VACUNA´T
VACUNA´T
9.9 C
Palma de Mallorca
sábado, noviembre 27, 2021
Más
    VACUNA´T

    “El fin de los recortes sanitarios era abrir brechas de desigualdad entre españoles e inmigrantes para que regresaran a sus países de origen”

    Hasta hace poco no se imaginaba irrumpir en el mundo de la política. Por su trabajo de realizador audiovisual siempre ha estado acostumbrado a estar del otro lado de la información, detrás de cámaras y a la sombra de los protagonistas de la noticia.
    Sin embargo, su rol ha cambiado completamente desde que fue elegido unánimemente en Baleares como Secretario General de Podemos. Hoy por hoy y ante la proximidad de las elecciones autonómicas y municipales de este 24 de mayo ya no está detrás de una cámara y su rostro es reconocido por gran parte de la ciudadanía.
    Alberto Jarabo, madrileño, es padre de dos hijos, una niña y un varón, reside en s´Escorxador y está casado con la periodista Marta Hierro. El representante de Podemos en las Islas -no le gusta que le llamen líder- estuvo en la redacción de Baleares Sin Fronteras para hablar del proyecto social del partido al que representa.
    BSF: ¿Cómo se define Alberto Jarabo?
    A.J: Es un ciudadano que desde hace algunos meses comienza a participar en política en uno de los círculos de su barrio ante las tremendas injusticias y desigualdades que percibe en la realidad cotidiana; además desde mi experiencia a nivel de realización audiovisual he conocido a personas que están mucho más avanzadas en conceptos y conocimientos que las personas que actualmente dirigen las instituciones, que dicho sea, no están a la altura de los ciudadanos que dicen representar.
    BSF: ¿Cuáles motivos lo persuadieron de cambiar Madrid por Baleares?
    A.J: A mi esposa le surgió una oferta de trabajo y un día me planteó vivir en la Isla, le dije que sí y ya han pasado quince años. Me siento muy bien en la sociedad balear.
    BSF: ¿Cuándo da el paso definitivo de emerger en este complejo contexto de la política?
    A.J: Estaba rodeado de periodistas y gente intelectual de quienes percibía su decepción por los políticos que están al frente de las instituciones. Muchas personas me emplazaron a hacer política de una manera diferente. Tengo los referentes de Ada Colau en Barcelona y la irrupción de Pablo Iglesias con un discurso que muchos teníamos, pero que él lo ha desarrollado de una manera más académica en la que señala el problema del régimen que estamos viviendo. La crisis de los servicios sociales, de los recortes, de las injusticias, de la corrupción; es decir, una suma de problemas a los que se añade el desprestigio político y monárquico percibido por la actual sociedad.
    BSF: Cómo fue su acercamiento a Pablo Iglesias y ahora como líder del partido en Baleares
    A.J: No me gusta hablar de liderazgos, soy simplemente un representante. Fue un proceso transparente, hablé con personas de distintas ideologías para establecer un programa que se diferenciase de los demás y cuyas ideas fueran cercanas a las necesidades de la ciudadanía. Me animaron a algo que no estaba seguro de hacer. Siempre he dicho que mi profesión debería hacer un documental sobre Podemos en vez de estar representando a este movimiento, pero al final me decidí y me siento orgulloso y con fuerzas para hacerlo.
    BSF: ¿Alguna propuesta en concreto para los ciudadanos que aspira a representar?
    A.J: Hay dos cuestiones que me interesa destacar. La primera cuando llegué aquí me sorprendía como la sociedad callaba acerca de la corrupción que había a su alrededor, por ejemplo, la gente comentaba como Munar y Matas eran inmunes ante los presuntos escándalos de corrupción que se sacaban a la opinión pública. En este caso quisiera destacar la labor de visualización de la fiscalía anticorrupción que ha despertado a una sociedad que ahora es mucho más exigente. En esta línea, nosotros fomentamos la participación y reclamamos exigencia a la ciudadanía a la hora de emitir su voto y de reclamar sus derechos ante todos los partidos políticos. Y por otro lado, apuntamos a la auto exigencia en la que planteamos un horizonte para que la ciudadanía participe de manera activa en las decisiones políticas, es decir, democratizar las instituciones y no hacer como el Partido Popular que le ha faltado dialogo, es algo intolerable.
    BSF: Los recortes polémicos de asistencia sanitaria de Ana Mato. ¿Qué opina?
    A.J: Recuerdo muy bien el caso de Alpha Pam en el que participé en un documental. El decreto de Ana Mato fue un hecho fundamental para que él muriera. En la España democrática del siglo XXI no se entiende que alguien muera de tuberculosis por falta de atención. Esto para mí constituye un crimen, para el Partido Popular, Alpha se suicidó de tuberculosis, culpaban al propio inmigrante de su muerte por no haber protestado lo suficiente para que hubiese sido atendido. Esa actitud define de algún modo el desprecio de algunos políticos por los derechos humanos.
    BSF: En aquel entonces e incluso actualmente, se sigue fomentando la idea de que los inmigrantes hacen un uso indiscriminado de la sanidad pública. ¿Está de acuerdo?
    A.J: Cuando se dice que los inmigrantes hacen uso excesivo de la sanidad están equivocados, A pesar de que una parte de la sociedad española diga lo contrario, los datos revelan que no es así, ni siquiera se demuestra que el hecho de que los inmigrantes no tengan tarjeta sanitaria suponga un ahorro para la administración pública española. Lo interpreto como una amenaza directa hacía los colectivos de inmigrantes para favorecer el regreso a sus países, el mensaje de ese decreto apuntó a abrir brechas de desigualdad entre españoles e inmigrantes, y por consiguiente, facilitar el retorno a sus países de origen.
    BSF: Sabemos de algunas experiencias suyas de trabajo con el colectivo africano, ¿cómo las describe?
    A.J: La que más recuerdo fue cuando impartí dos años de castellano a senegaleses, me insistían sobre su terrible drama para ganarse la vida. Les quitaban la mercancía que vendían que era lo poco que tenían para ganarse la vida y me explicaban que no tenían que comer ni mucho menos para pagarse una vivienda, muchos de ellos, indocumentados no los devolvían a su país por falta de convenios, me contaban que aguantaban hambre y lo pasaban realmente mal. Y me pregunto: ¿Cómo es posible que no hayamos podido encontrar soluciones a estas situaciones?, si no tienen la residencia por lo menos deben acceder a unos derechos fundamentales en un Estado de bienestar.
    BSF: Junto a Podemos ha emergido también otro partido que según las encuestas viene subiendo en intención de voto. ¿Qué opina de Ciudadanos?
    A.J: Es cambiar unos sillones por otros. No veo que pretendan hacer un cambio, ojala no fuera así. Me gustaría que en España hubiese una derecha digna como la de los países nórdicos que defienden con rotundidad el acceso a los servicios básicos. El programa que he visto de Ciudadanos se asemeja muchísimo al bipartidismo durante todos estos años.
    BSF: Muchos eluden esta pregunta, es casi un hecho de que ustedes no obtendrán la mayoría absoluta, pero para llegar a las instituciones deberán pactar con alguien. ¿Qué puede adelantar al respecto?
    A.J: Hemos hablado muy poco de esto, podría parecer una respuesta esquiva pero nuestro calendario no nos ha dado tiempo de hablar del tema. No nos preocupa en exceso el escenario postelectoral, si obtenemos un buen resultado lo gestionaremos con la responsabilidad que ello supone y escucharemos a todo el mundo para evaluar las diferencias y similitudes programáticos con los otros partidos. En el caso del Partido Socialista desconfío, no creo en el lema del cambio del que tanto hablan, pero sí que desearía que muchas de las ideas de las que ahora prometen se ejecuten en la práctica, eso sí facilitaría futuros acuerdos.
    BSF: Pasando a otro tema, a ustedes se les relaciona con gobiernos como el de Venezuela: ¿Qué dice de toda la polémica en la que a los líderes de Podemos los asocian con el régimen de Nicolás Maduro?
    A.J: Es evidente que muchos compañeros promotores de Podemos han trabajado para diferentes gobiernos y uno de ellos es el de Venezuela. También no nos olvidemos que Rajoy ha suscrito diferentes acuerdos comerciales de petróleo con ese país. Más allá de eso las similitudes entre España y Venezuela son escasas. Nuestro punto de atención está en los problemas de España, pero sí que debo admitir que me atrae el proceso democratizador de países como Brasil con Lula Da Silva y Uruguay con Pepe Mujica que para mí son referentes de cambio en sociedades muy distintas a la española, cuyas ideas de hacer política son ejemplos de avances positivos.
    BSF: ¿Y ejemplo podría ser el régimen de Maduro?
    A.J: En el caso de Venezuela es complicado comparar los dos países, ha habido unos esfuerzos para reducir las desigualdades, pero partimos de Estados muy poco cohesionados socialmente y estamos en una España que tiende a aumentar las brechas de desigualdades por políticas similares que se aplicaban en esos países hace algunos años atrás.
    BSF: En esta entrevista nos habla acerca de las desigualdades sociales y de vulneración a los derechos humanos. En el caso de Venezuela los medios de comunicación y las redes sociales muestran unas imágenes que hablan por sí solas. ¿Opina lo mismo?
    A.J: Es lamentable un país que padezca las dramáticas consecuencias de la desigualdad como se ven en estas imágenes. La clave es qué hacer en estos casos, desconozco si el gobierno de Maduro ha aumentado los índices de pobreza, es un país muy complejo y en mi caso me resulta a la distancia muy difícil de analizar. En el caso de que Venezuela no cumpla con el respeto a los derechos humanos seré el primero en condenarlo.
    BSF: Volviendo al tema local. Los desahucios de los afectados por la hipotecas, ¿Qué concepto le merece la labor del gobierno ecuatoriano de Rafael Correa de asesorar gratuitamente a sus ciudadanos y enfrentar gubernamentalmente este problema ante los bancos españoles?
    A.J: Primero aplaudir lo que está haciendo el gobierno de Ecuador con los ciudadanos afectados por la hipoteca. He tenido la oportunidad de ver en primera persona lo que se está haciendo en Baleares y me parece muy positivo. Pero creo que esto debería haberlo hecho el gobierno español con todos los ciudadanos engañados en su momento por los bancos, sin embargo, no lo hicieron ni lo harán, siempre han defendido los intereses de los más grandes dejando de lado a la población más vulnerable.
    BSF: ¿Por qué votar en Baleares a Podemos el 24 de mayo?
    A.J: Por primera vez en muchos años en esta Comunidad Autónoma y en este país surge una opción que llama a las cosas por su nombre, cuyos candidatos han firmado unos documentos éticos en los que limitan sus salarios, renuncian a privilegios en los que se anuncia que cualquier caso de corrupción será motivo de expulsión. Imponemos una serie de condiciones que nos separan del resto de partidos, antes de entrar a las instituciones ya estamos redactando una serie de condiciones para marcar distancias de la clase política existente hasta el momento. En segundo lugar somos ciudadanos que hemos estado en contacto con otros ciudadanos de ideas muchas más avanzadas de las que tienen los actuales políticos. Esa necesidad de cambio fresco la representamos nosotros. No me cabe ninguna duda de esto.

    NOTICIAS RELACIONADAS

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here

    7,465FansMe gusta
    1,254SeguidoresSeguir
    351SeguidoresSeguir
    526suscriptoresSuscribirte

    Últimas Noticias