PIMEM pide nuevas medidas para la nueva y difícil situación que provoca la segunda ola de la pandemia

26/10/2020

PIMEM analiza con preocupación los efectos que está empezando a provocar la segunda ola de contagios y como afectará a medio y largo plazo al tejido empresarial siendo las pymes y autónomos los que de nuevo pueden padecer las caídas más generalizadas de ingresos. Ante este nuevo panorama la Federación propone 4 intervenciones y vuelve a constatar el peligro de rotura que se da en la cadena de pago por parte de algunas empresas. Las 4 propuestas son:

· La solución no pasa por dar más avales. Las empresas están muy endeudas, con balances que no soportan más deuda, y según el Banco de España están llegando al 70% de pasivo en endeudamiento haciendo imposible seguir pidiendo más créditos.

Los avales ya no son una solución para lo que viene. Se deben empezar a dotar las empresas de créditos participativos y ertes más flexibles y de esta manera intentar evitar cierres y despidos sin precedentes.

· Que el GOIB regule de una manera equilibrada y proporcional la cláusula “rebuc sic stantibus“ para ayudar y salvar a todas estas pequeñas empresas que no pueden hacer frente a los actuales altos precios de los alquileres. Aplicando el principio de jurisprudencia de dicha clausula aprobado en el Real Decreto 15/2020 de 21 de abril la PYMES y autónomos pueden solicitar una moratoria de pago de la renta durante el tiempo que duraba el estado de alarma y las mensualidades siguientes y hasta un máximo de cuatro mensualidades.

Y es que ante esta situación excepcional las resoluciones judiciales que se están dictando por los tribunales de primera estancia durante los últimos meses, han reconocido la aplicación de la doctrina “rebus sic stantibus” a las circunstancias extraordinarias causadas por la pandemia.

Es en este sentido que PIMEM propone una nueva regulación autonómica, que establezca un mes de negociación para reajustar los precios para no dejarlo a criterio de los tribunales ya que hay resoluciones para todos los gustos. Por eso es necesaria la entrada del Govern y establecer un marco legal que ampare esta cláusula por parte de la administración y de esta manear dar la máxima cobertura a pymes y autónomos.

· Se debe flexibilizar la exigencia de mantener el empleo durante 6 meses de los ERTOS. Se debe priorizar mantener una empresa de por ejemplo de 10 trabajadores y mantener 4 que perder los 10 puestos de trabajo. De la manera en que se está alargando esta crisis corremos el riesgo de crear un mercado laboral ficticio, y que no está adecuado a la realidad.

Se trata, según el presidente de PIMEM, Jordi Mora “de dotar de más flexibilidad los ERTE de manera que se relaje la obligación de garantizar el puesto de trabajo hasta seis meses después de la activación de esta herramienta. De no ser así nos podemos ver abocados a un despido colectivo definitivo”.

Para PIMEM se debe hacer una lectura realista por parte de la administración y ver que si hay empresas que ya ven que en dos o tres meses acabaran presentado un ERE porque no pueden aguantar más, no tiene sentido según la Federación mantener un gasto artificial porque sólo se contribuye a más endeudamiento. Las empresas deberían de poder tener sus estructuras más ajustados a la demanda actual y futura.

· Hay que pasar los ICOS de los 5 años actuales a los 10 años. Necesitamos un año más adicional de carencia como ya ha defendido la PIMEM durante estos últimos tres meses. Además solicitamos que el plazo de devolución previsto de 5 años, pase a 10 años.

PIMEM vuelve a insistir en el peligro de rotura en la cadena de pago por parte de algunas empresas. “Se debe ayudar a las empresas que en estos momentos están pagando sus impuestos y que con su actividad ayudan a pagar subsidios y ayudas a trabajadores y a familias” según Jordi Mora que añade que “La rotura de la cadena de pagos es como un virus, si se rompe, se propagar rápidamente y afecta a toda la economía.



Compartir esta noticia:    



Baleares Sin fronteras (+34) 971 720 860 (+34) 655 207 019