Requisitos para la solicitud de una autorización de residencia inicial

25/03/2016

Cuando alguien solicita una autorización de residencia inicial ante la Oficina de Extranjería, se procede a analizar todos los datos relevantes que inciden en el tipo de solicitud que se presentan

Ofertas de trabajo

Si se solicita una autorización de residencia que conlleve una autorización de trabajo, tales como Arraigo Social o residencia temporal por cuenta ajena, se debe presentar una oferta de trabajo que garantice que esa oferta se va a poder llevar a cabo en términos económicos y que va a poder ser continuada en el tiempo. Para ello se va a exigir por parte de la Oficina de Extranjería que la empresa ofertante no tenga deudas con Hacienda ni con la Seguridad Social, también se exigirá que la empresa demuestre que tiene ingresos suficiente o demostrar su solvencia, esto se puede hacer con los modelos de pagos de impuestos de la empresa, con declaraciones de renta e incluso con certificados bancarios que acrediten las cantidades medias anuales de que dispone la empresa o el empleador.

Reagrupación familiar

En los procesos de reagrupación familiar la Oficina de Extranjería valora los medios económicos del reagrupante, de tal modo que hay que demostrar que el reagrupante puede sostener económicamente a todos los miembros de la familia que convivan con él y al familiar que se pretende reagrupar. Esto habrá que demostrarlo con nominas, contratos de trabajo e incluso también certificados bancarios que acrediten los saldos medios del solicitante.

Otra de las cosas que analiza la Oficina de Extranjería es el hecho de que se disponga de una vivienda adecuada para poder acoger al reagrupado, para ello habrá que solicitarse un informe de vivienda a la Administración Local.

Antecedentes penales

Otro de los elementos que se analizan de un modo exhaustivo cuando se presenta una solicitud de residencia inicial, e incluso una renovación, son los posibles antecedentes penales que pueda tener en su contra el solicitante.

En caso de haber sido condenado por sentencia judicial le constaran antecedentes penales que harán que la Oficina de Extranjería deniegue de un modo inmediato la solicitud presentada. Para cancelar los antecedentes penales es preciso que pase un determinado tiempo desde que se ha cumplido la condena o desde que ha transcurrido el plazo de una posible suspensión de la condena.

El hecho de tener antecedentes penales a la hora de presentar una solicitud inicial es determinante para que la resolución de extranjería sea contraria a los intereses del solicitante. La cancelación de los antecedentes penales debe ser solicitada por el propio interesado, no lo hace directamente la administración.

Informes desfavorables

Aún no teniendo antecedentes penales, o incluso después de haberlos cancelado, es muy posible, y casi seguro, que queden antecedentes policiales.

Éstos se derivan de una detención policial. En un momento determinado, y por la circunstancia que sea, la Policía procede a la detención de una persona, independientemente que dicha detención sea motivo de un proceso penal o de que no lo sea, la Policía anota y registra esa detención pasando a formar parte de nuestra ficha de antecedentes policiales. Cualquier detención queda registrada como un antecedente policial.

Para iniciar un trámite en Extranjería es muy conveniente cancelar dichos antecedentes policiales, ya que extranjería siempre los va a considerar un informe desfavorable en contra del solicitante, provocando casi también de inmediato la denegación de la solicitud planteada ante Extranjería. Tampoco este tipo de antecedentes son eliminados por la Policía de oficio, por tanto deberá ser el interesado el que solicite dicha cancelación. Para ello es imprescindible no contar con antecedentes penales o haberlos cancelado y en su caso indicar a la Policía de qué procedimiento y atestado policial proviene dicho antecedente policial, esta información la puede facilitar el Juzgado que llevo el proceso penal si es que hubo proceso penal.

Sanción de expulsión

Es muy frecuente el hecho de que alguien que inicie un proceso de autorización de residencia pueda tener decretado en su contra una orden de expulsión, ya que este tipo de sanción, la expulsión, se puede decretar por la mera estancia irregular.

Este tipo de sanción también es utilizado en muchas resoluciones de extranjería para denegar la solicitud al considerarse también informe desfavorable que juega en contra del solicitante.

La realidad es que si solo consta en contra del solicitante una sanción de expulsión por estancia irregular la Administración de Extranjería puede revocar dicha sanción, o transformarla en una multa económica, siempre y cuando el solicitante cumpla con el resto de requisitos que se exijan para el tipo de residencia que se esté solicitando.

Máxima rigurosidad

Últimamente la Oficina de Extranjería es especialmente rigurosa con la exigencia de cumplimiento de cada uno de los supuestos que hemos expuesto. En especial, y sobre todo por la dificultad de cancelación, están siendo muy rigurosos con los antecedentes policiales, que en muchas ocasiones no significan ninguna comisión de ilícito, incluso una detención casual, pero que por el contrario pueden suponer la denegación de la autorización de residencia. Todo esto hace que cuando se pretenda iniciar un expediente inicial se deba analizar todos estos puntos.
Compartir esta noticia:    



Baleares Sin fronteras (+34) 971 720 860 (+34) 655 207 019