19 C
Palma de Mallorca
jueves, octubre 6, 2022
Más

    El ambiente tóxico en los lugares de trabajo que afecta a los trabajadores

    Para dar explicación debo remontarme a unos conceptos básicos porque de lo contrario pocos comprenderán el desarrollo que viene más adelante.
    Debemos deducir a través de los descubrimientos en física quántica que la materia no existe, la materia es una forma de campos concentrados en un núcleo que se traen y otros se repelen según sea su giro, polaridad y característica.

    Toda la manifestación de la materia en el universo se compone de energía densa en su núcleo, para un símil sería el núcleo de un átomo, luego de un campo semi denso que lo rodea, en un átomo serían los electrones que giran a su alrededor y de un campo muy sutil exterior que serían campos y partículas sub atómicas que para un átomo serían los más alejados del núcleo.
    A nivel humano sucede lo mismo, nosotros somos cuerpo físico como centro, luego tenemos un aura y un campo muy sutil que llega a varios metros a nuestro alrededor.

    ¿Cómo afecta este campo al entorno?

    Si toda la energía del universo no se puede crear ni destruir, sino que es eterna, nosotros poseemos las mismas características. Podemos deducir que si somos energía pensante y sintiente, todo el universo piensa y siente. Es correcto pensar que nuestra casa, cosas, plantas y animales perciben y sienten, si los amamos, recibiremos amor, si no lo hacemos, seremos rechazados.

    ¿Y a nivel práctico en la empresa?

    En muchas empresas el único objetivo son los resultados y beneficios económicos, pero tiene un precio desconocer y descartar tan reveladoras verdades universales.
    Nuestros pensamientos y sentimientos que forman parte del campo más externo y sutil se acumulan en el interior de los ambientes empresariales.

    ¿Qué sucede con el ambiente?

    He tenido la ocasión de entrar en empresas donde el ambiente es denso, espeso, negativo, lleno de energías pegadas en los rincones creadas con la mente de los trabajadores. Son ambientes tóxicos, auténticas pocilgas energéticas mentales y emocionales que vibran y atraen cosas negativas.

    ¿A quién no le ha pasado alguna vez entrar en un lugar y sentirse mal, algo le echa fuera porque no se siente a gusto?

    Los clientes de estas empresas sienten que hay algo que no les gusta, perciben el caos, huyen y se van a la competencia. Desde la dirección sólo ven que resultados inmediatos económicos descienden. Por desconocimiento presionan al personal para que produzca más incrementando el sufrimiento y la cantidad de energía ambiental tóxica. Las ventas siguen cayendo y para quitarse gastos despiden aumentando el mal ambiente. La empresa va de mal en peor, pierden más cuota de mercado, exigen horas extras, cansancio, hastío del personal y el ambiente llega al límite tóxico psíquico.

    Llega la degeneración…

    Inevitablemente mantener y sostener este ambiente cuesta horrores, los comerciales deben hacer un esfuerzo extra para conseguir nuevos clientes, todo se complica, nada fluye y a cada paso hay nuevas trabas. El estrés se manifiesta en enfermedades de los empleados, bajas laborales, mayor escasez de falta de personal, sobrecarga de trabajo, competitividad, caos, empleados formados y valiosos se van. Lo inevitable sucede, es cuestión de tiempo y llega la quiebra. La lástima es pensar ¿Y no se dan cuenta?…

    ¿Cómo se puede remediar?

    En una entrevista en RRHH se fijan en el currículo de las personas, pero desconocen sus actitudes, virtudes o falta de ellas. Es esencial la formación de personal de RRHH a través de la sensibilización y mantener los ambientes psíquicos limpios en empresas, en casas y en todo lugar. Es sumamente importante cuidar las personas, fomentar la unidad, ocio en equipo, facilidades en todo, ofrecer planes reales de prevención enfocados a la salud (que no son los habituales…), desarrollar la humanidad, las virtudes, cuidar la calidad mental y psíquica, porque de ello depende a todos los niveles tanto individual como colectivo, la salud, el amor, la economía y el verdadero éxito.

    Iván Covas / 670 916 754
    Naturópata, Nutricionista, Biorresonancia, Biomagnetimo y Escritor.

    NOTICIAS RELACIONADAS

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    7,465FansMe gusta
    1,254SeguidoresSeguir
    361SeguidoresSeguir
    526SuscriptoresSuscribirte

    Últimas Noticias