21.9 C
Palma de Mallorca
domingo, septiembre 25, 2022
Más

    Stop al racismo

    Sonia Vivas: “Todos los valores que les inculcamos a nuestros jóvenes luego se tiran por la borda insultando a alguien por el simple hecho de provenir de otro país”

    Por Juan Pablo Blanco A

    Recientemente la regiduría de Seguridad Ciudadana habilitó una línea telefónica y un correo electrónico para las víctimas de los delitos de odio. Baleares Sin Fronteras estuvo en el despacho de la agente Sonia Vivas, quien entregó detalles sobre el funcionamiento de esta nueva oficina.

    Baleares Sin Fronteras: ¿en qué consiste el trabajo que se realiza en esta nueva área de la oficina de denuncia por delitos de odio del Ayuntamiento de Palma?

    Sonia Vivas: Hemos puesto en marcha un servicio de atención a los delitos de odio y tratos discriminatorios para comenzar a darle voz a todo aquello que hasta ahora no se denunciaba y que está relacionado con un trato determinado por ser extranjero, por pertenecer a una religión que no es la mayoritaria, por discapacidad u orientación sexual, entre varios de los asuntos que inducen a la discriminación.

    BSF: ¿Cuál fue el motivo que induce a la creación de esta oficina, había antecedentes de peso sobre denuncias por este tipo de delitos?

    S.V: La intención es trabajar para las minorías, les queremos dar voz con el fin de solucionar los casos de discriminación que sufran estos colectivos. Los antecedentes apuntan al código penal y los cambios que hubo en la Ley Orgánica del 2015, que establece los delitos de odio que ascienden a 15 tipos que se sancionan por la vía penal, es decir la discriminación a una personas por los motivos anteriormente expuestos.

    BSF: ¿Esta línea de actuación ya se viene realizando en algún punto de España?

    S.V: Efectivamente las policías de Madrid y Fuenlabrada ya iniciaron esa línea de trabajo con buenos resultados. En nuestro caso, la regidora de Seguridad Ciudadana, Angélica Pastor y el jefe de la Policía Local de Palma, Josep Palouziè, decidieron continuar esa misma estrategia incorporando este servicio en el Ayuntamiento.

    BSF: ¿Desde su perspectiva opina que a este tipo de denuncias no se le da la suficiente importancia o se teme a denunciar?

    S.V: Con el cambio del código penal nos encontrábamos algunas denuncias, pero sí que es verdad que los colectivos minoritarios son reticentes a ir a alguna comisaria a interponer una denuncia. Generalmente hay extranjeros que no tienen los documentos en regla y prefieren abstenerse a denunciar, existen otros que han convivido con este problema durante años y ya lo ven como algo normal y eso a mi criterio está muy mal.

    BSF: ¿cuál es el procedimiento para realizar la denuncia?

    S.V: Para poder actuar contra estos delitos hemos abierto una línea telefónica permanente y un correo electrónico para que las víctimas expongan sus casos. No es necesario que el afectado pase por el filtro de la entrada o tenga que explicarle al agente de guardia. Concretamente se elimina este trámite y se pone a disposición del usuario una vía de acceso rápida y directa especializada en este tema. Esto es muy positivo, hay casos que a los mismos afectados les hace sentir incomodos para presentar personalmente este tipo de denuncias, por lo tanto, la línea telefónica y el correo son muy útiles para tales efectos.

    BSF: ¿se han presentado situaciones de estas características en las que ha sido necesaria la intervención de su área en los colegios?

    S.V: sí, sin ir muy lejos, esta semana tuvimos un trabajo relacionado con esta temática. Tenemos la Unidad de Policía Tutor, que se encarga de tener contactos con los colegios y resolver este tipo de conflictos. Efectivamente, es verdad que nosotros desde el servicio intervenimos si el problema proviene por el origen socio cultural, discapacidad, orientación sexual, religión de la persona, independiente de si la víctima o el infractor son menores de edad. En ese caso, hablamos con los directores de colegio y los padres de familia.

    BSF: ¿y de ahí en adelante que sigue?

    S.V: en el caso de que el bullying está relacionado con el delito de odio tenemos dos opciones: mediar cuando se trata de algo de poca importancia, de lo contrario, abrimos la vía judicial para hacer un informe a menores para que la fiscalía se pronuncie.

    BSF: para nadie es un secreto que en los campos deportivos, especialmente en los de fútbol se dan muchos casos de insultos raciales. ¿Conocen la situación?

    S.V: la Ley del Deporte sanciona las conductas discriminatorias contra los colectivos por su origen, también tenemos la ley LGTB de mayo del año pasado que consiste en denunciar a una persona que profiera insultos a un homosexual, que aunque no lo sea, es una conducta que amerita castigo con la ley en la mano . Este tipo de casos se suele ver bastante en el ámbito del fútbol.

    BSF: se suelen ver bastante, pero vemos que no bastan los carteles ni los folletos de “stop al racismo”, parece que en el fútbol modesto no hay sanciones por este tipo de conductas. ¿Qué opina?

    S.V: lo importante es el compromiso de todas las personas involucradas en estos asuntos de delitos de odio, no sólo la víctima del insulto, sino de quienes están en ese momento escuchando y siendo coparticipes pasivos de este tipo de hechos. La sociedad debe cuestionar a quienes estén obrando mal. Lamentablemente hay personas que se ríen o tienen miedo de reprender este tipo de actitudes que incitan al odio. Estamos en un atraso increíble en estos temas, pensamos que somos muy tolerantes, pero resulta que la realidad es otra.

    BSF: parece que la complicidad o el pasotismo es el común denominador en estos casos, me refiero a los campos de fútbol en donde todo el mundo escucha y nadie dice nada

    S.V: el público que lo escucha, los delegados federativos, los árbitros, los jugadores no tendrían por qué callarse este tipo de conductas delictivas. La obligación de todos es denunciar, sea a quien sea en un campo de fútbol. En el ámbito deportivo con los valores que supone no debe consentirse este tipo de conductas. Todos los valores que les inculcamos a nuestros jóvenes luego se tiran por la borda en un campo deportivo insultando el fin de semana a alguien por el simple hecho de provenir de otro lugar.

    BSF: ¿qué recomendaciones haría como responsable de esta dependencia?

    S.V: dos recomendaciones: decirle a la víctima directa que no se lo calle, que nos lo cuente, luego podrá decidir si interpone o no la denuncia. Luego de analizarlo se puede acoger o no a la vía penal, pero reitero, es mejor que no lo calle, el peor de los escenarios es que la víctima a la que insultan lo encuentra como algo normal, y lo que no debemos permitir precisamente es incurrir en ese error. La víctima debe denunciar, el área penal es un derecho de mínimos, es la última vía, nosotros tratamos de mediar en los casos dependiendo de la gravedad. Ahora bien, si a una persona la agreden físicamente la vía penal es la instancia adecuada para resolverlo.

    Línea telefónica para denunciar los delitos de odio 650 78 16 44 correo stop.odi@pol.palma.es

    NOTICIAS RELACIONADAS

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    7,465FansMe gusta
    1,254SeguidoresSeguir
    362SeguidoresSeguir
    526SuscriptoresSuscribirte

    Últimas Noticias