12.9 C
Palma de Mallorca
sábado, febrero 24, 2024
Más

    “Emigrar me ha hecho salir de mi zona de confort”

    Por Ivis Acosta Ferrer

    Cuando Marcella Ceraolo decidió venirse a Europa para probar suerte como cantautora, su carrera empezaba a despegar en su natal Uruguay: las canciones de sus tres primeros discos se pasaban por la radio, su trabajo como notaria en el bufete de su familia le aseguraba un estatus, sin embargo, algo dentro de ella le decía que quería ir más allá de su zona de confort, y junto a su entonces pareja, también uruguayo, decidió cruzar el Atlántico e instalarse en Europa.

    Pensó que este continente sería un buen lugar para experimentar nuevas emociones que plasmar en sus temas y, de paso, adquirir tablas en otros escenarios siguiendo el ejemplo de otro gran cantautor de su país: su admirado Jorge Drexler.

    Pero lo que no calculó fue cuánto le cambiaría la vida el hecho de emigrar, cuántas facetas de su proyección artística llegaría a desarrollar con el tiempo en una reinvención constante para lograr lo que hasta ahora ha venido haciendo desde que llegó: vivir para su arte.

    Tampoco imaginó esta oriunda de Las Piedras, Canelones, que terminaría viviendo en Mallorca, ni el impacto que su presencia iba a tener en el panorama cultural de la Isla, y todo gracias a su osadía de poner en marcha un micro abierto de creadores (cantautores, poetas, improvisadores), idea que venía fraguándose en su mente luego de haber participado ella misma en eventos de este formato. El impulso para acabar de dar forma a la idea se lo dio un encuentro con el también cantautor Tom Trovador, el cual estuvo propiciado por otra cantante uruguaya, Noe Teperino. Allí supo de la existencia de Malditos Cantautores, grupo formado por Tom junto a otros creadores locales como Lalo Garau y Luis Cadenas que tenía entre sus objetivos el de apoyar la labor de los creadores de las Islas Baleares construyendo espacios para mostrar sus canciones.

    “El flechazo a nivel creativo fue instantáneo, -comenta Marcella recordando aquel día- “Tom me abrió las puertas de Malditos Cantautores y se puso a la orden cuando le conté el proyecto, fue así como el 2 de julio del 2019 iniciamos el Micro Abierto de Autorxs junto a Tom Trovador, formato al que posteriormente se incorporó Lalo Garau como conductor”.

    Las expectativas superaron el mejor de los pronósticos, sobre todo en ese primer verano en la mágica sede de Sa Possesió: un centenar de creadores residentes, junto a otros que se encontraban de paso por Mallorca, desfiló por el escenario de aquella primera edición. Los asistentes no daban crédito ante la energía y el buen ambiente que se respiraba, instantáneamente comenzaron a surgir sinergias entre cantautores, músicos y poetas en un paroxismo creativo y romántico. “El único requisito era que las obras fueran propias – comenta Marcella, quien en ese aspecto se ha mostrado siempre irreductible en su empeño de conquistar territorios para la canción de autor –.

    El Micro Abierto demostró que era necesario un espacio así en la isla, un marco en el que los cantautores pudieran mostrar sus trabajos y ser escuchados con respeto por un público que, además, en su gran mayoría era artista, de modo que la escucha derivaba en no pocas ocasiones en críticas constructivas, sugerencias y colaboraciones. Asimismo ha sido un espacio de confluencia de culturas, pues ha reunido a participantes de más de veinte nacionalidades.

    “Cuando miras atrás me congratulo de todo lo que me ha permitido desarrollarme este proyecto como artista y como persona, los creadores locales a los que he podido conocer y con los que he colaborado, que son muchos ya, el encuentro con el que es hoy mi compañero de vida, el saxofonista, humorista y showman Nacho Vegas, junto al cual fundé el estudio de grabación Flat Domo Estudi y con quien además hemos hecho un dúo creativo llamado DelMoN, de músicas del mundo”, comenta Ceraolo.

    “Han sido casi cinco años intensos desde que llegué –continúa exponiendo la cantautora uruguaya– durante este tiempo también ha habido claroscuros, pues mientras más luz hay, más se echan a ver las sombras y yo he tenido que trabajar en mí misma como nunca imaginé que iba a hacerlo, pues emigrar es lo que tiene, que al sacarte de tu zona de confort salen a la luz tus inseguridades y carencias y yo las tenía, como todo el mundo. También emigrar me hizo cambiar todo el planteamiento inicial de mi viaje: yo me veía solamente como cantautora, no imaginé que, además, pudiera hacer covers, hacer de guitarrista acompañante, de presentadora, de community manager, de profesora de canto, de terapeuta vocal o de productora musical – esto último ha sido una sorpresa absoluta para mí y he de reconocer que me gusta y que creo que tengo madera para este trabajo, el cual hago con mucho cariño y dedicación junto a Nacho, que tiene muchos años de experiencia musical y talento natural para la música-”.

    “Hay que decir –apunta Marcella – que la ‘Plandemia’ modificó mis planes iniciales de girar por Europa. Apenas pude ir a Eslovenia y por España estuve girando junto al excelente músico uruguayo, Alejandro Balbis, una grata experiencia que atesoro como uno de los momentos importantes de mi carrera, al igual que mis actuaciones en el Auditorio Nacional del Sodre junto a invitados distinguidos entre los cuales estuvo Tom Trovador, con quien realicé además una gira por Argentina y Uruguay y con quien grabé una versión de su hermoso tema “Tierra” cantando en catalán. Pero este revés que podría haber significado en mi carrera la paralización de la cultura me llevó a explorar otros territorios creativos y así pude musicalizar a varios poetas y comenzar la grabación de mis EP “Éxodo” y mi disco “Cinco” los cuales grabé entre Uruguay y Mallorca y lancé el año pasado. En él hay canciones dedicadas a Mallorca como “Sa Tramuntana”, donde canto en mallorquín o un tema dedicado al hecho de emigrar titulado “Lo que somos para el tiempo”, el cual escribí durante una espera de aeropuerto mientras regresaba de Uruguay. Asimismo hay canciones de contenido social concebidas durante la ‘Plandemia’ y dedicadas a quienes nos oprimen desde arriba, y canciones que pretenden sanar a través de la música, que es un proyecto en el que estoy trabajando ahora, en la musicoterapia y la arteterapia”.

    “En estos momentos estamos viviendo el quinto año consecutivo del Micro Abierto de Autorxs, con un escenario inmejorable que es Es Gremi, donde nos presentamos casi cada martes con lleno de público y de participantes.

    En el tintero quedan esas giras que no pude hacer, pero ahora con mi proyecto DelMoN, y seguir viviendo de lo que nos gusta y sabemos hacer, que es la música en todas sus versiones, ya sea como productores, como artistas de entretenimiento o como cantautores, lo importante es seguir cumpliendo ese sueño que un día vislumbré cuando llevaba una vida que no me parecía hecha para mí”.

    NOTICIAS RELACIONADAS

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    7,465FansMe gusta
    1,254SeguidoresSeguir
    373SeguidoresSeguir
    526SuscriptoresSuscribirte

    Últimas Noticias