo consulado, en cualquier Registro General de la Administración del Estado o incluso por correo certificado con acuse de recibo.

El problema de la denegación de los visados y de la posterior interposición del Recurso radica en que se pierde mucho tiempo entre una paso y otro, y por lo tanto hay ciudadanos que deciden no recurrir porque ya se les pasó el tiempo que tenían para poder venir a España. En otra ocasiones como podría ser por arraigo familiar, o por residencia, sí que es más conveniente ``perder ese tiempo´´ en recurrir ya que son procesos que uno inicia sabiendo que puede tardar varios meses en poder entrar al país.

En la mayoría de denegaciones de visados, el consulado lo hace de manera automática sin dar ningún tipo de explicación ni motivo al porqué de la decisión  originando una indefensión en el ciudadano que no obtiene una respuesta clara y precisa del porqué de la denegación. En este sentido es necesario que todos sepan que la Administración, en este caso los consulados, están obligados por Ley a motivar y por lo tanto a dar una buena explicación de los motivos de la denegación, y así dar la oportunidad al ciudadano de poder defenderse en cuanto, a si cumple o no, con los requisitos necesarios para la obtención del visado.

En mi opinión, en la mayoría de ocasiones en las que se deniega un visado, recomendaría recurrir para poder hacer valer las pretensiones de uno mismo, y además tener una nueva oportunidad de que concedan el documento para ingresar a territorio español.

 

Aina Martorell Sabater.

Abogada, Colegiada nº 5497 ICAIB.

Telf: 699-51-90-64 / 971-66-60-54

Despacho: PalmAbogados.

Calle Josep Tous i Ferrer, nº 3,  2º-1ª

Compartir esta noticia:    



Baleares Sin fronteras (+34) 971 720 860 (+34) 655 207 019