32 C
Palma de Mallorca
miércoles, julio 17, 2024
Más

    Editorial 440: ¡No quiero un jefe inmigrante!

    Apreciados lectores: ¿Cuántas veces nos hemos quejado del racismo o xenofobia que hay en países como España, Estados Unidos, Australia, u otros receptores de inmigrantes? ¿Cuántas veces, por ejemplo, hemos renegado de los españoles que fueron hace décadas a conquistar el continente americano con Cristóbal Colón o las colonizaciones de Américo Vespucio o las acciones siniestras del pacificador Pablo Morillo?

    ¿Cuántas veces hemos renegado del 12 de octubre, Día de la Hispanidad? Pero – como inmigrante – ¿se ha preguntado la cantidad de veces que usted en otro país ha sentido discriminación, racismo y explotación laboral de parte de un personaje que nació en su mismo país?

    Ese mismo que se olvida de las penurias que atravesó para ser el señor o la señora que hoy es en día, olvidando todos esos escollos que ha atravesado, incluso humillando a sus propios compatriotas. Criticamos a algunos españoles, pero mirémonos primero el ombligo.

    Cuántos malos tratos he tenido que ver en algunas empresas regentadas por inmigrantes que contratan a otros inmigrantes en condiciones infrahumanas. No quiero generalizar pero es un tema que es un secreto a voces. Así que si hablamos de explotación laboral o discriminación se tienen que ver ustedes mismos, los que fueron inmigrantes y que muchas veces hasta durmieron en parques para que hoy en día pregonen lo buenos que son con los demás.

    Así que dejémonos de estupideces, pues resulta que me he encontrado a colombianos explotando colombianos; bolivianos a bolivianos; ecuatorianos a ecuatorianos… por citar ejemplos. El que tenga rabo de pajo de paja que no se arrime a la candela.

    Es muy duro ver como gente que ha llegado a otro país sin nada se olvida de su historial de experiencias y explota a personas de su mismo origen. ¿Lo ha hecho usted?

    Recuerdo a un odontólogo que durmió en un parque. O a un médico que llegó a trabajar como albañil mientras homologaba tu título. O una abogada que limpiaba pisos. ¿Otros ejemplos más?…

    Me viene a la mente la historia de una persona que siempre fue maltratada por su ex esposa, y aun así decidió regresar por sus hijos. Esperamos que como mínimo denuncie. Cualquier persona debería tener una persona tan solidaria, hospitalaria y noble en su caso.

    No me meto en el tema España, pero si, perdón, pero si soy inmigrante facturando marca España, ¿dónde debo cobrar?… Sentido común. No soy de ultraderecha, pero pertenezco al sentido común. Si no me gusta un sándwich simplemente no lo pido.

    No me fluyen las palabras de agradecimiento, pero si las de marcado nerviosismo.

    ¡Espero tengas buen desembarco en pro de la integración eficaz y plena de quienes llegan a las Islas desde otras latitudes geográficas!

    NOTICIAS RELACIONADAS

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    7,465FansMe gusta
    1,254SeguidoresSeguir
    373SeguidoresSeguir
    526SuscriptoresSuscribirte

    Últimas Noticias