24.1 C
Palma de Mallorca
jueves, junio 20, 2024
Más

    Lluís Apesteguia: “Apostamos por el decrecimiento turístico, creemos que este sector tiene que perder peso dentro del global de la economía de las Islas Baleares”

    El candidato al Govern balear de origen navarro, Lluís Apesteguia lo tiene claro sobre las políticas de turismo a seguir. Este periódico estuvo en la sede del partido nacionalista recogiendo declaraciones sobre sus principales puntos de gobierno en el caso que llegue al Consolat del Mar después del 28 de mayo.

    “Apostamos por el decrecimiento turístico, es decir, creemos que el turismo tiene que perder peso dentro del global de la economía de las Islas Baleares en dos sentidos. Necesitamos a la par de crecer turísticamente, diversificar nuestra economía o potenciar otros sectores económicos que son también interesantes, porque una cosa que nos ha demostrado la crisis es que el monocultivo turístico es muy débil y que cualquier vaivén externo nos puede hacer peligrar nuestro modelo de bienestar”.

    Por otra parte, el candidato a esta autonomía añade que una de las cosas que le manifiestan los turistas es que cada vez la experiencia es peor, en parte a la sensación de masificación, de saturación y de la pérdida de autenticidad de la visita turística.

    Por lo tanto, prosigue – “proponemos decrecer turísticamente y decimos exactamente cómo lo haremos. Aumentaremos el 60% del impuesto turístico y con la recaudación que logremos -unos 240 mil millones anuales- la mitad la destinaremos a comprar las plazas turísticas obsoletas, que son aquellas que ahora mismo no se podrían abrir debido a que no cumplen los estándares de calidad que requieren las leyes actuales, y por lo tanto, no nos permiten ofrecer un producto de calidad como destino turístico”.

    Además de esto, Apesteguia expone que la otra mitad de la recaudación del impuesto turístico, 120 millones, se van a potenciar a otros sectores económicos que interesan para diversificar la economía con el fin de destinarla a los trabajadores del sector turismo para que encuentren otras alternativas profesionales.

    Respecto a las críticas que se escuchan sobre esta propuesta de decrecimiento está convencido que “precisamente los antituristas son los que defienden un crecimiento desbocado de nuestra oferta como destino turístico. Si queremos tener un destino turístico de calidad, además de sostenible, no nos podemos permitir 16 millones de turistas para un territorio de 1 millón de habitantes”.

    Y es que en su opinión debe haber un turismo de calidad lo más sostenible posible.

    La masificación y la sensación de saturación no son buenas para el propio turista, a no ser que sea turismo de excesos que defienden otras formaciones políticas, afirma el candidato Apesteguia.

    Vivienda

    Manifiesta que la principal problemática social que “ahora mismo tenemos en Baleares es la vivienda, hay muchas, pero esta es la más estructural y más sangrante. Se debe afrontar desde un punto de vista multisectorial ya que al final es producto de muchos factores, los que inciden sobre este polémico tema.

    “Tenemos tres grandes propuestas sobre la mesa: agilizar la construcción de vivienda social protegida; hay que tener en cuenta que ahora mismo en las Islas Baleares el porcentaje de vivienda social sobre el total no llega al 1%, mientras que en la Unión Europea la media es de un 9,4%.

    Durante muchos años los gobiernos que ha habido aquí –comenta- “se han dedicado a vender la vivienda social, y por lo tanto la hemos perdido como sociedad y ahora forma parte del mercado”.

    En esa línea apuesta por ser mucho más ágil y construir de una forma más efectiva, porque precisamente “tenemos los recursos económicos. Durante todos estos años hemos destinado gran parte del impuesto turístico a la construcción de vivienda social. Y por otra parte, tenemos que cambiar la óptica y decir que la vivienda no tiene que ser legislada como un bien de mercado, sino que debe que ser legislada como un derecho de ciudadanía. Y en este sentido tenemos que limitar los precios del alquiler”.

    Es incomprensible, según el candidato de Més Per Mallorca que la media de esfuerzo por parte de las familias suponga el 50 o el 60% de los ingresos medios que devengan, y precisamente es que se debe intervenir el mercado. En todos los municipios de Mallorca la media es superior al 30% y llega a cuotas de hasta el 60.

    Por lo tanto, “Creemos que se tiene que regular el precio máximo del alquiler y que además el Estado español en este momento ha hecho una ley de vivienda que no lo regula”, dice, para añadir que su tercera propuesta apunta a limitar la compra de vivienda por parte de no residentes. Defendemos que cualquier persona que quiera vivir en las Islas Baleares, quiera desarrollar su proyecto de vida aquí independientemente de su capacidad económica y de su origen. Sin embargo se opone rotundamente “a quienes vengan a especular y a hacer negocio con nuestra vivienda. Les tenemos que decir que no son bienvenidos. La vivienda es un derecho y no un bien de especulación”.

    Crisis climática

    Es otro de los puntos de Més Per Mallorca dentro de sus ejes de gobierno: “La crisis climática no es un problema exclusivamente de las Islas Baleares, sino que es el gran reto que tenemos como humanidad. Debemos mitigarlo y adaptarnos a él”.

    En este sentido, argumenta que lo que hace falta es una transformación prácticamente global de la sociedad, de la economía, de las formas de vida y de la relación con el medio ambiente. “Hay algunas medidas que son a corto plazo que formarían parte de nuestro programa electoral para los siguientes cuatro años. Pero, siempre debemos tener ese objetivo en todas las políticas que se hagan. Cuando se haga política económica tenemos que pensar en cómo transformamos la sociedad para hacerla más resiliente al cambio climático”.

    Precisamente en Baleares, cuando se habla de la necesaria diversificación económica puede suponer una oportunidad. En esa línea Apesteguia considera que hay mucha economía que va ligada a la lucha contra el cambio climático, por ejemplo, la implantación o el desarrollo de nuevas fuentes de energía renovables. “Y aquí hay un marco de mercado muy importante a investigar. Se tiene que apostar mucho por las energías renovables y tenemos que ser mucho más efectivos a la hora de implantarla. En estos últimos cuatro años hemos creado el Instituto Balear de la Energía, que es una herramienta que además de permitir la implantación de energías renovables, lo que nos permite es crea la energía desde un punto de vista más social sobre los intereses de las grandes corporaciones económicas”.

    Respecto a la pandemia y las enseñanzas que nos ha dejado se muestra decepcionado: “esperaba que saliéramos mejor y más aprendidos de la pandemia, pero tengo que decir que he rebajado mis expectativas refiriéndome directamente a las opciones políticas que nos acompañan, en el Parlament”.

    Inmigración

    Sobre las Baleares multiculturales que nos presenta el espectro poblacional se cita como ejemplo: “Soy alcalde y nací en un pueblo como Deià en el que ahora mismo el 40% de sus habitantes no ha nacido en el Estado español y provienen de muchos sitios del mundo.

    Cada uno aporta su lengua, cultura, y forma de vivir, incluso sus diferentes religiones. Y creo que eso es una riqueza para que las sociedades sean más ricas y fuertes”.

    NOTICIAS RELACIONADAS

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    7,465FansMe gusta
    1,254SeguidoresSeguir
    373SeguidoresSeguir
    526SuscriptoresSuscribirte

    Últimas Noticias