12.9 C
Palma de Mallorca
sábado, febrero 24, 2024
Más

    Editorial 444: Conseguir los objetivos sin olvidar las dificultades superadas

    Desde que salí de mi natal Colombia en 1997, he tenido la oportunidad de contar muchas historias de vida basadas en la superación de inmigrantes que han trabajado a destajo para aportar progreso y bienestar a la sociedad que los ha acogido en su momento.

    Los comienzos no son nada fáciles, cada quien describe la fiesta según cómo le haya ido en el baile. La tendencia es que la mayoría – muchos de ellos sin papeles – comienzan desde abajo, sin importar si en sus países de origen hayan sido médicos, arquitectos, ingenieros o gerentes de una empresa.

    Cada quien es un mundo aparte, por lo que en esta profesión, uno de cuyos apartados es plasmar la narrativa de esos inmigrantes que han llegado – en lo que nos atañe geográficamente a Baleares – a encontrarse con un nuevo mundo, y por supuesto, a trabajar en lo que sea con tal de irse abriendo camino para la alternativa de la regularización del arraigo social que, dicho a tenor de nuestra experiencia, es la figura jurídica de la que se echa mano para regularizar la situación administrativa en España. Y es que cabe aclarar y es una realidad latente que la actual Ley de Extranjería pocas alternativas ofrece para que la gente venga a este país con un contrato de trabajo que a la primera de cambio le permita obtener un permiso de residencia y trabajo.

    Dicho esto, en mi trasegar por Madrid, New York y Mallorca en estos 27 años de inmigrante, la mitad de mi existencia, he tenido la fortuna de cruzarme por el camino de gente maravillosa, espontánea, echada para adelante, que me ha brindado su confianza de contar su historia en las páginas del ‘Diario Hoy’ y ‘Noticia Hispanoamericana’ de New York, para luego en Mallorca seguir con el mismo estilo en ‘El Mundo-El Día de Baleares’, cuando era freelance de ese medio.

    Con el transcurrir de los años, esas historias de progreso tomaron fuerza en Baleares Sin Fronteras. Crónicas que he afianzado desde el mismo momento en que salimos a la calle, quienes conocen la línea editorial de este medio, saben que nuestra idea es publicar preferentemente las noticias positivas relacionadas con la inmigración, esas mismas que pasan desapercibidas en los periódicos generalistas.

    Y es que no se trata de ocultar los otros problemas que genera el factor de estar irregulares en otro país, no está de más decir que lo ideal es que quien venga de sus países de origen lo hagan de manera regular, sin embargo una cosa es la teoría y lo que se aprecie desde lejos, y otra muy diferente es vivir en carne propia las vicisitudes de la falta de oportunidades laborales, la injusticia social, la inseguridad y la falta de acceso a los servicios básicos.

    Lo hemos dicho reiteradas veces en estas líneas que quienes emigran a otro país en la mayoría de ocasiones lo hacen obligados por las circunstancias adversas y factores que no les permiten otra salida.

    Aunque hace dos meses haya sido el Día Internacional de las Personas Migradas, no es tarde para reconocer el coraje y la valentía de quienes en su momento lo arriesgaron todo por un mejor futuro.

    Entrevistas a granel hemos realizado con gente que la está pasando mal por no tener resuelta su situación migratoria en este país, pero también esos mismos testimonios han sufrido un cambio radical de 180 grados cuando el tesón y la persistencia se imponen. La mayoría de esas personas en un pasado agobiadas por la situación, aun pensando en retornar a sus países, hoy viven dignamente, algunos trabajan en empresas en las que son valorados y otros se han convertido en pequeños, medianos o grandes empresarios que aportan desarrollo al país que les ha abierto las puertas.

    Solo un inciso: es recomendable nunca olvidar las raíces y la cantidad de escollos superados para alcanzar los objetivos. Escalar posiciones en una sociedad ajena es sumamente complicado, pero también al mismo tiempo es fácil bajarse de la nube en el momento en que se pierda la esencia del factor humano. No olvidar tirar de memoria para no perder el estatus que costó tanto esfuerzo conseguir.

    NOTICIAS RELACIONADAS

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    7,465FansMe gusta
    1,254SeguidoresSeguir
    373SeguidoresSeguir
    526SuscriptoresSuscribirte

    Últimas Noticias