31.4 C
Palma de Mallorca
miércoles, agosto 10, 2022
Más

    Editorial 405: Realidades en positivo ignoradas en los medios

    Recientemente estuve participando como moderador en unas jornadas sobre “Stop al Racismo” con motivo del Día de la Eliminación de la Discriminación Racial. En el encuentro organizado por la regiduría del Justicia Social del Ayuntamiento de Palma se expusieron diversas temáticas interesantes, especialmente el tratamiento de la información en los medios de comunicación cuando se habla de la procedencia de una persona.

    Ni más ni menos coincidía con la forma en que un redactor aborda una noticia cuando la persona es oriunda de un país determinado y en algunas ocasiones lo he mencionado desde esta columna. Y es que el subconsciente del lector en algunos casos parece no medir con la misma vara cuando el protagonista de un delito procede de África, Latinoamérica o de un país europeo.

    Los denominados ciudadanos del tercer mundo dan para grandes titulares, y en ocasiones en la mente de quien nos transmite los datos, la intención consiste en inflar la noticia y en matizar el lugar de nacimiento, cultura y creencias. Ejemplos a diestra y siniestra sobre la diferencia que se hace de alguien, especialmente en la sección de sucesos donde se suele encasillar a la inmigración con delincuencia.

    Es una realidad que está ahí, pues muy poco se cuenta sobre la gente de empresa que ha llegado de otras latitudes geográficas y se dedican a promover y fomentar el empleo en la sociedad de acogida. O por qué no de un trabajador raso que con su mano de obra aporta a la Seguridad Social y al fisco.

    Las noticias de cuántos miles de trabajadores extranjeros cotizan a los entes oficiales pasan completamente desapercibidas. Es normal, las facultades de periodismo se han convertido en un instrumentador de sensacionalismo, esto sumado a que hay periodistas graduados o empíricos que son guardias civiles o policías frustrados sin uniforme, o quieren escalar peldaños y ser famosos -para bien o para mal- exagerando la noticia cuando un extranjero comete un delito en este país.

    Es también típico en estas épocas encontrar en las redes sociales cómo algunos redactores desnudan sin ningún pudor su antipatía hacia el llegado de afuera, y para ponerle la “cereza” al pastel, la inmigración se ha convertido en un caballo de batalla en las propuestas que presentan los partidos políticos, unos por un falso buenismo no concretado a la práctica cuando gobiernan y los otros achacando los males de la sociedad a los foráneos.

    En el lead de las noticias se puede apreciar en la cotidiana realidad, la cantidad de veces que se señala el origen de una persona que comete un delito. Y no se trata de tapar u ocultar la información, simplemente lo que llama la atención es la cantidad de sinónimos que se utilizan para describir al colombiano, ecuatoriano, para luego pasar al sudamericano, posteriormente al inmigrante y para finalizar en el extranjero o foráneo.

    No solamente es la procedencia de quien delinque también es el papel que realiza el sujeto en la acción de la noticia, y como tal se vuelve más importante la nacionalidad que el propio efecto de la información, el impacto en la sociedad y la repercusión que pueda tener sobre las víctimas de un delito cualquiera.

    Es la cultura de la información que nos ha tocado y va en aumento con la ascendencia de las redes sociales sobre los usuarios. Dejo una reflexión, ¿tan difícil se ha vuelto contar noticias positivas de gente que viene de afuera?. Cualquier cantidad de crónicas hemos publicado en estas páginas, aun así a algunas personas les cuesta trabajo asumir que hay otra realidad socia que pasa completamente inadvertida.

    NOTICIAS RELACIONADAS

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    7,465FansMe gusta
    1,254SeguidoresSeguir
    361SeguidoresSeguir
    526SuscriptoresSuscribirte

    Últimas Noticias