Presencia institucional

11/08/2016

Hace unos días en las redes sociales nos referíamos a la falta de presencia institucional en algunos actos organizados por el tejido asociativo inmigrante, especialmente en las celebraciones conmemorativas de las fiestas patrias de Colombia, Bolivia y Perú. La inmediatez de las redes sociales nos permite hoy por hoy comprobar de primera mano la asistencia de altos cargos públicos, a según qué actos organizados por entidades sociales o gente del asociacionismo de barriadas, lo cual resulta perfectamente entendible dada la cercanía que los servidores públicos de alto rango deben tener con el ciudadano de a pie.
Nuestro comentario en ningún momento resultaba ofensivo hacia nadie, ni mucho menos apuntaba a ningún partido político, pues así como lo dijimos en la pasada legislatura del Partido Popular en el que la Dirección General de Inmigración brillaba por su ausencia, también lo reiteramos en esta ocasión al ver como a nadie del Govern balear y el Ayuntamiento de Palma asisten a actos significativos organizados por el tejido asociativo, e incluso, no sobra añadir que en el recuerdo de esas efemérides los propios consulados prestan apoyo logístico.
El mundo de la política se ve con un plasma diferente a conveniencia de cada quien y los intereses que represente. Recuerdo perfectamente como gente que hoy en día ocupa cargos importantes en cargos públicos eran quienes criticaban el pasotismo de los anteriores, ahora, lo mínimo es que ellos no caigan en el mismo error del pasado. No hay que mirar por el retrovisor, hay que tomar nota para corregir estos pequeños detalles protocolarios, y digo pequeños detalles, porque quiéralo o no, la presencia institucional de las autoridades en este tipo de convocatorias es importante, y no solo para la foto, ni cuestiones de paternalismos, ni intenciones de subvenciones maquilladas para alguna asociación, simplemente es fomentar la cercanía del representante institucional con el tejido asociativo foráneo, que aunque su estructura esté muy debilitada, es una de las maneras efectivas y rápidas de conocer las necesidades de un colectivo ciertamente integrado, pero que visto lo visto, no se puede negar que aún faltan políticas sociales adaptación e integración especialmente con las nuevas generaciones.
A este comentario no podría dejar de resaltar la presencia institucional con la que contamos en la pasada Feria de Comercio Latinoamericana de Palma, toda regla tiene su excepción y tampoco desde esta columna entraría a generalizar, no es cuestión de ideologías o partidos políticos, es simplemente un asunto que encaje con la voluntad del político de turno según la competencia que tenga designada.
Ad portas de cumplir trece años de nuestra publicación, merced a un proceso evolutivo del que hemos sido testigos por nuestro trabajo cotidiano, puedo asegurar con hechos que la integración no se solo se da con afirmar que las nuevas generaciones- hijos de inmigrantes- nacidos en Baleares, están perfectamente integrados, como lo suelen manifestar públicamente algunos cargos con notable representación política. Es una falacia y una equivocación por desconocimiento de causa, es muy fácil hablar, pero es muy complicado entregarse a la labor de intercambiar opiniones con jóvenes e incluso con familias que residiendo hace ya más de una década les cuesta aún asimilar conceptos y tópicos culturales de la comunidad de acogida, algo que a mi parecer es normal que ocurra en cualquier proceso de integración de años.
Es cierto que la llegada de gente de afuera se frenó por la crisis como también es una realidad que muchos de nuestros hijos hablan catalán. No obstante, esto no constituye una prenda de garantía para que se eliminen las campañas pedagógicas de convivencia, iniciativas educativas y mayor presencia de mediadores interculturales en las barriadas no solamente de Palma sino de otros municipios de la Isla. En la educación está el éxito del progreso de una sociedad multicultural como en la que convivimos. La realidad está ahí. Compartir esta noticia:    



Baleares Sin fronteras (+34) 971 720 860 (+34) 655 207 019