27.1 C
Palma de Mallorca
lunes, julio 26, 2021
Más
    - Publicidad -

    El empresario Antonio Barrio: “He perdido entre 150.000 y 200.000 euros desde el inicio de la pandemia”

    Vuelve el ocio nocturno a Baleares en medio de la esperanza, la incertidumbre y los miedos

    Por Alex Pomar

    Tras más de un año y medio de sufrimiento por parte del sector de la noche, la luz se ve al final del túnel y todo hace indicar que aproximadamente en la última semana de este mes de junio las discotecas y bares de copas volverán a levantar las barreras, tras un acuerdo del Govern con los empresarios del sector.

    Antonio Barrio, Millennium.

    Antonio Barrio, propietario de Milenium

    Antonio Barrio, conocido en la comunidad latina como “Toño”, es propietario de la discoteca Millenium ha considerado que el cierre de discotecas y locales de ocio nocturno se ha alargado durante demasiado tiempo, y además “pensaba que se iba a alargar más. En verano del 2020 pudimos abrir muy poco y en muy malas condiciones, sin prácticamente recibir ayuda ninguna”.

    Todos estos meses han sido un lastre para cualquier empresario, pero más si cabe para una persona que se dedica al sector de la noche, donde las medidas sanitarias impuestas han hecho prácticamente imposible que se pudiera realizar algo similar a bailar, hablar cerca debido al volumen de la música, y muchas otras cosas más.

    Respecto a cómo ha afectado todo este tiempo sin poder abrir, Toño comenta que “la empresa tuvo que entrar en ERTE, y aunque he abierto siempre que he podido, respetando las normas, no da para demasiado”. Otra cosa que afirma es que las inspecciones han tenido más un afán recaudatorio por parte de las instituciones que una finalidad ‘educativa’ en la que intentar subsanar errores.

    Las pérdidas en todo el sector han sido innumerables, pero este empresario del mundo de la noche afirma que “he perdido entre 150.000 y 200.000 euros desde el inicio de la pandemia”

    Una de las preocupaciones una vez vuelvan a abrirse los negocios de ocio nocturno, es si las personas continuarán con la costumbre de reuniones en domicilios. Cree que enseguida volverán a recuperar las costumbres de ir a discotecas o bares de copas, incluso estarán llenas en los primeros días. Sin embargo, el  tema económico va a mandar a la hora de elegir plan de ocio, sobre todo en la juventud.

    Pablo Durán, Swagga.

    Pablo Durán, Swagga.

    Este empresario mallorquín, que ya sabe lo que es el mundo de la noche, volvió justo antes de la pandemia procedente de Estados Unidos, y ha podido establecer las diferencias en este sector y otros entre el país americano y lo que se vive en España, y más concretamente en Mallorca.

    Sin embargo, ha decidido, tras un período de búsqueda desde que llegó de EE.UU., embarcarse en una nueva aventura que empezará el próximo 1º de julio (con jueves de música latina, viernes y sábado de reguetón y domingos con ‘Hip-Hop Party’s’, que traerán a la isla tanto DJ’s nacionales como internacionales).

    Una de sus preocupaciones son las medidas que se van a imponer y cómo le va a afectar a los ingresos, ya que comenta que los gastos van a seguir siendo los mismos, aunque tenga limitado al 40 por ciento de la facturación debido a la limitación en el aforo. Además de un alquiler entre 2.500 y 3.000 euros más los gastos de empleados y músicos.

    De su estancia en Estados Unidos se queda con que por ejemplo “un simple camarero de una cafetería (en un bar de copas puede ser mayor), puede ganar cada quince días de 2.000 a 3.000 dólares, más unos 300 a 700 dólares en propinas. Es verdad que allí la gran mayoría de cosas son más caras, pero al no tener que pagar tantos impuestos, siempre tienes dinero encima”.

    “Algo que vi en un conocido programa de televisión, es que si a un niño en España le preguntas qué quieres ser de mayor, te va a contestar que funcionario, mientras que si la pregunta la haces en Estados Unidos, te va a responder que quiere ser emprendedor. Al final es algo que marca el desarrollo de una sociedad, y eso es una forma de pensar que deberíamos exportar a nuestro país”, añade Durán.

    Julia y Jorge Ocampo, no tiran la toalla

    Julia Ocampo
    Jorge Ocampo

    Los hermanos Ocampo, propietarios hasta ahora del local ‘La Cantina’, y también de ‘La Vinoteca’ abrirán un nuevo local de ocio nocturno próximamente.

    “Tenemos muchas ganas de volver a abrir, de poder seguir adelante y de organizar eventos como hacíamos antes. Desde que anunciamos que abríamos un nuevo local no ha parado de sonar el teléfono preguntando cómo será, pero todavía no podemos anunciar nada, hasta dentro de unos días”, comentan los ex propietarios de ‘La Cantina’.

    Precisamente, sobre el cierre de su antiguo local, dicen que decidieron cerrar antes de seguir pagando, y creen que ha sido la mejor decisión.

    La vuelta será a finales de este mes de junio. Comentan que habrá que estar más conscientes con el uso de las mascarillas, separación de mesas y otras normas que habrá que cumplir a rajatabla. “Vemos muchas ganas de salir, por los mensajes y llamadas que nos llegan, pero algo muy importante y que va a afectar será el bolsillo de la gente, que tras esta crisis económica y sanitaria no está en muy buenas condiciones”, afirma Jorge. En cuanto a si va a volver la costumbre de ir a los bares y discotecas en vez de las reuniones en domicilios particulares, creen que sí. “Nuestro público es un 80 por cuento mayor de 25 años, y prefieren estar en un sitio, donde se puedan cumplir las normativas y con sus amistades, es decir, son más tranquilos”, comentan los hermanos Ocampo.

    NOTICIAS RELACIONADAS

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here

    7,465FansMe gusta
    1,254SeguidoresSeguir
    333SeguidoresSeguir
    526suscriptoresSuscribirte

    Últimas Noticias