20 C
Palma de Mallorca
martes, octubre 4, 2022
Más

    Emigrantes mallorquines celebran su fiesta de la ensaimada en San Pedro, Argentina

    Una historia que data de hace décadas y se puede documentar actualmente con las tradiciones seguidas por los descendientes

    JPBA/ BSF

     

    La historia nos dice que decenas de baleares emigraron a tierras latinoamericanas, especialmente en la guerra civil. Cualquier parecido con la actualidad es mera coincidencia. Familias con niños huyendo de la guerra civil embarcaban con la mira puesta en Argentina, Uruguay, Venezuela y Puerto Rico.

    Con el paso de los años, los nietos e hijos han seguido la estela cultural de sus ascendientes, no dejando que sus raíces se extingan. Una muestra de ello es que el pasado 14 y 16 de agosto, la Agrupación Mallorca San Pedro, organizó dos jornadas rindiendo tributo a la fiesta nacional de la ensaimada mallorquina. Sin embargo, por cuestiones climáticas, los responsables de la actividad, han extendido esta celebración para noviembre, será a lo grande, manifiestan.

    El pequeño acto de degustación de la ensaimada se realizó en un local de un edificio donde funcionaba una confitería mallorquina, cuyo propietario era un ciudadano emigrante, Juan Puig. En  este 2015 ya se cumplen sesenta años de aquella adquisición que, según los entendidos, cambio la vida de la familia Puig Gayá, oriundos de Felanitx.

    En el marco de la XIII edición de la fiesta nacional de la ensaimada mallorquina, la Agrupación Mallorca San Pedro y el Centro de Estudios Históricos de San Pedro rindieron un homenaje a esta familia mallorquina.

    Desde la Agrupación San Pedro comentan que “es cierto que las inclemencias climáticas han bloqueado las posibilidades de realizar la XIII fiesta nacional de la ensaimada, pero lo que no ha apagado el espíritu de hermandad de la colectividad descendiente de mallorquines instalados a miles de kilómetros de la Isla.

    Además, la Agrupación fue visitada por bahienses pertenecientes a la Casa de Mallorca de Bahía Blanca descubriendo las historias de los mallorquines sampedrinos, degustando comidas típicas acompasado con el ritmo del ball de bot y observado la elaboración de la tradicional ensaimada mallorquina; pero sobre todo, los visitantes y los anfitriones, se han retroalimentado de proyectos y han mostrado las ganas de seguir generando espacios de encuentros y colaboración.

    NOTICIAS RELACIONADAS

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    7,465FansMe gusta
    1,254SeguidoresSeguir
    361SeguidoresSeguir
    526SuscriptoresSuscribirte

    Últimas Noticias