VACUNA´T
VACUNA´T
9.9 C
Palma de Mallorca
sábado, noviembre 27, 2021
Más
    VACUNA´T

    Yllanes y Sánchez trasladan al cuerpo consular en las Islas la necesidad de blindar climáticamente las Baleares

    El vicepresidente y la consellera de Hacienda y Relaciones Exteriores explican a los cónsules de las Islas la hoja de ruta del Govern referente a la transición energética, un proceso que tiene que ser transversal en todos los sectores, especialmente en los productivos

    El vicepresidente del Govern y conseller de Transición Energética, Sectores Productivos y Memoria Democrática, Juan Pedro Yllanes, y la consellera de Hacienda y Relaciones Exteriores, Rosario Sánchez, han explicado este miércoles a representantes del cuerpo consular de una veintena de países en las Islas la hoja de ruta del Govern para blindar climáticamente las Illes Balears, un proceso que tiene que ser transversal a todos los sectores y especialmente a los productivos. Este encuentro nace a partir del interés mostrado por los cónsules en conocer con más detalle estas políticas del Govern durante la ronda de reuniones iniciada por Relaciones Exteriores con la diplomacia extranjera en los últimos meses.

    En este sentido, el vicepresidente ha indicado que «desde Baleares enfocamos nuestra hoja de ruta como una oportunidad para incorporar la perspectiva climática y de sostenibilidad en todo nuestro tejido productivo, así como también como una herramienta para diversificar nuestra economía». Yllanes ha explicado que «los fondos europeos prevén unas inversiones millonarias para acelerar este cambio de modelo y, por ello, en Baleares queremos llegar a 2023 con un 25 % de energía renovable, multiplicando por diez la cifra de 2019, y anticiparnos a lo marcado en la Ley que establece el 30 % para 2030».

    «El objetivo de nuestra hoja de ruta no es otro que el de blindar climáticamente nuestras islas para poder continuar desarrollando nuestras vidas en ellas. El clima está cambiando, por tanto es necesario que nosotros también cambiemos para adaptarnos a él. Tenemos el deber moral de dejar un planeta habitable y próspero para las nuevas generaciones. Unos jóvenes que en los últimos años han liderado este cambio, y gracias a su impulso el cambio climático es ahora mismo una de las máximas prioridades de los gobiernos», ha añadido el también conseller de Transición Energética, Sectores Productivos y Memoria Democrática.

    Yllanes, también ha explicado que otro de los objetivos «es acelerar para tener unas islas 100 % descarbonizadas antes de 2050, con una producción de energía extraída al 100 % de fuentes renovables, donde para producir electricidad no sea necesario emitir gases contaminantes en nuestro aire, mediante el cierre progresivo de las centrales térmicas».

    El vicepresidente ha recordado que el Govern formó parte de la campaña Under 2 Coalition en 2020 para conseguir ser más ambiciosos en el objetivo de reducción de emisiones y se elevara al 55 % en 2030, consiguiendo que la Comisión Europea así lo reflejara en su propuesta.

    «El nuevo modelo lo queremos construir sobre la base de dos conceptos: soberanía energética y democratización de la energía. Dos ejes que queremos que sean estratégicos en el desarrollo de la transición energética que tiene que ser socialmente justa, participativa e inclusiva», ha dicho Yllanes, al tiempo que ha celebrado la «sintonía con las prioridades marcadas por las instituciones comunitarias en materia de lucha contra el cambio climático».

    Pep Malagrava, Pedro Yllanes y Rosario Sánchez

    Por su parte, la consellera de Hacienda y Relaciones Exteriores, Rosario Sánchez, ha abierto el acto para dar la bienvenida a los representantes de los consulados radicados en las Islas, de los que ha destacado su papel y la colaboración mantenida especialmente para afrontar los problemas derivados de la pandemia, y ha valorado la organización de esta primera jornada específica sobre políticas clave del Govern, como son las relativas a la transición energética y la adaptación al cambio climático.

    Estas líneas de actuación han sido uno de los principales temas de interés de los cónsules durante la ronda de reuniones iniciada por la Conselleria de Hacienda y Relaciones Exteriores con la diplomacia extranjera en las Islas durante los últimos meses, desde que la Dirección General de Relaciones Exteriores, dirigida por Antoni Vicens, asumió la competencia de interlocución con los consulados radicados en las Illes Balears el pasado 15 de febrero.

    A partir de esta tarea de diálogo y colaboración con el cuerpo consular, ha explicado la consellera, desde Relaciones Exteriores se ha iniciado una relación proactiva para conocer de primera mano sus sugerencias y problemáticas, así como para promover la celebración de jornadas específicas sobre aquellas políticas del Govern que generan más interés en este colectivo. Así, este primer encuentro se ha centrado en la hoja de ruta del Govern en transición energética y cambio climático, en la cual se han podido retomar estos espacios de diálogo e intercambio de conocimientos con los representantes del cuerpo consular en las Baleares.

    Por su parte, el director general de Energía y Cambio Climático, Pep Malagrava, ha explicado la Ley 10/2019, de 22 de febrero, de cambio climático y transición energética de las Illes Balears, aprobada el 10 de febrero de 2019, que fue pionera en todo el Estado y que en palabras del director general, «nos dota de un marco de gobernanza multinivel para que cada administración se implique». «Esta Ley nació con dos objetivos claros: la mitigación y la adaptación al cambio climático. Este marco jurídico también nos dota de unos mecanismos de gobernanza para hacer partícipes a todos los actores involucrados en esta transición, desde el conjunto de administraciones, expertos y el conjunto de la ciudadanía», ha dicho, al mismo tiempo que ha reconocido que «es una Ley que estamos desarrollando, como demuestra, por ejemplo, la puesta en marcha del Instituto Balear de la Energía como brazo ejecutor de proyectos públicos de energía para la administración pública».

    Finalmente, Malagrava ha indicado que «la transición energética que llevamos a cabo en Baleares puede servir de referente para otros territorios europeos, no sólo insulares. La emergencia climática nos obliga a actuar rápido, de forma socialmente justa y siendo respetuosos con nuestro territorio, y en esto somos un ejemplo».

    Objetivos

    El objetivo referente a energías renovables es que en las Illes Balears lleguemos en 2030 al 35 % de uso e implantación, y en 2050 al 100 %. En cuanto al consumo de energía, el objetivo es pasar del 26 % en 2030 hasta el 40 % en 2050. En relación con la reducción de emisiones a la atmósfera, se quiere llegar al 40 % en 2030 y al 90 % en 2050.

    En cuanto a los objetivos movilidad cero emisiones, se ha explicado la necesidad de prohibir la circulación de vehículos diesel en 2025 y la prohibición de circulación de vehículos de combustión en 2035, además de promover la instalación de puntos de recarga eléctrica para el sector público y el privado. En cuanto al desarrollo reglamentario, el objetivo es poner en marcha el Decreto de huella de carbono, el Decreto de renovables, el Decreto de eficiencia energética y el Decreto de movilidad sostenible.

    Datos

    En referencia al autoconsumo, actualmente hay 2.850 instalaciones de autoconsumo de las que 1.600 se han instalado entre 2020 y 2021. Asimismo, las ayudas que llegan al 50 % se han incrementado cada año de 1 millón de euros en 2018 a 5 millones en 2021, hecho que ha supuesto que en las Illes Balears hayamos llegado a 31 MW.

    En movilidad eléctrica, las Illes Balears somos la segunda comunidad autónoma con mejor índice de puntos de carga. La comunidad autónoma ha llegado a los 560 puntos de carga públicos (llegará a 800 si se suman los privados). El objetivo a 2025 era tener 1000 puntos de carga en 2025, pero todo indica que ya los tendremos en 2023. Así mismo, las Illes Balears ha sido la primera comunidad en aprobar el MOVES III, y la ley estatal permite abandonar el diesel y la gasolina antes de que el resto del Estado.

    Con relación al hidrógeno verde, el proyecto de Lloseta ha sido seleccionado para ser el piloto de la producción de hidrógeno verde en una isla del Mediterráneo. Hay que señalar que el hidrógeno permitirá a las Illes Balears diversificar la combinación energética (mix energético) renovable.

    Este proyecto cuenta con una inversión de 50 millones de euros, 10 de los cuales llegan de la Unión Europea y es un proyecto escalable que posiciona Baleares en la vanguardia de la transición energética. Así mismo, se ha establecido el objetivo de conseguir la soberanía energética y la soberanía alimentaria.

    Al encuentro han asistido el director general de Relaciones Exteriores, Antoni Vicens,  y cónsules y representantes del cuerpo insular de las Islas de una veintena de países como Alemania, Argentina, Colombia, Dinamarca, Ecuador, Estonia, Francia, Grecia, Hungría, Islandia, Malta, Marruecos, Noruega, Países ajos, Perú, República Checa, Rumanía y Rusia.

    NOTICIAS RELACIONADAS

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here

    7,465FansMe gusta
    1,254SeguidoresSeguir
    351SeguidoresSeguir
    526suscriptoresSuscribirte

    Últimas Noticias