9.8 C
Palma de Mallorca
viernes, marzo 1, 2024
Más

    Salud recuerda que la prevención, la detección precoz y los hábitos de vida saludables son claves en la lucha contra el cáncer

    El 4 de febrero se celebra cada año el Día Mundial contra el Cáncer, una jornada, de carácter global, que este año, bajo el lema «Por unos cuidados más justos», invita a tomar conciencia sobre la importancia de la prevención, la adopción de hábitos de vida saludables, la realización de pruebas de detección precoz y el apoyo a quienes luchan contra esta enfermedad.

    Desde el año 2000, en España el cáncer ocupa el segundo lugar como principal causa de muerte después de las enfermedades cardiovasculares. Representa uno de los principales problemas de salud pública; genera elevados costes, tanto sanitarios como de índole afectiva y social, y requiere de un abordaje multidisciplinar, interdisciplinar y coordinado.

    Así, la Red Española de Registros de Cáncer (REDECAN) estima que en el 2024 se diagnosticaran 286.664 casos, lo que supone un incremento del 2,6 % en relación con el año anterior.Teniendo en cuenta a hombres y mujeres, los cánceres más frecuentes son los de colon y recto (44.294 nuevos casos), mama (36.395), pulmón (32.768), próstata (30.316) y vejiga urinaria (22.097). Si hablamos de los cánceres más prevalentes entre los hombres, estos son los de próstata (30.316), colon y recto (27.009), pulmón (22.483) y vejiga urinaria (18.247). En cambio, entre las mujeres son los de mama (36.395), colon y recto (17.285), pulmón (10.285) y cuerpo uterino (7.305). Además, entre las mujeres sigue en aumento el cáncer de pulmón y se atribuye al incremento de la adicción al tabaco en mujeres a partir de los años 70. Así, es llamativa la tendencia de los últimos años de que el cáncer de pulmón y vejiga disminuya en hombres y de que el de pulmón seguirá subiendo notablemente entre las mujeres en los futuros años.

    En general, las causas de este incremento se deben a un aumento poblacional, al envejecimiento de la población y al seguimiento de hábitos y estilos de vida no saludables, como el alcohol, el tabaco, el sedentarismo, la obesidad y una alimentación poco saludable. Además, el impulso de los programas de detección precoz de mama, colon y recto y cérvix también repercute en el aumento de su detección precoz.

    En cuanto a su mortalidad, se está evidenciando un descenso debido a las mejoras de la supervivencia de las personas diagnosticadas de un tumor a consecuencia de la promoción y hábitos y estilos de vida saludables, los programas de detección precoz y nuevos tratamientos.

    En las Illes Balears, según datos del Institut Balear d’Estadística (Ibestat), en el 2022 murieron 2.420 personas de cáncer (948 mujeres y 1472 hombres). Entre las mujeres, y según su localización, predominaron los que afectaban a la mama; en segundo lugar, de colon y recto, y en tercer lugar los de tráquea, bronquios y pulmón. Entre los hombres, el que afectaba a tráquea, bronquios y pulmón; en segundo lugar, el de colon y recto, y en tercer lugar el de próstata.

    Aunque existen factores relacionados con el cáncer que no se pueden modificar, como la edad, las personas pueden hacer frente a esta enfermedad si son fieles a los programas de detección precoz y de seguimiento de hábitos y estilos de vida saludables que ofrece la Conselleria de Salud.

    Campaña de prevención y detección precoz

    La campaña de prevención del cáncer puesta en marcha por la Conselleria de Salud recuerda la importancia de seguir dos sencillas pautas: hábitos saludables y acudir a los programas de detección precoz. Los hábitos saludables son claves para reducir la posibilidad de padecer la enfermedad, y detectar un tumor en un estado inicial o como una lesión premaligna incrementa de forma exponencial la posibilidad de curarlo.

    De hecho, si se actuara mayoritariamente sobre estos factores de riesgo, y asistiendo regularmente a los programas de detección precoz, más de una tercera parte de todos los cánceres se podrían evitar y otros podrían tratarse precozmente o de forma paliativa. Llevando una vida saludable se podrían evitar en España más de 41.000 fallecimientos y 64.800 casos nuevos de cáncer.

    Incorporar hábitos de vida saludables en el día a día, como mantener una buena alimentación, realizar actividad física y evitar el tabaco, el alcohol o una exposición excesiva al sol, contribuye en un elevado porcentaje a la reducción del riesgo de padecer cáncer.

    Uno de los principales factores de riesgo para muchos tipos de cáncer (pulmón, boca, laringe, esófago, páncreas, estómago, vejiga y riñón) es la adicción al tabaco. En cambio, los beneficios de dejar de fumar empiezan desde el primer día y, a los diez años de su abandono, el riesgo de morir por un cáncer de pulmón se reduce a la mitad.

    Por otra parte, una alimentación no saludable, el sedentarismo, la obesidad y el consumo de alcohol se relacionan en su conjunto con padecer cáncer colorrectal, de esófago, riñón, hígado, estómago, mama y endometrio.

    Además, la exposición a la radiación ultravioleta está relacionada con el incremento del cáncer de piel, y a determinadas sustancias químicas y radiaciones, a cánceres de diversa índole.

    Programas de detección precoz

    Para ello, en las Illes Balears desde hace años se desarrollan los programas de detección precoz de cáncer de mama y el de colon y recto, dirigidos a población sana de entre 50 y 69 años (https://estrategiacancer.caib.es). Además, también ha desarrollado el programa EinaSalut (https://einasalut.caib.es/) que permite al ciudadano, a las comunidades en las que vive, trabaja e interactúa, y a las instituciones, que puedan tomar las mejores decisiones respecto a su salud.

    Por otra parte, la Estrategia del Cáncer (https://estrategiacancer.caib.es) de la Dirección General de Salud Pública de la Conselleria de Salud se suma al Código Europeo Contra el Cáncer en cuanto a las medidas que han demostrado ser eficaces para prevenir el cáncer.

    1.         No fume. No consuma ningún tipo de tabaco    

    2.         Haga de su casa un hogar sin humo. Apoye las políticas antitabaco en su lugar de trabajo.      

    3.         Mantenga un peso saludable.   

    4.         Haga ejercicio a diario. Limite el tiempo que pasa sentado.       

    5.         Coma saludablemente: Consuma gran cantidad de cereales integrales, legumbres, frutas y verduras, limite los alimentos hipercalóricos (ricos en azúcar o grasa) evite las bebidas azucaradas, y evite la carne procesada, limite el consumo de carne roja y de alimentos con mucha sal.

    6.         Limite el consumo de alcohol, aunque lo mejor para la prevención del cáncer es evitar las bebidas alcohólicas.

    7.         Evite una exposición excesiva al sol, sobre todo en niños. Utilice protección solar. No use cabinas de rayos UVA.

    8.         En el trabajo, protéjase de las sustancias cancerígenas cumpliendo las instrucciones de la normativa de protección de la salud y seguridad laboral.       

    9.         Averigüe si está expuesto a la radiación procedente de altos niveles naturales de radón en su domicilio y tome medidas para reducirlos.       

    11.       Asegúrese de que sus hijos participan en programas de vacunación

    12.       Participe en programas organizados de cribado del cáncer

    NOTICIAS RELACIONADAS

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    7,465FansMe gusta
    1,254SeguidoresSeguir
    373SeguidoresSeguir
    526SuscriptoresSuscribirte

    Últimas Noticias