spot_img
20.9 C
Palma de Mallorca
sábado, octubre 16, 2021
Más
    spot_img

    Cáritas invirtió en 2020 más de 386 millones de € para apoyar a 2,8 millones de personas dañadas por problemas crecientes de desempleo, falta de ingresos, vivienda y salud mental

    La Memoria 2020 constata el fuerte aumento de personas que demandan ayuda de emergencia a causa de la pandemia.

    Los graves efectos sociales de la pandemia causada por el coronavirus en las personas más vulnerables queda reflejada en los datos recogidos en la Memoria anual 2020 de Cáritas Española que se presentó el pasado miércoles en Madrid.

    Esta radiografía sobre el impacto de esta crisis sanitaria, social y económica adquiere toda su dimensión en el informe elaborado a partir de datos de las personas acompañadas por las 70 Cáritas Diocesanas de toda España y que, junto con la Memoria, han puesto sobre la mesa los responsables del Observatorio de la Realidad social (ORS) de Cáritas con un título elocuente: “del tsunami en el mar de fondo: salud mental y protección social”.

    Manuel Bretón, presidente de Cáritas Española; Natalia Peiroa, secretaría general; y Raúl Flores, coordinador de Estudios fueron los encargados de presentar esta rendición de cuentas de 2020 de Cáritas. 

    Los recursos invertidos

    Según los datos aportados por Natalia Peiro, en el último año  Caritas ha invertido 386.7 millones de euros en sus diferentes recursos y proyectos dentro de España y en acciones de cooperación internacional en terceros países.

    Este importante esfuerzo económico (unos 50 millones más que 2019) ha sido posible gracias al generoso apoyo de miles de socios, donantes y colaboradores privados, que han aportado más de 273 millones. Junto a ello, destaca también el esfuerzo de las diferentes Administraciones públicas durante la pandemia, que aportaron a los programas de Cáritas un total de 113.5 millones de euros.

    Esta procedencia de los recursos económicos de Cáritas mantiene la misma tendencia de los años precedentes, dentro de una horquilla que se mantiene entre un 70-71 por ciento de fondos privados y un 29-30 por ciento de subvenciones públicas .

    Los apartados que han exigido mayor esfuerzo financiero durante 2020 están estrechamente relacionados con los focos de emergencia social donde nuestra Confederación ha tenido que marcar las prioridades marcadas por la pandemia. Así, en los programas de acogida y asistencia se invirtieron 92.4 millones de euros, Seguidos, de los capítulos de Economía solidaria (empleo, economía social y comercio justo, 85.6 millones), Mayores (36.2 millones), Personas en situación sin hogar (35.3 millones) y Salud (drogodependencia, VIH-sida, apoyo psicológico y salud mental, 11.8 millones), por citar los más destacados.

    NOTICIAS RELACIONADAS

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here

    7,465FansMe gusta
    1,254SeguidoresSeguir
    347SeguidoresSeguir
    526suscriptoresSuscribirte

    Últimas Noticias