spot_img
23.6 C
Palma de Mallorca
sábado, octubre 16, 2021
Más
    spot_img

    Baleares recibirá cerca de 1.000 millones de euros en ayudas directas destinadas a empresas y autónomos para hacer frente a los efectos económicos de la COVID-19

    BSF

    La presidenta del Govern, Francina Armengol, ha dado a conocer este los nuevos mecanismos que el Consejo de Ministros ha aprobado a través de un Real decreto ley para aportar ayudas a las empresas y autónomos más afectados por la crisis de la COVID-19. Se trata, en concreto, de un paquete de ayudas de 11.000 millones de euros repartidos en tres fondos, de los cuales las Illes Balears recibirán cerca de 1.000 millones en ayudas directas.

    Así lo ha explicado Armengol, acompañada de la Secretaría de Estado de Economía y Apoyo a la empresa, Ana de la Cueva, en rueda de prensa después de la reunión que ambas han mantenido con los agentes sociales y económicos de las Islas -CCOO, UGT, CAEB y PIMEB-, en el marco de la Mesa de Diálogo Social. También ha participado la presidenta del Consell de Mallorca, Catalina Cladera, así como por parte del Govern el vicepresidente y conseller de Transición Energética, Sectores Productivos y Memoria Democrática, Juan Pedro Yllanes; la consellera de Hacienda y Relaciones Exteriores, Rosario Sánchez; el conseller de Modelo Económico, Turismo y Trabajo, Iago Negueruela, y la consellera de Asuntos Sociales y Deportes, Fina Santiago.

    “Se trata de una apuesta fundamental y una apuesta más dentro de las que ya ha hecho el Gobierno durante este año de enormes dificultades. Se trata de la aportación extraordinaria histórica más alta de recursos que se ha dado en esta Comunidad Autónoma”, ha asegurado Armengol. “Nos da el impulso muy potente para poder reactivar bien nuestra economía y hace justicia a la realidad que tienen las Illes Balears”, ha destacado.

    El paquete de ayudas de 11.000 millones de euros se divide en tres fondos. En primer lugar, uno de 3.000 millones de euros para reestructuración de los créditos avalados por el ICO. Por otro lado, un fondo de recapitalizaciones de empresas medianas, a través de Cofides, con 1.000 millones de euros. Finalmente, la gran parte de estas ayudas provendrán de un fondo de 7.000 millones directos para PYMES y autónomos, que podrán gestionar directamente las autonomías.

    De estos 7.000 millones en ayudas directas, 2.000 millones de euros irán destinados a las Illes Balears y a las Islas Canarias, a causa de su especial afectación ante la crisis que ha generado la pandemia y, sobre todo, en los sectores ligados a los servicios y a la movilidad, los más castigados en todo el mundo y que son los principales motores de la economía de las Illes Balears.

    De este modo, se destina casi un 30% de los fondos de ayudas directas a las Illes Balears, un apoyo sin precedentes que deja patente que “el Gobierno entiende mucho la singularidad que tienen las islas”.
    En este sentido, ha subrayado también el trabajo que se ha hecho desde las Balears para trasladar al Gobierno central las necesidades del tejido económico de las islas, haciendo llegar todas las propuestas de protección y reactivación trabajadas en el marco de la Mesa de Diálogo social y con el resto de instituciones, así como a través del Pacto de Reactivación y Diversificación Económica y Social de las Illes Balears.

    En la misma línea, la secretaría de Estado ha explicado que estas medidas dan salida al trabajo conjunto que se ha realizado durante toda la legislatura y que se ha intensificado los últimos meses con la pandemia y su crisis. “Ampliamos el conjunto de medidas que dan respuesta a la crisis de la COVID-19 y nos anticipamos a los problemas de solvencia que pueden poner en peligro a las empresas”.

    Además, de los fondos para la reestructuración de los créditos avalados por el ICO, se ha calculado que llegarán a las Illes Balears unos 162 millones de euros.

    Acceso a las ayudas


    El número de empresas de las Illes Balears que se podrán beneficiar de las ayudas directas del fondo de solvencia del Gobierno es de unas 40.160, de las cuales 38.200 son de menos de 10 trabajadores. Por islas, la distribución es de un 73,97% en Mallorca; de un 8,57% en Menorca; de un 16,08% en Ibiza, y de un 1,38% en Formentera.

    De hecho, los sectores afectados por las ayudas, como son el comercio, la restauración y la hostelería, la artesanía y la industria manufacturera, el alojamiento, el transporte y sus sectores auxiliares, así como actividades ligadas a la cultura y al deporte, entre otras, sostienen a 255.000 trabajadores y autónomos de las islas.

    Los recursos se distribuirán a los autónomos y empresas que hayan sufrido una caída de ingresos mayor al 30% respecto a 2019, que se ha dado a la mayor parte de las empresas y sectores de las Illes Balears. Así, se evitarán daños estructurales irreversibles a la economía de la comunidad, protegiendo a las empresas y a la ocupación que generan.

    Las ayudas podrán llegar al 40% de la caída de los ingresos para micropymes y autónomos y al 20% para el resto de empresas, con una cantidad fija de 3.000 € para los autónomos que tributen en régimen de estimación objetiva y entre 4.000 y 200.000 euros para el resto de empresas.

    Armengol ha recordado que estas ayudas se suman a los esfuerzos realizados hasta ahora por el Estado y también por las administraciones de las Illes Balears en relación a los ERTE, las prestaciones a fijos-discontinuos, las líneas de liquidez para las empresas, el apoyo fiscal, las inyecciones directas de recursos o las bonificaciones del 50% de la seguridad social que, durante toda la temporada, permitirán la incorporación de trabajadores y trabajadoras al sector turístico.

    NOTICIAS RELACIONADAS

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here

    7,465FansMe gusta
    1,254SeguidoresSeguir
    347SeguidoresSeguir
    526suscriptoresSuscribirte

    Últimas Noticias