22.5 C
Palma de Mallorca
lunes, octubre 3, 2022
Más

    “Habría sido muy difícil llegar a un acuerdo de paz con las FARC si no se emplea el sistema de justicia transicional”

    La paz de Colombia y el postconflicto

    En declaraciones a Baleares Sin Fronteras en la oficina consular de Palma de Mallorca, el Embajador colombiano recordó que en su país ya ha culminado el proceso de paz.
    Ahora- comentó- viene el momento del post conflicto que seguramente tardará de diez a quince años. “Es un proceso muy largo que busca eliminar las causas y los orígenes del conflicto. Esto requiere muchísima inversión en las zonas apartadas del país, como por ejemplo, atender a la población a la que el Estado nunca llegó”.

    Para el diplomático Alberto Furmanski, el plan del gobierno de Juan Manuel Santos apunta al sector educativo. No es casualidad, agrega, que en dos años el presupuesto en este sector se duplique respecto al que se destinaba para la defensa del país años atrás.

    La misión del Presidente colombiano es la de “pacificar el país a través de la educación”, y en esa línea se están dando importantes pasos como es el cese bilateral al fuego con el Ejército de Liberación Nacional, la otra guerrilla que junto a los desmovilizados de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FARC) han tenido en jaque al país durante más de cinco décadas de conflicto armado.

    Respecto a la impunidad de los crímenes de la guerrilla de la que habla el jefe de la oposición, concretamente del Centro Democrático y expresidente colombiano, Álvaro Uribe Vélez, que siempre ha asumido una postura crítica en los procedimientos utilizados y lo pactado con las FARC en los puntos firmados en La Habana, el Embajador se mostró en desacuerdo.

    “No comparto esa posición, en Colombia no hay impunidad. Se ha diseñado un sistema de justicia transicional para resolver el conflicto y se ha elaborado un marco para hacer justicia que está bien adelantado”, para añadir que “se han escogido seis jueces nacionales e internacionales para actuar sobre este conflicto. En el caso de sobre quiénes serán juzgados no hay duda de que son la mayoría de entre el 92 y 93 por ciento pertenecientes a esta guerrilla, los que estaban en las cárceles, milicianos, militares que han sido juzgados por abuso de autoridad y personas que directa o indirectamente han estado involucrados en el conflicto y tengan cuentas pendientes con la justicia”.

    El representante del gobierno colombiano en España, dijo que el sistema de justicia transicional exige un reconocimiento de los hechos, un perdón a las víctimas del conflicto y una explicación certera de cada uno de los delitos que salgan a la luz pública.

    En los casos en los que exista un delito político habrá amnistía, pero los que revistan mayor gravedad se procederá a pagar la pena con este sistema de justicia de tres, cinco y hasta ocho años en las zonas donde los guerrilleros estén recluidos, además de ofrecer perdón y olvido, tienen que entregar los bienes que fueron obtenidos ilegalmente durante el propio conflicto.

    Incidiendo en las críticas de los grupos opositores al gobierno y un elevado porcentaje de la opinión pública que puso de manifiesto hace un año en la consulta popular del “Sí” o el “No”, su desaprobación a los acuerdos firmados en Cuba, Alberto Furmanski reconoció que la justicia transicional no contempla las mismas penas que la justicia ordinaria, y por ende, a su criterio “hubiese sido muy difícil que un contingente tan grande de personas entraran en el sistema de justicia ordinaria, llegar a un acuerdo con las FARC habría sido complicado”.

    Consultado por este periódico sobre la sensación de división que hay en Colombia por los puntos pactados para lograr los acuerdos de paz y transcurridos doce meses que se impusiera el “no” en la consulta ciudadana, manifestó que tras ese resultado se tuvieron en cuenta todas las observaciones y comentarios que “no fueron pocos y se volvió a dialogar con la guerrilla llegando a firmar un nuevo acuerdo”, la diferencia- puntualiza- es que esos puntos modificados no se llevaron a votación popular, sino que se utilizó un mecanismo que está dentro de la Constitución que consistió en trasladarlo al Congreso, que tiene la vocería de toda la nación y allí fue aprobado por unanimidad.

    Furmanski, que ejerce como Embajador en España desde hace dos años, recalcó que en Colombia las cifras de criminalidad se han reducido, los ataques de la guerrilla han decrecido notoriamente manifestándose, por ejemplo, en las cifras que maneja el Hospital Militar, que anteriormente atendía bastantes soldados, hoy por hoy no hay uniformados heridos por el conflicto.

    “Entendemos que la marca de la guerra deje sus heridas, no hay colombiano que directa o indirectamente haya sufrido las secuelas del conflicto armado, hay gente que ha tenido que abandonar el país, no es fácil perdonar muchas de las cosas negativas que las guerras trae”.

    Sin embargo, “debemos reconocer que la comunidad internacional es la primera que ha aplaudido este proceso de paz que se demuestra con el Premio Nobel de Paz concedido al Presidente Juan Manuel Santos”.

    Dentro de las afirmaciones a este periódico, el diplomático destacó el respaldo de España en el proceso de paz, e incluso, los militares de ese país en el contingente de las Naciones Unidas que tuvieron una participación directa en la entrega de armas de las FARC.

    Acerca de los resultados de las elecciones para Presidente y Congreso de mayo de 2018, Furmanski dijo que cualquiera que sea el resultado “es difícil que se eche por la borda lo que se ha avanzado con la paz, la reducción de índices de criminalidad y el crecimiento de la inversión extranjera. Será imposible que el país reverse con políticas que vayan en contra de lo que se ha hecho hasta el momento”, adicionalmente, “no hay un proceso de paz que haya tenido la entrega de armas como se ha hecho en Colombia y eso demuestra una voluntad de terminar con un conflicto que nos ha marcado durante décadas”.

    Turismo en avanzada

    Entre Baleares y Colombia existe una coyuntura importante, el turismo está de segundo en el ranking de importancia para el avance de la economía del país. Recientemente, el Embajador de la nación sudamericana en España, Alberto Furmanski estuvo de visita protocolaría en Palma, donde se reunió con las autoridades de la Isla y representantes hoteleros, a quienes expuso en la sede de la Cámara de Comercio de Mallorca la oferta que existe en los diferentes lugares de Colombia para emprender nuevos proyectos empresariales.

    Los niveles de turismo en Colombia se están incrementando ostensiblemente. El año pasado la cifra sobrepasó los cinco millones de visitantes, y se prevé que para este 2017 aumente en un millón más. En el 2024, las proyecciones de ProColombia se elevan a entre 12 y 14 millones de turistas, en esa línea, el diplomático explicó a este periódico que existe nuevos puntos de la geografía colombiana para ofrecer a los inversores de Baleares.

    En estos momentos la cadena hotelera de mayor solidez en Colombia es la NH, que no es de esta región. No obstante, existe la posibilidad, según Furmanski, una fusión de esa compañía hotelera con el Grupo Barceló. De otro lado, la Cadena Melia estuvo en Pereira y Medellín administrando dos hoteles y en este momento tiene adelantado un proyecto con grupos inversores para poner en marcha tres nuevos hoteles en Bogotá, Medellín y en la costa atlántica entre Cartagena y Barranquilla.

    De la misma forma recordó que el grupo Iberostart adquirió una propiedad en Cartagena en donde aún no ha construido, están pendiente de hacerlo. Finalmente existen otras firmas hoteleras pequeñas interesadas en invertir en Colombia, especialmente con la coyuntura económica de la exención de impuestos y demás ventajas tributarias para el desarrollo turístico en ciudades de menos de doscientos mil habitantes.

    En otro orden de cosas, el representante oficial destacó la voluntad de integración de los más de cuatrocientos mil colombianos residentes en España de los cuales la mitad tiene doble nacionalidad. Centenares se encuentran trabajando en diferentes sectores y su importante apoyo con el envío de divisas al país es fundamental.

    Los números dicen que Colombia recibe cinco mil millones de dólares al año de sus connacionales residentes en el extranjero.

    NOTICIAS RELACIONADAS

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    7,465FansMe gusta
    1,254SeguidoresSeguir
    361SeguidoresSeguir
    526SuscriptoresSuscribirte

    Últimas Noticias