No ensucies tu ciudad con pinturas vandálicas. Palma es tu casa, ¡cúidala!




Modelo de Ciudad inicia el proyecto de urbanismo táctico en el eje de Colliure

12/01/2021

El área de Modelo de Ciudad, Vivienda Digna y Sostenibilidad pone en marcha el proceso de transformación urbana del eje cívico de Cotlliure con los principios del urbanismo táctico, sostenibilidad y el urbanismo colaborativo.

La concejal del área Neus Truyol ha comparecido en rueda de prensa para informar que la Junta de Gobierno aprobará mañana el inicio del expediente de contratación para licitar el proyecto en diferentes fases. "Ponemos en práctica un nuevo modelo de urbanismo, innovador, más humano, con soluciones basadas en la natura, que fomenta la cohesión social y hace partícipes a los vecinos de su diseño".

Con un presupuesto de 62.190,19€, se licita un contrato que tiene que incluir un proceso de participación ciudadana y la redacción del proyecto básico y de ejecución para la reurbanización táctica en las calles Camp Redó y Cotlliure.

Concretamente, el área de intervención de este proyecto abarca una superficie de 22.463m2 con una longitud lineal de más de 1.120 m, que va nentre la plaza Paris y la calle Obispo Bernat Nadal.

La primera fase de proceso de proceso participativo está previsto que se ejecute en 2 meses y a continuación la redacción del proyecto en 4 meses más. Una tercera prevé la dirección de la obra que se ejecutará finalmente.

"Superamos la reurbanización tradicional y nos adaptamos a soluciones que la ciudad y la ciudadanía demandan: más conexión con la natura y lucha contra la emergencia climática, espacios humanizados, fomento de la ciudad a pie, con espacios públicos abiertos que propicien la cohesión social entre barrios. Y todo esto está previsto con el eje cívico de Cotlliure. Una nueva manera de entender la ciudad es posible y lo haremos".

Urbanismo táctico y colaborativo.

El urbanismo táctico es aquel que permite llevar a cabo trabajos de mejora del espacio público, que por su carácter de rápida implantación, fácil aplicación, hace posible una reversibilidad o reposicionamento de algunos de sus elementos. Esto permite una mejora ostensible del espacio público en un plazo de tiempo efectiva inferior al de la reurbanización "tradicional" o estructural.

Además, este proyecto prevé una fase inicial de participación ciudadana. "Se abrirá un proceso de co-diseño o diseño cooperativo, en el cual los vecinos podrán aportar decisiones sobre los elementos del espacio urbano". La regidora ha expuesto que, por ejemplo, el proyecto tendrá que tener en cuenta las propuestas sobre el posicionamiento de mobiliario urbano, especies e intensidad de plantación de arbustivas y/o arbolado ornamental, materiales a emplear y cualquier otro aspecto que se desprenda del proceso de participación ciudadana."

Este proyecto responde a las necesidades actuales, recogidas también en los principios básicos de nuevo Plan General, y que se pueden resumir en:

Neus Truyol, además, ha destacado que a "el eje cívico de Colliure es un proyecto urbano estratégico por la ciudad que representará un importante impacto positivo desde el punto de vista social, ambiental y económico por Palma". Concretamente se ha referido a los siguientes aspectos:

1. Medida de cohesión territorial y social:

Este es un eje cívico previsto desde el 1973 en el Plan General de Palma y recogido en el PGOU vigente con el objetivo de cohesionar tres barriadas con gran densidad de población: Buenos Aires, Camp Redó y Caso Capiscol. Con esta ejecución del eje cívico de Colliure, se culminará la conexión con la peatonalización del eje de Blanquerna y quedará recogido en el Nuevo Plan General superando esta escala y definiéndolo como Eje Cívico Territorial, articulando los núcleos y el Parque Agrario del Norte de Palma.
La dignificación del espacio público y la promoción de la cohesión social, será eficaz para combatir el aumento de los ya elevados niveles de pobreza y exclusión social.

Además, permitirá diseñar caminos escolares seguros, una reclamación muy importante de los centros docentes del alrededor de Cotlliure, que representan más de 5.000 alumnos. El objetivo central es el de crear recorridos y espacios de estancia seguros por los niños y jóvenes de las barriadas. Un componente fundamental vinculado a la adhesión de Palma "Ciudad Educadora" y "Ciudad amiga de la Infancia y la Juventud".

2. Medida que contribuye a la recuperación económica y social

El eje fomentará la creación de un tejido productivo y comercial de la zona que beneficiará a los residentes al barrio y en los barrios contiguos, conectándolos con el centro y por tanto generando dinámicas de recentralización de la actividad económica, productiva y comercial.

Además, la conformación de Cotlliure en una calle con prioridad por peatones es clave para activar la figura de Centro Comercial a cielo abierto, recogido en el Plan de Equipaciones Comerciales aprobado por el Consell de Mallorca, con el objetivo de promover el pequeño comercio de proximidad.

3. Medida Ciudad Post COVID: modelo de ciudad saludable, humanizada y por tanto más resiliente.
Si bien Palma ya estaba trabajando por el impulso de un modelo de ciudad saludable, estos últimos meses de confinamiento se ha puesto de manifiesto la necesidad urgente de repensar el espacio público para garantizar las condiciones adecuadas para respetar las distancias higiénicas requeridas,disponer de más espacios libres, saludables y humanos.

4. Mejora sustancial del espacio público basado en la economía de recursos y el impacto significativo en relación a la inversión.

Desde que se estructuró el ensanche de Palma en base a los 6 esos cívicos solo se ha ejecutado el 14% de los 7.110 m previstos, en buena parte, dadas las dificultades de financiación económica para ejecutar la urbanización estructural. La nueva normalidad hace que la inversión pública optimice sus intervenciones buscando el máximo impacto en relación en el grado de inversión.

En este sentido la intervención del Eje Cívico de Colliure se basa en una actuación de urbanismo táctico que permite trabajar desde la economía de recursos con un coste mediano de 50€/m² frente a los 200-300€/m² de las intervenciones estructurales llevadas a cabo habitualmente.

5. Contribuye a la movilidad sostenible y a la pacificación del tráfico

La humanización de la ciudad significa ganar espacio para los ciudadanos con más espacios verdes y abiertos, y por tanto, con fomentar los medios de transporte más sostenibles y la reducción de la contaminación de manera rápida y eficiente.



Compartir esta noticia:    



Baleares Sin fronteras (+34) 971 720 860 (+34) 655 207 019