13.9 C
Palma de Mallorca
domingo, marzo 3, 2024
Más

    Editorial 441: No pinta bien el 2024

    Entramos en el último mes del año y las cosas no parecen recomponerse a nivel mundial. Me refiero específicamente a los conflictos bélicos que azotan al mundo, especialmente lo que sucede entre Israel y Gaza sumado a lo de Ucrania y Rusia, por no extenderme a otras latitudes geográficas.

    La mayoría de mortales con sentido común nos preguntamos qué ocurre con los países del supuesto primer mundo encargados de mediar ante guerras de esta naturaleza que cada vez se cobra millares de vidas inocentes.

    Ante la impávida mirada de los líderes mundiales y de organizaciones mundiales como la ONU, nada cambia y todo sigue su curso normal. En pleno siglo XXI como en otrora todo va a peor y los gestos humanitarios cada vez brillan por su ausencia.

    Hoy, al cierre de esta edición leíamos que el ejército de Israel había confirmado que los 12 rehenes liberados este martes —diez ciudadanas israelíes y dos tailandeses— ya se encontraban en territorio israelí. A cambio, Israel ha excarcelado a 30 prisioneros palestinos, según ha anunciado el servicio israelí de prisiones.

    Entre tanto, al otro lado la guerra entre ucranianos y rusos no daba tregua con noticias que en nada invitan al optimismo. En las últimas horas leíamos en los medios que el Ejército ruso ocupaba posiciones más ventajosas en los alrededores de Bajmut, en el este de Ucrania.

    Mientras, los Estados Unidos, como aliado de Kyiv, continúan enviando apoyo militar a las tropas de Zelenski. Una de las más demandadas por el gobierno ucraniano eran los misiles ATACMS, que podrían dar un vuelco a la contienda.

    “Según ha advertido Rusia, el envío de los misiles ATACMS ha hecho que EEUU cruce “por enésima vez la línea roja que se había trazado para evitar una escalada con el Kremlin que pudiera llevar a una confrontación directa con la OTAN”, decía un medio especializado en el tema.

    España

    Con este panorama de paz que describen los medios, el panorama no pinta para nada bien para 2024. Me he centrado en este tema de la paz mundial para luego pasar a los problemas que nos afectan a todos y que en cualquier momento pueden cobrar factura debido a los condicionados pactos que en España realiza el gobierno de Pedro Sánchez.

    La situación política actual ha generado decenas de protestas por todo el territorio español. El anuncio del acuerdo entre PSOE y Junts y la amnistía al ‘procés’ sigue creando tensión y protestas en las calles.

    Y es que esta coyuntura sigue siendo angustiosa, el tema político es el segundo problema del país quitando de este puesto al paro, que cayó a la tercera posición de una lista que sigue liderando la crisis económica, según se refleja en el Barómetro de Opinión del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

    La cosa política en España conlleva a la incertidumbre cuando las decisiones de algunos en el hemiciclo pueden favorecer o perjudicar gravemente el bienestar de todo un país.

    Por otra parte, el tema de la inmigración sigue estando latente al seguir llegando cantidades de pateras desde Argelia como destino de origen. Igualmente, ninguna medida efectiva hay sobre la mesa para regularizar a más de medio millón de inmigrantes, muchos de ellos con derecho al arraigo social de los tres años, y es que poco se habla sobre uno de los temas que nos debía también preocupar a todos, concretamente porque la regularización administrativa les permitiría llevar una vida digna en todos los aspectos accediendo a los derechos básicos y unas obligaciones fiscales que permiten el progreso y bienestar de cualquier país.

    NOTICIAS RELACIONADAS

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    7,465FansMe gusta
    1,254SeguidoresSeguir
    373SeguidoresSeguir
    526SuscriptoresSuscribirte

    Últimas Noticias