León Valencia “Es algo muy extraño que un país no apoye un desarme, eso nos ha sorprendido a todos”

23/11/2016

Por Juan Pablo Blanco A
En 1994 decidió dejar las armas para reincorporarse a la vida civil. Como ex integrante de una guerrilla colombiana, León Valencia entiende el significado que tiene para Colombia sellar un acuerdo definitivo, a pesar de que el pasado 2 de octubre en un plebiscito nacional, el voto del “No” de un poco más de la mitad de los colombianos no permitió cerrar definitivamente los acuerdos de paz pactados durante cinco años en la Habana, Cuba.
En los últimos días, el gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) hicieron modificaciones a algunos de los puntos de controversia, que hoy por hoy se debaten en los diferentes sectores de la sociedad, especialmente desde la oposición del partido del Centro Democrático liderado por el ex presidente Álvaro Uribe Vélez a la cabeza.
León Valencia estuvo recientemente en Mallorca impartiendo una conferencia en el Centro Cultural Sa Nostra sobre el proceso de paz en Colombia. La convocatoria la hizo la Conselleria de Serveis Socials i Cooperació del Govern balear. El ex líder guerrillero actualmente dirige la Fundación Paz y Reconciliación, es columnista de la Revista Semana y es cofundador del portal, Las2orillas
Baleares Sin Fronteras estuvo en un céntrico hotel de la ciudad recogiendo sus impresiones sobre el trascendental momento de cambio que vive Colombia.
BSF: ¿Por qué decide enrolarse en las filas de la guerrilla, ELN en los setenta?
León Valencia: Convencido de mis ideas de transformación social, en los sesenta y setenta los jóvenes íbamos a las guerrillas buscando un cambio en la sociedad, algunos aún persisten en esos ideales, otros nos retiramos cuando nos dimos cuenta que por la vía de la violencia no se podían lograr esos cambios, nos retiramos gracias a un acuerdo de paz y ahora seguimos convencidos de que esos modelos sociales deben cambiar pero mediante la vía pacífica. Llegué al ELN a finales de los setenta, estuvimos influidos por la revolución cubana y desengaños. En mi caso por el golpe es estado en Chile, le apostábamos a la vía democrática, cuando murió Salvador Allende sufrimos una gran desilusión, a partir de ahí vimos que el único camino era la lucha armada.
¿BSF: Por qué se retira de la lucha armada?
L.V: Hay cosas que vienen del corazón, había ido a una guerrilla influida por sacerdotes, la teología de la liberación que era una corriente revolucionaria dentro de la iglesia. Había ido de la mano de obispos y sacerdotes, sin embargo, el propio ELN comete el asesinato de un obispo, monseñor Jaramillo en la región de Arauca significó un golpe para mí. Esto fue el campanazo de alerta para salirme.
BSF: En la sociedad civil puede llevar actualmente una vida normal
L.V: Desde que salí de la guerrilla he estado protegido con guardaespaldas y coches blindados, máxime por haber destapado la conexión entre algunos políticos con el paramilitarismo, los grupos de extrema derecha que tanto daño le han ocasionado al país. La Corte Suprema de Justicia condenó a 61 parlamentarios lo cual ha significado un serio riesgo contra mi vida.
BSF: ¿Llegará a feliz puerto estos acuerdos de paz con las FARC?
Llevamos cuatro años negociando la paz, el Presidente Santos ha sido muy valiente al separarse de sus viejos aliados políticos como el ex presidente Uribe. Santos arriesgó todo su caudal político hasta llegar hasta al punto de lograr acercarse a un acuerdo de paz para el país.
BSF: Pero si en el plebiscito se impone el No de los colombianos a esos acuerdos, quiere decir que algunas cosas no se estaban haciendo bien. ¿Qué opina?
L.V: Es algo muy extraño que un país no apoye un desarme o una desmovilización, eso nos ha sorprendido a todos, lo que ocurre es que los procesos de paz significan hacer concesiones de lado y lado que a alguna parte de la gente no les gusta, como por ejemplo, que las FARC estén eximidos de cárcel o que tengan participación política. Infortunadamente lo que no le gusta al ex presidente Uribe, es que a las FARC no pague cárcel, ninguna guerrilla en el mundo sin haber sido derrotada se va a entregar, mucho menos va a permitir que no se les concedan ningún tipo de indultos. Con esa exigencia se termina cualquier acuerdo de paz.
BSF: Qué espera que suceda de aquí en adelante
L.V: Que los colombianos tomemos conciencia y que comencemos a apoyemos el proceso de paz independiente de las diferencias que existan.

Compartir esta noticia:    



Baleares Sin fronteras (+34) 971 720 860 (+34) 655 207 019