15.2 C
Palma de Mallorca
viernes, abril 19, 2024
Más

    Siete de cada diez baleares desconfía de sus políticos y reconoce que sus gobernantes carecen de sentido común

    La Fundación Liderar con Sentido Común (FLSC) ha presentado los resultados del primer “Observatorio social para Islas Baleares: Expectativas, miedos, alegrías y nuevas exigencias” con su presidente, Antonio Sola, y el consejero de FLSC, Pablo Knopoff.

    En lo que respecta al liderazgo, los baleares marcan también las pautas de cómo debe ser su líder ideal y, para ello, respondieron que las principales cualidades que debe tener un líder para que se sientan inspirados por él son, con un 79 %, ser honesto, seguido de trabajador con un 12 %.

    No obstante, el presidente de la Fundación Liderar con Sentido Común incide en que “si tenemos en cuenta todas las cualidades mencionadas, nos percatamos de que 8 de cada 10 baleares (84 %) cree que un buen líder ha de contar con cualidades vinculadas a la bondad moral como honestidad, generosidad y resiliencia, entre otras, muy por encima de las capacidades racionales. La lectura que hacemos de este dato es también dura, porque significa que los baleares han renunciado a exigir lo que creen que ya no van a lograr de sus líderes y se centran solo en características humanas que perciben como irrenunciables”.

    Se busca y pondera un líder con bondad moral con anclaje en un atributo en particular: la honestidad. “El mensaje es claro: no sirve alguien fuerte y trabajador si además no es honesto. Al parecer, sin verdad no hay liderazgos de verdad. Era de esperar, pero lo notable es la gran proporción con que la gente lo exige sobre las capacidades racionales. Esto tiene que ver con la desesperanza autoaprendida, donde el individuo renuncia a exigir lo que cree que ya no va a conseguir y solo se centra en las utopías de carácter humano, que percibe como irrenunciables”, agregó Sola.

    A la hora de responder quién es un líder para ellos, el 35 % de los baleares responde apuntando a sus padres, una figura que se enmarca dentro del primer metro cuadrado de las personas junto a médicos (14 %) y profesores (8 %), juntos suman un 57 %. Como incide la fundación, estos tres grupos se corresponden con liderazgos reconocidos como próximos a ese primer metro cuadrado de las personas -concepto del consejero de la Fundación, Pablo Knopoff-, que supone dar respuesta a las necesidades intocables para cada uno (comida, empleo, educación de los hijos, salud, etc.).

    “Se muestra cierto impacto positivo de los que enseñan y/o cuidan desde lo más humano o cercano, y menos a lo institucional. Cuidan los cercanos, enseñan los cercanos: lideran los cercanos”, agregó Sola. Desde la fundación, se reseña que esta respuesta, vinculada a la demanda, anteriormente mencionada, de bondad moral, sitúan al balear fuertemente volcado hacia su íntimo, en donde está buscando las respuestas que no encuentra en otros ámbitos como el político.

    A pesar de que se demuestra un % bastante menor, la única figura vinculada a la autoridad que se destaca –y también en menor medida- es el Rey con un 13 %, respuesta no habitual en otras comunidades.

    En el otro lado, las figuras del “sacerdote” (1 %), “mi alcalde” (1 %), “la policía” (2 %), “Mi alcalde” (2 %), “Presidente del Gobierno de las Islas Baleares” (4 %) y “Presidente del Gobierno (6 %)” son las que presentan mayor lejanía con los baleares.

    Principal problema

    Es importante mencionar que aquí se encuentra un argumento para entender por qué los políticos son mal evaluados y es porque claramente son un problema para la gente, como señala ese 39 %.

    Los baleares inciden en que la figura que podría solucionar de mejor manera estos problemas es un nuevo líder (29 %). Al parecer, con los actuales no basta y se argumenta la respuesta si hacemos referencia al reproche hacia la política como problema principal que vimos en la pregunta anterior.

    Inmediatamente después, responden los políticos en general, pero entendido porque son los indicados para solucionar los problemas mencionados. En este caso, lo interpretamos más bien como una exigencia: “es tu deber, cúmplelo”. Es importante mencionar que el mandato que se les hace a los políticos en general no creemos que se trate de un reconocimiento, sino más bien de la exigencia de obrar donde se reconoce que las expectativas son bajas. Por eso, no nos olvidemos de una cualidad importante: el ciudadano no pide un político cualquiera sino ”un líder nuevo” y que además sea “honesto”.

    En esta misma línea, responden los baleares cuando se les pregunta por el sentimiento que les causan los políticos que les gobiernan. Los encuestados exigen a los políticos que se hagan cargo, sin embargo, indican que los que gobiernan ahora no son “los indicados”, y lo plasman al reseñar que siete de cada diez encuestados siente desconfianza (73 %) por los políticos que lo gobiernan. Esto se traduce en la necesidad mencionada de nuevos liderazgos.

    Desde la Fundación, se señala que la aplastante ausencia de confianza en los actuales liderazgos es, sin duda, una de las respuestas más contundentes del estudio que conecta con las respuestas anteriores, evidenciando que la gente está imaginando líderes nuevos porque no pueden confiar en los actuales.

    ¿Cuánto sentido común cree Ud. que tienen los líderes de su provincia?

    Ante la pregunta de cuánto sentido común cree Ud. que tienen los líderes de su provincia, siete de cada diez baleares (75 %) reconoce que sus gobernantes carecen de sentido común o tienen apenas un poco. Desde la fundación, se interpretan estos datos como un argumento más que ahonda en la lejanía entre los líderes y la gente, ya que pone de manifiesto la incapacidad para afrotar los temas que preocupan a los ciudadanos y, por tanto, invita a las personas a desconfiar de sus políticos.

    “Otro de los aparentes consensos es que, en la clase política de la región, no sobra el sentido común, tema preocupante para discusión y que parece conectarse con la desconfianza mencionada y con la incapacidad frente a los temas que hoy preocupan. Si lo llevamos a un extremo, podríamos encontrar una razón más para desconfiar de ellos y más aún se justifica la necesidad expresada por la gente de que lleguen líderes nuevos”, agregó Sola.

    Sobre los liderazgos femeninos

    Al preguntar a los baleares por la característica principal que atribuyen a los liderazgos femeninos, se observa una batería de atribuciones fragmentadas que, en mayor o menor medida, corresponden a la nueva cultura de valoración del ecosistema femenino.

    En esta línea, se destacan valores que en general son aplaudidos porque posicionan a la mujer en un rol activo.

    Al mismo tiempo, vemos reflejada una clara ausencia de sentido (25 %) lo cual podría sumarle peso a la fragmentación significacional. Asimismo, en preferencia se encuentran dos conceptos que pueden trabajar juntos: “la valentía es una cualidad del que desea emprender”.

    Sobre Islas Baleares y sus ciudadanos

    Los baleares, también, respondieron sobre qué significaban su comunidad y sus conciudadanos para ellos. De esta manera, se aprecia cómo, en general, domina una evaluación especial hacia lo que es el paisaje y la geografía, y el agrado que este genera a sus habitantes. Esto último se hace notar en la alta satisfacción que se demuestra con ese porcentaje de 32,3%. Lo que llamamos completitud tiene que ver con una serie de afirmaciones positivas que se vinculan a la afectuosidad total y en el caso de Islas Baleares se hace notar tanto con calificaciones positivas y como con pertenencia emotiva (mi hogar, mi tierra).

    En el otro lado, al ser preguntados por lo que más detestan de las Islas Baleares, los baleares fueron claros y se aprecia cómo en jerarquía aparece un tema coyuntural que se vincula al turismo y a la incomodidad que genera este, especialmente en temporada alta-verano, en relación al exceso de gente. Seguido a lo anterior, y sin ninguna sorpresa, el tema político mantuvo también una mala evaluación general en todo el estudio y aquí no cambia el panorama.

    Desde la amplitud del concepto “la política” hasta directamente “los que gobiernan” aparecen mal evaluados. Después, se fragmenta una batería de problemas de distinta índole. Lo anterior se ve marcado por temas de características sociales, culturales y otro tema coyuntural vinculado al “catalanismo”.

    Sobre el sentido común

    Desde la Fundación Liderar con Sentido Común, se señala que el sentido común es un concepto desbordante de “bondad moral” (cualidades y virtudes) que se ve manifestado con ese 31,7 %.

    Los baleares destacan la virtuosidad de este concepto en todo sentido: desde el actuar bien hasta las cualidades del imaginario. También, en alto porcentaje, se manifiesta la importancia y la necesidad de que este concepto esté presente. Al mismo tiempo, se demuestra ausencia y escasez de sentido común que a su vez nos hace valorar la importancia de este concepto para la gente.

    Metodología

    Las encuestas se realizaron en enero de 2023, a población mayor de 16 años residente en Islas Baleares. La muestra constó de 1000 casos, que respondieron a un cuestionario basado en disciplina semiótica, estructurado de respuestas cerradas y abiertas, cuantitativas y cualitativas. Fue aplicado en línea con software de captura de datos.

    Sobre la Fundación Liderar con Sentido Común

    En la Fundación Liderar con Sentido Común, trabajamos con la misión de localizar, impulsar y formar a mujeres y hombres líderes de nuevo cuño, que conformen una Red de Liderazgos y que sean capaces de inventar primero y gobernar después las nuevas instituciones del futuro mediante la concepción de buenas ideas de sentido común fraguadas en el diálogo y el encuentro, con la finalidad de tender puentes y restaurar las grietas que nos dividen, buscando siempre el Bien Vivir de todos en el marco del Bien Común.

    Participa en esta presentación: Antonio Sola, presidente de la Fundación Liderar con Sentido Común (FLSC)

    Antonio Sola es estratega político, reconocido en el mundo de la consultoría como “creador de presidentes”. Es uno de los tres estrategas políticos de habla hispana más destacados y reconocidos a nivel mundial. Con 51 años de edad, Sola ha liderado la estrategia de 14 campañas presidenciales ganadoras y ha dirigido más de 500 de distinto rango en más de 30 países.

    Actualmente, preside la Fundación Liderar con Sentido Común que busca cerrar las grietas que nos separan, a través de liderazgos que hagan que el futuro sea ya un espacio en el presente.

    Para más información:

    Begoña Fernández
    Directora de Comunicación
    Fundación Liderar con Sentido Común
    begona@fundacionsentidocomun.com
    M. 666 35 65 01.

    NOTICIAS RELACIONADAS

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    7,465FansMe gusta
    1,254SeguidoresSeguir
    373SeguidoresSeguir
    526SuscriptoresSuscribirte

    Últimas Noticias