21.3 C
Palma de Mallorca
jueves, mayo 23, 2024
Más

    Halil Tatargan: “Mi familia ha construido una cabaña en que están durmiendo desde hace algunos días”

    Los Tatargan residen hace más de quince años en Mallorca, ellos son originarios de Turquía, concretamente de Hatay-Dortyol. Aunque ningún integrante de su familia ha fallecido por el terremoto que ha dejado cientos de muertos en este país y en Siria, sí que han vivido en carnes propias los estragos devastadores. Halil, trabajador de un conocido supermercado, el más joven de la familia, comenta las penurias que han padecido sus parientes.

    Relata que su pueblo está a cuarenta kilómetros con la frontera de Siria, donde está el epicentro del desastre natural. Dice que su tía, esposa de Husein Tatargan, que regenta un kebab en la calle Arquitecte Gaspar Bennàssar de Palma, y el resto de familia lo está pasando mal. “Ella es cabeza de hogar y ha perdido prácticamente todo lo material”, añade que todos sus familiares están viviendo en condiciones infrahumanas en una pequeña tienda de campaña que construyeron ellos mismos.

    Improvisaron una cabaña con unos hierros que encontraron: “se protegen del frío con leña y una sabanas que les dieron”, el drama se extiende a que en esta carpa al igual que en otras decenas alrededor hay niños que están enfermando.

    “Allí están durmiendo hace algunos días y lo están pasando realmente mal, nosotros aquí en Mallorca sufrimos con impotencia la situación a la distancia, no es fácil”, porque según el padre de Halil, Ihsan Tatargan el gobierno no ha podido enviar ayuda humanitaria a la zona, y lo peor de todo, es que no se tiene la certeza de cuándo llegarán los enseres de primera necesidad.

    La familia Tatargan de Hatay Dortyol se comunica por WhatsApp con sus tres parientes de Mallorca. “Se nos parte el alma del dolor al ver por WhatsApp a mis tías, primos, primas y los 7 pequeños en esas circunstancias”.

    A los Tatargan de Hatay-Dortyol les da temor entrar a la casa donde vivían por las grietas que hay en las paredes, pues temen que en algún momento se pueda desplomar. Las autoridades están dando prioridad a los lugares donde hay edificios derrumbados, por lo que no avizoran ningún tipo de ayuda a corto plazo.

    Por ahora están comiendo alimentos de negocios que no se han cerrado, pero los casos de familias que lo han perdido todo se multiplican por miles.

    En esa línea, el gobierno ha prohibido el cierre de negocios en donde se ofrezcan alimentos y otros productos de primera necesidad.

    Insisten en que no saben cuánto tiempo podrán estar en esa calamitosa circunstancia, especialmente por los menores y familiares de avanzada edad.

    Por ahora, hasta el fin de semana pasado en que se hizo este artículo, imperaba la incertidumbre y preocupación por la suerte de esta numerosa familia, que están a expensas de una tienda de campaña en la que no podrán aguantar mucho tiempo.

    NOTICIAS RELACIONADAS

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    7,465FansMe gusta
    1,254SeguidoresSeguir
    373SeguidoresSeguir
    526SuscriptoresSuscribirte

    Últimas Noticias