20.3 C
Palma de Mallorca
miércoles, octubre 5, 2022
Más

    El IMAS concierta por primera vez un servicio específico para las familias con jóvenes en riesgo de entre 13 a 18 años

    Trabajar con las familias para ayudarles a mejorar su convivencia y garantizar el bienestar de los adolescentes en el seno de su familia es la principal prioridad del Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales (IMAS), quien ha concertado por primera vez un Servicio de Intervención en Crisis para Personas Menores de Edad entre 13 y 18 años, que llevará a cabo la Asociación CAIF (Centro de Atención Integral a la Familia) por un período de dos años, prorrogable dos años más.

    La consejera de Derechos Sociales y presidenta del IMAS, Sofía Alonso, ha explicado que «seguimos apostando por los servicios especializados que aporten soluciones reales a las necesidades de la ciudadanía. Con este nuevo programa, ofreceremos una atención inmediata para familias con adolescentes a su cargo, con el objetivo de mejorar situaciones que pongan en peligro la integridad del núcleo familiar y con el fin de que puedan convivir en normalidad».  

    El IMAS ha concertado 45 plazas con la Asociación CAIF, a las que podrá acceder cualquier adolescente de Mallorca que lo requiera, independientemente de si tiene o no alguna medida de protección. En este sentido, las familias que lo consideren oportuno pueden dirigirse directamente al IMAS para pedir ayuda si el adolescente a su cargo se encuentra en riesgo moderado de desprotección provocado por una crisis relacional puntual.

    La directora insular de Infancia y Familia, María de los Ángeles Fernández Valiente, ha destacado que «la predisposición de las familias es muy importante para que este servicio sea provechoso, puesto que trabajaremos tanto con el adolescente como con sus familiares más directos para ayudarles a desarrollar unos patrones de comportamiento y relaciones más positivas en el núcleo familiar».

    Los profesionales del Área de Infancia y Familia del IMAS valorarán cada situación y derivarán a la Asociación CAIF los casos que requieran el nuevo recurso. Para cada uno de ellos, se elaborará un plan específico, que incluirá dos tipos de intervenciones:

    – Enfocadas a los adolescentes: soporte en su proceso de maduración social y personal; capacitación para prevenir comportamientos de riesgo y/o problemáticos; promoción de actitudes responsables para su propia salud en sentido amplio (bienestar emocional, social y psicológico); información en prevención de conductas adictivas; abordaje de situaciones estresantes; y aprendizaje en actitudes de autocontrol y toma de decisiones.

    – Enfocadas a padres, madres o tutores legales: asesoramiento y capacitación para prevenir conductas disruptivas, adictivas y otras alteraciones de conducta; desarrollo de estrategias para la gestión y el abordaje de situaciones de estrés; aprendizaje en actitudes de autocontrol y diálogo; fomento e incremento de las habilidades sociales y personales; estabilización de las relaciones familiares; fomento del soporte comunitario y la integración social.

    Entre las principales características de las familias objeto de este servicio, destacan:

    – Sus hijos o hijas se encuentran en situación de crisis de adolescencia con riesgo de provocar una ruptura familiar.
    – La posible existencia de malos tratos episódicos y puntuales derivados de la situación de crisis.
    – La pérdida de control parental con una temporalidad máxima de tres meses.
    – El desbordamiento familiar y la falta de funcionalidad de sus recursos propios.
    – La violencia de género.
    – Los malos tratos leves y otras situaciones que puedan beneficiarse del servicio.

    Además de las familias que lo soliciten, el IMAS también puede considerar que deben participar en este programa los adolescentes que durante el fin de semana ingresen de urgencia en un servicio de primera acogida residencial y se compruebe que el problema es pero sea necesario realizar una intervención profesional urgente y puntual antes del regreso a su casa.

    Este Servicio de Intervención en Crisis que ha puesto en marcha el IMAS cuenta con un equipo de, al menos, cuatro personas: un educador social y un psicólogo a jornada completa, y un director y un trabajador social a media jornada.

    NOTICIAS RELACIONADAS

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    7,465FansMe gusta
    1,254SeguidoresSeguir
    361SeguidoresSeguir
    526SuscriptoresSuscribirte

    Últimas Noticias