Cita vacuna Covid

 

 

Cita vacuna Covid
15.5 C
Palma de Mallorca
jueves, diciembre 8, 2022
Más

     

    Cita vacuna Covid

    Impacto ambiental de los textiles

    Por OCU

    La industria textil, un grave problema ambiental

    Está claro que las personas necesitamos vestirnos y calzarnos, pero…  

    • La industria textil contribuye al cambio climático, y mucho. Es muy contaminante y consume demasiadas materias primas (175 millones de toneladas para producir ropa, calzado y textiles domésticos en 2020, según la Agencia Europea de Medio Ambiente, AEMA). El sector textil ocupa el tercer puesto entre los sectores que más agua consumen y con mayor uso de suelo; también es el cuarto que más impacto genera en cambio climático.
    • La fast fashion agrava el problema. Compramos más ropa de la que necesitamos y cada vez la usamos menos tiempo. Es un hecho triste, pero cierto. Cada europeo compra al año 6 kg de ropa, casi 3 kg de calzado y 6 kg de textiles domésticos, según datos de la AEMA (2022). No usamos el 21 % de la ropa que tenemos y, lo que es aún peor, casi la mitad de lo que compramos lo desechamos antes de llegar al año.
    • ¿Qué se hace con los residuos textiles? Montones de ropa y textiles se acumulan en los vertederos y apenas se reutilizan. Las autoridades no han tomado aún medidas suficientes para tratar correctamente los residuos textiles, lo que provoca acumulación en los vertederos locales y en zonas remotas del mundo. El tiempo apremia, no solo por el problema que esto supone para nuestro planeta, sino porque a partir de 2025 será obligatoria la recogida selectiva de textiles en España.

    OCU analiza el impacto ambiental de la ropa

    Para responder a esta pregunta, llevamos a cabo un estudio, comparando el impacto ambiental de dos prendas: un jersey de manga larga y un pantalón, mediante un análisis de ciclo de vida.

    • Partimos de prendas tipo, es decirsuponemos que están hechas en China, con la misma calidad en el proceso de fabricación, con el mismo tamaño y suponemos que todas comparten las condiciones de uso más habituales, es decir, que duran unos 4 años, se lavan cada 3 usos y cuyo final será el vertedero o la incineradora.
    • Comparamos, además, el impacto ambiental cuando están fabricados en diferentes tejidos, unos naturales, como el cuero, la seda, la lana o el algodón, etc., y otros sintéticos, como el poliéster, el elastano, el nailon o el PVC.

    ¿Dónde se produce mayor impacto ambiental?

    En todos los casos la mayor parte del impacto ambiental se produce durante la fabricación de la ropa (jersey 63 %, pantalón 65 %), es decir, desde la extracción de materiales hasta que sale de la fábrica. Le sigue la fase de uso (34 %), mucho más determinante en el impacto total que la distribución y la fase de gestión de residuos. Los tejidos sintéticos emiten microplásticos, pero la metodología de análisis de ciclo de vida no los cuantifica aún, porque no se disponen de suficientes datos.

    La consecuencia negativa más relevante durante la fabricación de la ropa es la toxicidad carcinogénica humana, que supone el 53 % del impacto total, pero también afecta al cambio climático, al agotamiento de recursos fósiles, al consumo de agua y al uso del suelo. 

    El cambio de la industria textil es clave para mejorar la sostenibilidad: lo ideal es diseñar los productos textiles pensando en que se puedan reciclar bien y que lo reciclado se pueda incorporar a los nuevos textiles que se fabriquen.

    ¿Sabes cuál es el tejido con más impacto ambiental de tu armario?

    Nuestro análisis de ciclo de vida muestra que, en el escenario habitual en España y 4 años de uso, las prendas de nailon son las que menos impacto ambiental generan. En el extremo contrario se sitúa el cuero, el tejido con mayor impacto ambiental de los analizados

    En el gráfico puedes ver cuántos años más, además de los 4 del estudio, hay que utilizar una prenda para que tenga el mismo impacto ambiental: por ejemplo, para que una prenda de cuero tenga menos impacto ambiental que una de nailon hay que usarla 24 años más.

    Impacto ambiental de los textiles_gráfico
    • Usar prendas que incorporan materiales reciclados mejora el impacto ambiental en torno al 11%. También puedes elegir alternativas sostenibles como el algodón ecológico, el cuero sintético o el poliéster biodegradable que suponen una reducción del impacto ambiental del 18%.
    • Además de priorizar tejidos más sostenibles, es importante elegir prendas poco teñidas, con pocos accesorios.
    • Pero lo que más reduce el impacto ambiental es alargar la vida útil de la prenda, sea del material que sea. Evitar la fast fashion, típica de prendas de baja calidad, hechas con frecuencia en tejidos sintéticos como el poliéster, que se deshechan pasada la temporada y no superan el año de uso, supone una mejora de un 148%. Y si alargas la vida de una prenda dos años más, por ejemplo, si en vez de los 4 años de referencia de nuestro estudio la usas 6 años, conseguirás disminuir el impacto ambiental un 16%.

    10 consejos para un armario sostenible   

    Consumir y usar ropa de forma responsable ayuda a la sostenibilidad del planeta. Por eso te damos diez consejos para mejorar el impacto ambiental de la ropa que compras, usas y desechas.

    1. Evita la fast fashion (moda rápida, barata y de baja calidad).
    2. Compra ropa de materiales sostenibles, como algodón ecológico o poliéster biodegradable.
    3. Usa la ropa más tiempo, cuanto más, mejor. Compra y vende ropa de segunda mano.
    4. Haz arreglos en la ropa cuando sea necesario.
    5. Compra prendas hechas con material reciclado.
    6. Deposita la ropa en contenedores adecuados cuando tengas que deshacerte de ella.
    7. Compra ropa hecha en Europa.
    8. Reduce la presencia de accesorios como cremalleras o botones.
    9. Elige prendas no teñidas.
    10. Lava a baja temperatura (30 °C) o con agua fría.

    Una moda más sostenible, tarea de todos

    OCU en su constante preocupación por el medio ambiente pide a los 4 pilares de la industria textil algunos cambios para salvar el planeta:

    A los fabricantes

    • Hacer prendas más duraderas y que se reciclen con más facilidad.
    • Incorporar tejidos de materiales reciclados.
    • Producir cerca de los potenciales consumidores para reducir transporte y generar puestos de trabajo locales.
    • Minimizar el impacto ambiental en la fase de producción.
    • Mantener la trazabilidad de sus productos para facilitar información fiable a los consumidores.
    • Garantizar el respeto de los derechos humanos y unas condiciones laborales dignas en toda la cadena de producción, incluso fuera de la UE.

    A las tiendas de ropa

    • Evitar campañas que promuevan la moda rápida, que se usa y se tira al final de la temporada.
    • Educar en un consumo responsable y explorar otras formas de negocio que no se basen solo en poner más ropa nueva a la venta.

    A las autoridades

    • Implantar la recogida selectiva en todos los municipios y garantizar un reciclaje efectivo.
    • Penalizar el uso de vertederos o la incineración como salida de los residuos.
    • Explorar la incorporación en el precio venta del coste ambiental para fomentar la producción de prendas de calidad, duraderas y sostenibles.

    A los consumidores

    • Comprar menos y escoger mejor.
    • Apostar por los productos locales, darle una oportunidad a la segunda mano y arreglar los desperfectos que se produzcan en la ropa y demás textiles.

    Miles de pequeños gestos pueden llegar a cambiar el mundo: da un paso más, 

    NOTICIAS RELACIONADAS

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    7,465FansMe gusta
    1,254SeguidoresSeguir
    367SeguidoresSeguir
    526SuscriptoresSuscribirte

    Últimas Noticias