¿Puedo trabajar con la tarjeta de familiar de comunitario?

11/08/2016

Si tiene un vínculo con un ciudadano español o comunitario, como ya sabes, puede solicitar una tarjeta de residencia de familiar de comunitario, es decir, una “tarjeta comunitaria“, siempre y cuando se cumplan ciertos requisitos.
Esta tarjeta, como norma general, es válida por cinco años, y acredita nuestra condición de residente legal en España por tener vínculos familiares con un ciudadano español o de algún otro país de la Unión Europea o del Espacio Económico Europeo.
Sin embargo, y a diferencia de lo que ocurre con otras tarjetas de residencia, en la tarjeta comunitaria no se especifica si tenemos o no derecho a trabajar en España.
¿Quiere esto decir que no se puede trabajar con la tarjeta comunitaria?
Aunque la propia tarjeta no especifique nada, lo cierto es que este tipo de tarjetas si autoriza a trabajar y, en concreto, en las mismas condiciones que los españoles y ciudadanos comunitarios; es decir, se podrá trabajar tanto por cuenta ajena como por cuenta propia.
Además, es necesario indicar que la autorización que da este tipo de tarjeta para trabajar, se concede no desde el momento en que se aprueba la solicitud, si no desde el mismo momento en que se presenta la solicitud en la oficina de extranjería correspondiente.
Por tanto, y desde el día en que la oficina de extranjería admite a trámite la solicitud y sella el formulario correspondiente, el extranjero podrá optar a darse de alta en la seguridad social si consigue un contrato de trabajo por cuenta ajena, o si por el contrario quiere darse de alta como autónomo.
Esta tarjeta es emitida por la administración española y únicamente tiene efectos en España. Esta vale para trabajar, tanto por cuenta ajena como por cuenta propia, pero esa actividad únicamente puede realizarse en nuestro país. Con la misma podemos viajar dentro de la Unión Europea hasta un máximo de 90 días, pero no vale para trabajar en esos países aunque nos quedemos a vivir en alguno de ellos.
Si cambiamos de domicilio a otro país de la Unión junto con nuestro familiar comunitario, entonces deberemos pedir la “Tarjeta Comunitaria” o “residencia comunitaria” de ese país. El proceso y requisitos serán muy similares a los exigidos en España pero dispondremos de una tarjeta de residencia de “Régimen Comunitario” en ese país. Es importantísimo siempre tener en cuenta el requisito de acompañar o reunirnos con nuestro familiar comunitario, es decir, vivir con él. Si no hay convivencia, no hay derecho a dicha tarjeta, ni en España ni en ningún otro país de la Unión.
Entonces, ¿no es lo mismo la Tarjeta Comunitaria que la Residencia de Larga Duración UE?
Efectivamente, son tarjetas totalmente distintas que no pueden ni deben ser confundidas. La Residencia de Larga Duración UE puede ser obtenida en distintos supuestos, ( ya comentados en otros artículos) y nos permite desplazarnos a otro país de la Unión Europea y acreditar nuestra condición de Ciudadanos Residentes de Larga Duración dentro de la Unión Europea. De esta forma, en ese país podemos obtener una residencia legal con derecho a trabajar de forma infinitamente más sencilla a como lo haríamos sin esa Residencia Larga duración UE.
Para que nos entendamos, la Residencia de Larga Duración UE no permite trabajar en otro país de la Unión pero sí nos abre la vía a un proceso sencillo para vivir y trabajar en ese país con una nueva residencia legal.

Aina Martorell Sabater.
Abogada, Colegiada nº 5497 ICAIB.
Telf: 699-51-90-64 / 971-66-60-54
Despacho: PalmAbogados.
Calle Josep Tous i Ferrer, nº 3 2º-1ª
Compartir esta noticia:    



Baleares Sin fronteras (+34) 971 720 860 (+34) 655 207 019