Cita vacuna Covid
Cita vacuna Covid

 

15.5 C
Palma de Mallorca
jueves, diciembre 8, 2022
Más
    Cita vacuna Covid

     

    El Govern pone en marcha seis programas de fondos europeos con 40 millones de euros para la rehabilitación de viviendas y la mejora de su eficiencia energética 

    La Consejería de Movilidad y Vivienda, a través de la Dirección General de Vivienda y Arquitectura, dispone de seis líneas de fondos europeos Next Generation, que suman 40.631.110 € para este 2022 y que recogen diferentes programas de ayudas en materia de rehabilitación residencial y vivienda social, incluidos dentro del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Gobierno de España.

    Se trata de un plan de choque destinado a la recuperación económica post-covid, que busca la adaptación del parque de edificios y viviendas con gran potencial de mejora, dada su antigüedad y baja eficiencia, a la vez que promueve un cambio estructural del sector de la rehabilitación. Persigue tres objetivos: la lucha contra la pobreza energética, la mejora de la calidad de vida en las viviendas y la descarbonización de la calefacción y los sistemas de refrigeración de los edificios.

    El objetivo marcado en el Real Decreto 853/2021, de 5 de octubre, por el que se regulan los programas de ayuda en materia de rehabilitación residencial y vivienda social del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, para las Illes Balears es que en junio de 2026 se hayan realizado actuaciones de rehabilitación, con un ahorro energético medio del 30 % de energía primaria en, al menos, 8.737 viviendas.

    Ha explicado el consejero de Movilidad y Vivienda, Josep Marí: «Hemos trabajado mucho en la preparación de estas líneas de ayudas. Hemos buscado la colaboración de los colegios profesionales para que asesoren a la gente y a las comunidades de propietarios que quieran apostar por la rehabilitación y la eficiencia energética de sus edificios. También hemos trabajado con los ayuntamientos y los consejos para promover la rehabilitación de barrios. Y este esfuerzo de planificación ha servido para elaborar unas convocatorias, que iremos publicando a lo largo del mes de octubre, adaptadas a nuestra realidad y que dan mayor cobertura a colectivos vulnerables, que pueden ver subvencionadas hasta el 100 % las actuaciones que lleven a cabo. Una mejora que hemos negociado con el Estado, con lo que garantizaremos que las personas con menos recursos también se puedan acoger a estas ayudas».

    Antes de su intervención, el consejero de Movilidad y Vivienda, Josep Marí, y la directora general de Vivienda y Arquitectura, Cris Ballester, se han reunido con representantes del Colegio Oficial de Administradores de Fincas de Balears, de los colegios de aparejadores y arquitectos técnicos de Mallorca y Menorca, así como del Colegio Oficial de Arquitectos de las Illes Balears, entre otros. 

    Seis líneas de actuación

    La primera que se publicará estos próximos días es la línea 5, que desarrolla el Programa de Ayuda a la Elaboración del Libro del Edificio Existente para la Rehabilitación y la Redacción de Proyectos de Rehabilitación, dotada con 2,5 millones de euros.

    El objetivo de este programa es facilitar la implantación y generalización del libro del edificio: una especie de auditoría energética que describe el estado de conservación del edificio y el potencial de mejora de las prestaciones, estableciendo un plan de actuaciones para su renovación. Un documento, a partir del cual poder desarrollar proyectos técnicos de rehabilitación integral de edificios. La cuantía de las ayudas es de un máximo de 3.500 € para edificios plurifamiliares de veinte o más viviendas para elaborar el libro del edificio. La cuantía máxima para desarrollar proyectos técnicos de rehabilitación integral de edificios es de 30.000 €.

    Otra línea de actuación que ya ha empezado su andadura es el Programa de Ayuda a las Actuaciones de Rehabilitación a Nivel de Barrio, dotado con 8.626.110 €, que se desarrollará a través de convenios con ayuntamientos, consejos insulares y organismos autónomos a partir de proyectos para subvencionar actuaciones de mejora y rehabilitación de edificios de uso predominantemente residencial y rehabilitación de viviendas, incluidos los unifamiliares, siempre que se obtenga una reducción del consumo de energía primaria no renovable de al menos un 30 %. En este caso, los recursos van destinados a comunidades de propietarios, no a viviendas particulares. En estos momentos, la Dirección General de Vivienda y Arquitectura ya ha preseleccionado cinco municipios de las islas —Palma, Sóller, Inca, Manacor y Eivissa—, además de cinco promociones mixtas del IBAVI — Es Putxet (Vila), Es Castell, Manacor, Palma e Inca— como posibles beneficiarios de las ayudas del programa de barrios.

    El programa que dispone de mayor presupuesto, 16 millones de euros, es el que aglutina los programas 3 y 4, a través de los que se vehiculan ayudas a las actuaciones de rehabilitación de edificios y actuaciones de mejora energética en viviendas. Las ayudas van dirigidas a financiar obras y actuaciones en los edificios de uso predominantemente residencial en los que se obtenga una mejora acreditada de la eficiencia energética. El objetivo es que se obtenga una reducción de al menos un 30% en el consumo de energía primaria no renovable. La subvención puede llegar hasta un 80% del coste de la actuación si el ahorro energético conseguido es o supera el 60%, con una cuantía máxima de 18.800 € por vivienda. También se tiene en cuenta el nivel de ingresos de la unidad familiar y la composición de la misma, con atención especial a si en las viviendas conviven personas especialmente vulnerables. En estos casos de situación de vulnerabilidad, la subvención puede llegar hasta el 100 % del coste de la actuación. Se prevén ayudas para la retirada de elementos de amianto, con un máximo de 12.000 € por edificio.

    También se financiarán actuaciones y obras de mejora de la eficiencia energética en las viviendas, ya sean unifamiliares o pertenecientes a edificios plurifamiliares. Serán actuaciones subvencionables aquellas que consigan una reducción de la demanda energética anual global de calefacción y refrigeración de al menos el 7 % o una reducción del consumo de energía primaria no renovable de al menos un 30 %. También la modificación o sustitución de elementos constructivos del envolvente térmico de la vivienda. Dentro de la subvención se podrán incluir los honorarios de los profesionales intervinientes, el coste de redacción de los proyectos, los informes técnicos y certificados necesarios, los gastos derivados de la tramitación administrativa y otros gastos generales similares, debidamente justificados. El coste mínimo de la actuación deberá ser igual o superior a 1.000 €. El importe de la subvención será del 40 % del coste de la actuación, con un límite de 3.000 €.

    Para acercar al máximo todas estas líneas de ayudas, está prevista la puesta en marcha de oficinas de rehabilitación (1,2 M€), que actúen como ventanilla única, con el objetivo de coordinar, informar y facilitar la gestión de las ayudas y la prestación de servicios que contribuyan a facilitar la implementación y la gestión integral de los proyectos de rehabilitación energética en el ámbito residencial, al servicio de los ciudadanos, comunidades de propietarios, empresas y agentes rehabilitadores en general. Se abrirán once oficinas en las Illes Balears —5 en Mallorca (Palma, Inca y Manacor), 3 en Menorca (Maó y Ciutadella), 2 en Ibiza y 1 en Formentera (Sant Francesc)— que gestionarán, mediante un convenio con la Consejería de Movilidad y Vivienda, cinco colegios profesionales: el Colegio de Arquitectos de las Illes Balears, los colegios de aparejadores y arquitectos técnicos de Mallorca, de Menorca, de Ibiza y Formentera, así como los administradores de fincas de las Illes Balears.

    Finalmente, la línea 6 es la que desarrollará íntegramente el IBAVI a través de la construcción de vivienda social en edificios energéticamente eficientes, dotada con 12.305.000 €. Estos fondos servirán para cofinanciar este año diecisiete promociones de vivienda pública protegida en Cala Rajada, Manacor, Maó, Santanyí, Palma, Son Servera, Vilafranca, Santa Eugènia, Marratxí, Inca y Eivissa. En total, suman 417 viviendas que se incorporan al parque público de las Illes Balears.

    Para acceder a los diferentes programas, las actuaciones de rehabilitación y mejora energética se deberán haber iniciado con posterioridad al 1 de febrero de 2020.

    Toda esta información se podrá consultar en los próximos días en el web rehabilitaciohabitatges.caib.es.

    NOTICIAS RELACIONADAS

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    7,465FansMe gusta
    1,254SeguidoresSeguir
    367SeguidoresSeguir
    526SuscriptoresSuscribirte

    Últimas Noticias