20.9 C
Palma de Mallorca
viernes, junio 21, 2024
Más

    Cómo conservar nórdicos y edredones

    Por OCU

    Las fundas para el edredón o nórdicos son una buena solución práctica para mantener la higiene de la cama, pues se pueden lavar con frecuencia, como unas sábanas clásicas. Pero lavar el relleno ya es más complicado: sin embargo, ahora que llega el buen tiempo es el momento de hacerlo y, al igual que guardamos abrigos y botas, dejar descansar a nuestro nórdico.

    Mejor guárdalo limpio

    ¿Cómo podemos mantener limpio el edredón que nos ha acompañado en las largas noches de frío?

    Un cuidado adecuado de tu edredón o relleno nórdico es esencial para que conserve sus propiedades y garantizar un descanso cómodo y saludable. La frecuencia con la que debes lavarlo depende en gran medida de tu estilo de vida y preferencias personales.

    • Como regla general, se recomienda lavar el nórdico al menos una vez al año para mantenerlo limpio y fresco. Esto ayuda a eliminar el polvo, los ácaros del polvo y otros alérgenos que pueden acumularse con el tiempo
    • Para saber cómo limpiarlo, antes nada, es importante saber el tipo de relleno que tiene: algunos edredones se pueden lavar en casa, mientras que otros requieren limpieza en seco o lavandería profesional: comprueba la composición en la etiqueta.
    • En esa misma etiqueta encontrarás también las recomendaciones dadas por el fabricante. Síguelas, o toma nota de estos consejos, con los que alargarás la vida de tu edredón.

    Lavado cuidadoso y suave

    Si tu edredón nórdico es lavable en casa, asegúrate de usar una lavadora grande para evitar que se dañe durante el lavado.

    • Utiliza un detergente suave.
    • Evita blanqueadores y suavizantes: pueden ser demasiado fuertes para las fibras delicadas de algunos edredones y nórdicos, especialmente los de plumón o plumas, cuya forma y suavidad originales pueden resistirse. Además, pueden dejar residuos químicos que pueden causar irritación en pieles sensibles
    • Tanto si es de pluma o plumón como si es sintético, selecciona un programa de lavado para prendas delicadas y una temperatura fría o templada. Para asegurarte de eliminar completamente el detergente, puedes realizar un aclarado extra si está disponible en tu lavadora.

    Si el edredón o nórdico no cabe de manera holgada en la lavadora, sin necesidad de forzarlo ni apretar, tendrás que lavarlo a mano, en la bañera, si tienes.

    • Llena la bañera con agua fría o tibia, añade detergente suave para prendas delicadas y sumerge el edredón o nórdico completamente en el agua.
    • Deja que se remoje en el agua con detergente durante al menos 15 o 30 minutos y luego agita suavemente el edredón en el agua para ayudar a aflojar la suciedad, sin retorcer.
    • Vacía el agua de la bañera y vuelve a llenarla con agua limpia para enjuagarlo, aclarando tantas veces como sea necesario hasta que el agua salga clara, sin residuos de detergente.
    • Elimina el exceso de agua escurriendo con las manos o presionando el edredón suavemente, una vez más, sin retorcer

    Secado: más fácil en secadora

    Una vez escurrido, mételo en la secadora. Utiliza un ciclo de secado delicado o, si la secadora no cuenta con uno, selecciona un ajuste de temperatura moderado o bajo para proteger el relleno y evitar daños por calor excesivo.

    Secar un edredón sin secadora puede requerir algo más de esfuerzo, y sobre todo, exige contar con el espacio para ello: tras eliminar el exceso de agua s, extiéndelo sobre una superficie plana, como una mesa o el suelo, preferiblemente al aire libre y en un lugar con buena circulación de aire y luz solar indirecta. Asegúrate de que esté completamente extendido y sin arrugas para que se seque de manera uniforme. Deberás darle la vuelta de vez en cuando para garantizar un secado uniforme en ambos lados.

    Guárdalo bien para conservar su calidad

    El almacenamiento adecuado de tu edredón o nórdico es crucial para preservar su calidad y prolongar su vida útil.

    Una vez que hayas lavado y secado tu edredón, y te hayas asegurado de que está completamente seco y sin suciedad, es importante guardarlo correctamente para evitar daños y mantenerlo fresco y limpio para su próximo uso, en un lugar fresco, seco y bien ventilado.

    ¿Cómo almacenar el edredón durante el verano?

    Si el espacio en casa es limitado una opción es recurrir a las bolsas de vacío, muy apropiadas en principio para edredones y nórdicos. Pero ¡ojo!.

    • estas bolsas, al comprimir el relleno, pueden causar daños que afecten a su capacidad para proporcionar calor reduciendo su calidad;
    • además, al ser de plástico, las bolsas de vacío pueden generar humedad por condensación creándose un ambiente propicio para el moho y los ácaros del polvo, lo que puede causar malos olores y manchas.

    La mejor manera de guardar un edredón es usar cajas de cartón o recipientes de almacenamiento transpirables que permitan que el edredón respire mientras está guardado.

    En cualquier caso, es recomendable realizar inspecciones periódicas del edredón o nórdico los meses en los que no lo usamos para detectar posibles manchas o daños. Tratar las manchas de inmediato prolongara su vida.

    NOTICIAS RELACIONADAS

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    7,465FansMe gusta
    1,254SeguidoresSeguir
    373SeguidoresSeguir
    526SuscriptoresSuscribirte

    Últimas Noticias