19 C
Palma de Mallorca
jueves, mayo 30, 2024
Más

    40 personas con daño cerebral sobrevenido en Mallorca reciben atención de Dacesma en un servicio complementario del IMAS a través de la Conselleria de Asuntos Sociales y Deportes

    Joan Jiménez, de Montuïri y 58 años, sufrió un ictus hace un año. «Tengo medio cuerpo para el arrastre, la pierna y el brazo derecho». Desde hace meses, acude a Dacesma, la Asociación de Daño Cerebral Sobrevenido en Mallorca, con sede en Felanitx, donde todos los días está más de cinco horas.

    La entidad, creada en 2004, acoge 80 personas usuarias que reciben atención a favor de la promoción de su autonomía y de las que cada año alrededor de 40 reciben el servicio de neurorehabilitación complementario del servicio que ofrece el Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales (IMAS) del Consell de Mallorca.

    «Toda la gente que no podemos atender con las plazas que tenemos acreditadas con el IMAS las atendemos mediante el proyecto del IRPF Social. Es gente que tenemos en lista de espera o que no cumple los requisitos para entrar con el otro servicio», explica Antònia Oliver, coordinadora y neuropsicóloga de Dacesma. Con este servicio, la entidad puede cubrir todas las demandas que recibe por parte de personas y familias necesitadas.

    Dentro de las sesiones de neurorehabilitación, hay fisioterapia, terapia ocupacional, logopedia o un trabajador social, dependiendo de las necesidades de cada usuario después de haber pasado por una primera valoración.

    «Principalmente es gente con daño cerebral, que ha sufrido un ictus o accidente de tráfico, o que tienen una enfermedad degenerativa pero en un estadio leve. Las necesidades son físicas. Es un grupo muy heterogéneo. También hay necesidades cognitivas, problemas de memoria, de habla… Intentamos mejorar su autonomía personal», comenta Oliver sobre las personas usuarias que tienen una media de edad entre los 40 y los 60 años.

    Además, la subvención de la Conselleria de Asuntos Sociales y Deportes, mediante la aportación del IRPF Social, también facilita el servicio de transporte adaptado para ir a recoger y devolver a casa a las personas usuarias.

    «Mi vida ha mejorado un 100 %», comenta Joan Jiménez, desde que recibe atención por parte de Dacesma. «Todo me funciona mejor; saber que estás tranquilo y muy acompañado ya me basta. Estoy muy contento de estar y jugar con los amigos y amigas, de pintar, escribir, de la gimnasia…».

    NOTICIAS RELACIONADAS

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    7,465FansMe gusta
    1,254SeguidoresSeguir
    373SeguidoresSeguir
    526SuscriptoresSuscribirte

    Últimas Noticias