23.8 C
Palma de Mallorca
jueves, septiembre 29, 2022
Más

    Las camareras de piso son las que peor parte llevan en la explotación laboral del sector de la hostelería

    Palmesano, diputado de Podemos, se muestra indignado merced a las propias experiencias en trabajos precarios como camarero de piso y empresas de rent a car

    Por Juan Pablo Blanco A

    Carlos Saura ha estudiado humanidades, es master en filosofía contemporánea y domina varios idiomas. Cuando lavaba coches o en los trenes de noche en Barcelona, recuerda haber visto situaciones que siempre le han preocupado, por ejemplo, rememora la historia de una compañera colombiana que llevaba mucho tiempo fregando platos y no podía cogerse bajas por la propia sobrecarga de trabajo, simplemente la empresa no le dejaba”

    Desde el grupo parlamentario Podemos, Saura de 27 años, comenta que se miran con lupa situaciones de explotación laboral a la que son sometidos empleados de sectores como la hostelería. Denuncia que por lo general los grandes empresarios, entre ellos, algunos hoteleros coaccionan a sus trabajadores para evitar que les denuncien bajo la amenaza de despedirlos.

    Ahora con la crisis, Saura apela a la típica frase utilizada por algunos empleadores:  “afuera hay otra mucha gente esperando para hacer el trabajo que estás rechazando”, bajo esa premisa, agrega, “le meten miedo a los trabajadores para que desistan de reivindicar sus derechos”.

    Para hacerle frente a este tipo de situaciones, Saura propone que el gobierno central  incrementa el número de inspecciones para proteger los derechos de los trabajadores con el fin de denunciar los abusos. “Aquí tenemos cuarenta personas del ministerio de trabajo, no bastan solo tres meses de inspecciones hay que estar siempre al corriente de estas anomalías”, manifiesta.

    Añade que el 23 por ciento de la población se encuentra en riesgo de exclusión social, a lo que se suma una cuarta parte de contratos eran fraudulentos. Con este panorama, Saura aboga por incrementar el número de inspecciones.

    En el sector de la hostelería, Saura denuncia casos de camareras de piso, muchas de ellas de origen inmigrante hacen alrededor de 18 a 26 habitaciones por día sin estudio ergonómico de las mismas, sin facilidades para desempeñar su trabajo. Para hacerle frente a esta situación, Saura exige un estudio minucioso de las condiciones laborales en los hoteles de las Islas respecto a lo que se le exige a un o una trabajadora.

    Otro de los evidentes detalles de explotación se centra en el número de horas cotizadas a la Seguridad Social  en relación a las horas que realmente el trabajador presta sus servicios a determinada empresa. Saura detalló que uno de cada cuatro contratos presentan estas anomalías que “además de violar los derechos laborales constituye una defraudación a las arcas del Estado por no paga lo que realmente se cotiza”.

    Al consultarle este periódico sobre experiencias personales antes de ser diputado, Saura admitió haber sido explotado laboralmente. “Me tocaba quedarme más tiempo de lo estipulado, el problema de esta Comunidad Autónoma es algo normal, lo que no sucede en otros países de Europa”, aunque no se considera un paradigma de la explotación laboral sí recuerda épocas en las que en el hotel donde trabajaban normalmente siete camareros, en el caso de la ausencia  de dos o tres de sus compañeros, no eran reemplazados por otros. La carga de trabajo aumentaba considerablemente y el servicio prestado a los clientes dejaba mucho que desear.

     

    El diputado de Podemos es consciente de que con estas declaraciones se gana la antipatía de muchos empresarios. “Lo entiendo, ellos defienden sus intereses, han dictado las normas en esta comunidad autónoma durante bastante tiempo, pero también es verdad que hay gente de nuestro lado. Eso se demostró en una reciente rueda de prensa en la que camareras de piso contaban historias de auténtico terror”.

    Saura reprocha el desinterés de los partidos políticos convencionales que han hablado poco de la explotación laboral y nunca han tomado medidas. Uno de los errores en los que matiza es que un sector económico tan potente haya abusado de las instituciones sin que hasta el momento se haya puesto un límite. En esa línea el joven diputado  defiende el nuevo impuesto turístico de la Ecotasa que prepara el Govern.

    El parlamentario esgrime que hay empresarios que han batido records de facturación turisitica llegando a los diez millones, por lo tanto, que se quejen de la ecotasa o se nieguen a hablar de explotación laboral “me parece un ejercicio de hipocresía absoluto”. En esa línea comenta que desde Podemos se va a presentar una proposición no de ley en el que se propondrán más inspectores laborales para esta Comunidad Autónoma.

    Acerca de las previsiones para las elecciones presidenciales del 20 de diciembre en las que Podemos baja en intención de voto, Carlos Saura considera que las encuestas son un ejercicio válido de periodismo, pero la realidad se refleja en las urnas. La gente decidirá si quiere apostar por la ilusión o por el continuismo de trabajos precarios y explotación laboral.

    NOTICIAS RELACIONADAS

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    7,465FansMe gusta
    1,254SeguidoresSeguir
    361SeguidoresSeguir
    526SuscriptoresSuscribirte

    Últimas Noticias