22.7 C
Palma de Mallorca
jueves, mayo 26, 2022
Más

    El Govern ultima un dispositivo especial de inspecciones para el 31 de diciembre y el 1 de enero para garantizar la seguridad y el cumplimiento de la normativa de la COVID-19

    El director general de Emergencias e Interior, Jaume Barceló, se ha reunido hoy con Enrique Gómez, comandante de la Guardia Civil; Vicenç Martorell, director del Instituto de Seguridad Pública de las Illes Balears (ISPIB), órgano que coordina las policías locales de las Illes Balears, y Toni Bernat, jefe del Departamento de Emergencias, para definir el dispositivo especial del Govern para asegurar el cumplimiento de las medidas de la COVID-19 en el ocio nocturno durante el 31 de diciembre y el 1 de enero del 2022.

    El dispositivo, coordinado por la Dirección General de Emergencias e Interior, dispondrá de inspectores del Govern y los nuevos inspectores de Turismo del Consell  Insular de Mallorca, y también colaborarán policías locales y la Guardia Civil. Esta coordinación entre cuerpos de seguridad y emergencias es básica para actuar en las zonas y los establecimientos donde se produzcan situaciones de riesgo.

    En concreto, los inspectores del Govern y del Consell actuarán en la part forana de Mallorca, junto con las policías locales y la Guardia Civil, para evitar que determinadas celebraciones supongan un exceso de aforo y un incumplimiento de la normativa vigente. La Policía Local de Palma se encargará de su ámbito de actuación, y también se prevén inspecciones a las islas de Eivissa y Menorca.

    El objetivo de este dispositivo es que las celebraciones tanto de la Nochevieja como del día 1 de enero se puedan desarrollar con las máximas condiciones de seguridad, con la solicitud del pasaporte covid cómo corresponde y sin aglomeraciones, bailes sin mascarilla, prácticas incívicas, botellones o aforos excesivos.

    Desde el Govern se recuerda que este dispositivo tiene por objetivo garantizar la seguridad de todas las personas en un momento de alto número de contagios y evitar que los incumplimientos de unos pocos pongan en riesgo la seguridad de todo el mundo. De hecho, las irregularidades detectadas por Navidad en determinados locales ya les han supuesto la apertura de un expediente, y las multas por infracción de la normativa de la COVID-19 van de un mínimo de 100 € por una infracción leve a un máximo de 600.000 € por una infracción muy grave.

    Finalmente, el Govern quiere reiterar su agradecimiento a la gran mayoría de la ciudadanía, que, pese al cansancio acumulado, conoce las normas de protección y las continúa aplicando sin excepción. Estas normas de protección, junto con la vacunación, suponen las mejores herramientas con las cuales contamos actualmente para combatir el virus, salvar vidas y mantener la economía. Así mismo, la consellera Garrido, en nombre de todo el Govern, también quiere agradecer la colaboración y el trabajo de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado que trabajarán en este dispositivo.

    NOTICIAS RELACIONADAS

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    Últimas Noticias