14.2 C
Palma de Mallorca
viernes, marzo 1, 2024
Más

    España y Reino Unido: El mundo del fútbol se une para luchar contra la discriminación en el día de los derechos humanos

    Por Amnistía Internacional

    Destacadas personalidades del mundo del fútbol se reunieron con la sociedad civil y diplomáticos para abordar el sexismo, el racismo y la homofobia en el deporte, en un foro conjunto de Amnistía Internacional y la Embajada del Reino Unido celebrado en Madrid el lunes 11 de diciembre.

    El exinternacional español Fernando Morientes y la que fuera jugadora de la selección inglesa Anita Asante se unieron a representantes de la Fundación La Liga, el Leicester City y el Real Betis, entre otros, en el acto contra la discriminación celebrado en el Caixa Fórum de Madrid.

    El evento se enmarca tanto en el Día de los Derechos Humanos y el 75 aniversario de la Declaración Universal de Derechos Humanos como el Día Mundial del Fútbol, y se organizó para abordar la discriminación sistémica en el fútbol y analizar el papel positivo que puede desempeñar este deporte para hacer frente a diversas formas de abuso en la sociedad.

    Entre ellas se incluye el trabajo de fundaciones de clubes de fútbol como ‘Leicester City in the Community’ y la Fundación Real Betis, que llevan a cabo programas para implicar a las comunidades marginadas y promover la inclusión, y Comfort Angels, un equipo que representa a mujeres refugiadas de países como Albania, Sudán, Nigeria, Pakistán y Etiopía, ayudándolas a sentirse bienvenidas y conectadas en su comunidad.

    Muchos futbolistas reconocen que queda mucho por hacer para que el fútbol sea verdaderamente inclusivo. Desde el sexismo a los abusos raciales, pasando por los cánticos homófobos y los abusos en línea, los ponentes unieron sus fuerzas para estudiar la mejor manera de abordar estos problemas persistentes que asolan el deporte.

    En agosto, el sexismo sistémico al más alto nivel del fútbol quedó al descubierto cuando el expresidente de la Real Federación Española de Fútbol, Luis Rubiales, besó a la fuerza y sin su consentimiento a la internacional española Jenni Hermoso durante la celebración del Mundial que el combinado nacional acababa de conquistar. El incidente eclipsó el momento cumbre del fútbol femenino y dio lugar a una respuesta abrumadora de mujeres que compartieron sus experiencias de abusos en todos los niveles del juego.

    Un deporte para el bien

    El fútbol también tiene el poder de unir, y en el foro se analizaron ejemplos positivos de cómo este deporte contribuye a crear comunidades acogedoras y sostenibles. Un ejemplo es la campaña Football Welcomes de Amnistía Internacional Reino Unido, que celebra la contribución al juego de los jugadores refugiados. La iniciativa pone de relieve el papel protagonista que puede desempeñar el fútbol en la creación de comunidades más acogedoras para los refugiados.

    Pero hay que hacer más y por eso estos ponentes se han reunido para ver cómo puede eliminarse la discriminación.
    Anita Asante, reputada exinternacional inglesa reconvertida en entrenadora, afirmó que “es triste que todavía veamos tanta discriminación en el fútbol. Con integridad y valentía, debemos oponernos a las acciones y la retórica divisorias y llenas de odio”.

    “Muchas personas se identifican con el fútbol, sean de donde sean y tengan el origen que tengan, por eso me siento orgullosa de alzar la voz contra el racismo, el sexismo y la homofobia dentro y fuera del mismo”, añadió Asante.

    El embajador británico en España, Hugh Elliott, que inauguró el acto, declaró lo siguiente: “Millones de personas en todo el mundo siguen cada semana a sus equipos favoritos, y eso es una gran oportunidad para que el fútbol sea una fuerza para el bien y para la defensa de los derechos humanos. El racismo, el sexismo y la homofobia no tienen cabida ni dentro ni fuera de los terrenos de juego”.

    En respuesta a las recientes denuncias de sexismo y racismo contra futbolistas en España, Carlos de las Heras, responsable de Deporte y Derechos Humanos de Amnistía Internacional España, ha sostiene que “es imperativo que tanto las instituciones deportivas como las autoridades españolas se comprometan con la tolerancia cero frente a la violencia sexual y racista. No deben repetirse incidentes como el ocurrido tras la final del Mundial, cuando el entonces presidente de la Federación Española de Fútbol besó sin consentimiento a la jugadora Jenni Hermoso. Tampoco pueden continuar los comportamientos y actitudes racistas que sufrió el jugador Vinicius Jr. durante la temporada pasada”.

    Es importante acoger en el fútbol a los refugiados que han huido de los conflictos y la persecución. En respuesta, Naomi Westland, directora de Acogidas en el Fútbol de Amnistía Internacional Reino Unido, cree que “todo el mundo -desde los políticos hasta los clubes de fútbol y sus aficionados- tiene un papel que desempeñar en la creación de comunidades más acogedoras para las personas que se han visto obligadas a huir de sus hogares”. “Es más lo que nos une que lo que nos separa, y es estupendo ver que los clubes de fútbol lo hacen suyo a través de iniciativas como el programa Football Welcomes de Amnistía”, aseguró.

    “Seguiremos trabajando con organizaciones futbolísticas para promover el respeto, la comprensión y la inclusión en las comunidades, concluyó Westland.

    NOTICIAS RELACIONADAS

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    7,465FansMe gusta
    1,254SeguidoresSeguir
    373SeguidoresSeguir
    526SuscriptoresSuscribirte

    Últimas Noticias