El Fondo Mallorquín de Solidaridad invertirá en proyectos de desarrollo en siete países

25/03/2016

Además la Asamblea aprobó colaborar con la Isla de Quíos que acoge refugiados sirios
Redacción BSF
El 18 de marzo el Fondo Mallorquín de Solidaridad y Cooperación celebró la Asamblea General Ordinaria anual de socios, en que se debatieron y aprobaron las cuentas anuales y la memoria de 2015; el presupuesto y las líneas de actuación para 2016 y se resolvió la convocatoria de ayudas para proyectos de cooperación 2016.

Hay que destacar que la Asamblea es el órgano máximo de decisión del Fondo Mallorquín de Solidaridad y Cooperación y que, por lo tanto, tiene por función aprobar la gestión realizada por la Comisión Ejecutiva. La Asamblea tuvo lugar en Palma, en la sala de actas de la Federación de Entidades Locales de las Islas Baleares (*FELIB). Asistieron todos los socios (52 Ayuntamientos de Mallorca, el Govern balear, el Consell de Mallorca, la UIB y la asociación Justicia y Paz).

Presidieron el acto Joan Verger, alcalde de Montuïri, presidente del Fondo Mallorquín; Jesús Juan Jurado, vicepresidente segundo y consejero ejecutivo de Participación Ciudadana y Presidencia del Consell de Mallorca; y Antoni Servera, director General de Cooperación e Inmigración del Gobierno del Govern balear, que ostenta las dos vicepresidencias.

Este año, el presupuesto del Fondo Mallorquín es de 1.166.900 euros, que se destinarán a la financiación de los programas de cooperación para el desarrollo y de emergencia (85%), a iniciativas de sensibilización y difusión (5%), a proyección exterior (3%) y a administración y gerencia (7%).

La Asamblea General aprobó igualmente la financiación de 20 proyectos de cooperación en siete países por importe de 817.467 euros.

Los proyectos presentados se enmarcan en los siete programas de desarrollo municipal que impulsa el Fondo Mallorquín, que se llevarán a cabo en Bolivia, Burkina Faso, Colombia, Marruecos, Nicaragua, el Perú y el Sáhara Occidental. Cada programa incluye diferentes proyectos que alcanzan varios sectores de intervención, dependiendo de las necesidades de cada territorio: educación, sanidad, obras públicas, desarrollo económico, participación ciudadana, infancia y juventud, mujer.
El objetivo es garantizar la máxima eficiencia en el uso de los recursos disponibles, a la vez conseguir una más gran visibilidad del impacto de las intervenciones. Por otro lado, se dio el visto bueno a la puesta en marcha de la campaña Mallorca con Quios, que se pretende apoyar en el Ayuntamiento de Quíos (Grecia) en la gestión de la acogida y la atención sanitaria a la población siria que huye de la guerra.
Compartir esta noticia:    



Baleares Sin fronteras (+34) 971 720 860 (+34) 655 207 019